Domingo 29 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Aroma café y pasión

Recetas únicas, tradicionales y hechas con mucho amor llegaron a Bucaramanga para conquistar el paladar de los santandereanos, gracias a Aroma Café y Pasión.

Comparta este artículo ›

Esta microempresa, que funciona desde 2011, combina el dulce de los pasteles con el delicioso aroma y sabor del café colombiano, sin dejar de lado los productos frescos, naturales y saludables.

Viviana Velásquez Franco, junto a su esposo, el santandereano Juan Carlos Fuentes, son los encargados de darle vida a esta idea de negocio que tiene como objetivo brindarle una experiencia diferente a sus clientes.

“A mí siempre me apasionó la pastelería y cuando a mi esposo lo trasladaron para Bucaramanga abrí un pequeño negocio con una línea de 26 pasteles. Luego decidí estudiar pastelería, y tras graduarme creamos ‘Aroma café y pasión’, que antes se llamaba ‘Dulce paladar’”, explicó Velásquez Franco.

Actualmente cuenta con 32 líneas de postres, además de hojaldras, bebidas refrescantes de fruta y el tradicional café. Sus precios oscilan entre los $3 mil 500 y los $6 mil.

El establecimiento está ubicado sobre calle 31 N° 31 - 14, en el barrio La Aurora de Bucaramanga y la atención al público es de lunes a sábado de 8:00 a.m. a 8:00 p.m.

Aroma café y pasión también ofrece servicios especiales para eventos empresariales, celebraciones temáticas, desayunos y onces.

“Queremos que nuestros clientes vivan una experiencia diferente a la hora de degustar un pastel o un café. Por eso los invitamos para que nos dejen atenderlos con cariño”, agregó la mujer.

Puede conocer más acerca de esta microempresa a través de Instagram en la cuenta @aromacafeypasion o hacer sus pedidos al número 3014530606.

Publicidad
Publicada por: VALESCA ALVARADO RÍOS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.