Domingo 08 de Enero de 2017 - 12:01 AM

Praxis quiere llevar el inglés más allá de las clases

Praxis English cumplió 23 años de trayectoria en Bucaramanga. Esta es la historia de una de las empresas del sector que más se ha sostenido, en un negocio en el que la informalidad también entró a competir.

Comparta este artículo ›

Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
Lo que empezó como una academia de inglés que contaba con tan solo siete empleados hoy es un instituto que genera más de 170 empleos para la región, en sus tres sedes en Bucaramanga y en Barrancabermeja.
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL )
Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
Desde hace seis años, la academia opera en Barrancabermeja, con el objetivo de expandirse a otros municipios con crecimiento e importancia estratégica para el departamento.
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL )
Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
Desde muy temprana edad, los niños también pueden aprender inglés en la academia, con los cursos de Playground que desarrolló Praxis, cuya enseñanza es especializada para los más pequeños.
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL )

Tener módulos y materiales que desarrollan temáticas de National Geographic, los cuales apoyan la enseñanza del inglés, pero además motivan a los estudiantes a pensar con conciencia sobre las situaciones reales de la vida misma y de la conservación del planeta, con discusiones y soluciones reales, hace parte del material Impact que han escogido este año los expertos de la Academia de Inglés Praxis para apoyar la enseñanza de la lengua extranjera.

Y esa es la visión que tiene Jorge Pertuz, gerente de Praxis, en la que constantemente trabaja junto a su equipo, para innovar en este negocio, que para él y los docentes del instituto, se ha convertido en una pasión que los ha llevado a certificar a cientos de estudiantes en diferentes niveles de inglés.

Praxis es una de las empresas educativas con más trayectoria en la región, y ha visto cómo academias de su misma índole se han retirado paulatinamente, en un negocio con una competencia reñida entre los institutos certificados y los de garaje, así como la enseñanza del inglés en las universidades, donde muchas veces se deja a un lado la calidad del aprendizaje, para convertirse en un requisito de graduación.

Crisis y oportunidades

Pertuz habla sin tapujos y reconoce que, económicamente, el país está atravesando momentos de crisis. Asegura que en los 23 años que lleva con la empresa, 2016 fue el más duro, incluso por encima de la crisis de finales de los 90 y de 2008, que también golpearon las finanzas de las compañías. Sin embargo, asegura que lo ve como un tema de percepción, ya que fueron muchos los interesados que pospusieron su decisión de empezar a aprender inglés, debibo a su incertidumbre laboral. Pese a ello, es a las crisis a las que les debe que su empresa siga en firme tras más de dos décadas, con metas cada vez más elevadas.

La academia nació en 1994, y a principios de la década de los 90 ya se marcaba la importancia de que los profesionales del país aprendieran el idioma, para tener nuevas oportunidades laborales en el exterior. En Bucaramanga, las academias se contaban con la mano. Solo había seis que funcionaban con los requisitos que, para la época, las certificaban como educación no formal.

La Ciudad Bonita era entonces una excelente plaza para atraer estudiantes, ya que era una capital de importancia educativa, con instituciones de calidad, que concentraba además jóvenes de otras regiones como la Costa y el interior del país, que cursaban sus estudios tanto de bachillerato como universitarios.

Tras formarse como administrador de empresas en Brasil y trabajar como empleado de otra academia de inglés que buscaba expandirse en el país, Pertuz llegó a Bucaramanga, con el objetivo de abrir una sede adicional de dicha empresa, con el beneficio de ser uno de los socios del negocio.

La academia, cuya sede se estableció en el mismo lugar donde actualmente se ubica, sobre la calle 54 con carrera 31, empezó a funcionar con siete personas. Hoy, son 170 los empleos, tanto directos como indirectos, que genera el instituto, con tres sedes en Bucaramanga y una en Barrancabermeja, incluyendo el instituto de inglés especializado para niños, Playground.

El deseo de Pertuz por resaltar e invertir en la calidad del aprendizaje lo llevó a adquirir la totalidad de la sociedad desde 2005. Hoy, la expansión de la academia se ha dado gracias a que docentes de trayectoria son socios y aliados de la institución. Gracias a esta perspectiva, Pertuz asegura que el 80% de la planta docente de la entidad está certificada en inglés C1, un grado muy superior que avala la enseñanza del idioma y no solamente el dominio de la lengua extranjera.

Sin embargo, las inversiones no solo se han dado en el capital humano, las certificaciones en calidad también han sido muy importantes, siendo la primera institución de su género que recibió las certificaciones de calidad en educación para el trabajo y el desarrollo humano de la región.

Asimismo, es aliada de entidades como Bristish Council, Cambridge University Press, Oxford Unersity Press, y sus lineamientos de enseñanza responden al Marco Común Europeo.

Precisamente, responder a este último punto ha sido uno de los desafíos empresariales y de enseñanza más importantes por los que atravesó la academia, ya que hace más de dos décadas, en el país, los institutos de enseñanza de idiomas no tenían ninguna regulación o referente con el que se pudiera certificar la calidad de esa enseñanza. Fue hacia 2006 que el Gobierno reglamentó la enseñanza y obligó a que los institutos se alinearan con las directrices del Marco Común Europeo. Lo que llevó a Praxis a un arduo trabajo para que sus estándares cumplieran con las normativas internacionales. Asimismo, se estableció la clasificación de los diferentes dominios del idioma, como A2, B1, B2, C1 y C2.

“El cambio fue tal que yo mismo terminé quemando los libros con que veníamos enseñando anteriormente. Tras ello, decidimos enseñar bajo la metodología Cambridge. Tuvimos la gran fortuna de contar con excelentes profesores recién salidos de la carrera de Licenciatura de Idiomas de la UIS, que salían muy bien preparados. Todos ellos ayudaron a mejorar el programa de inglés de Praxis y a que esté en continúa evolución, siempre pensando en que esto es algo vivo, y tener buenos docentes ayuda a que el proceso sea más crítico y exigente”, dijo Pertuz.

Además de continuar con la expansión de sus sedes en municipios como San Gil y Socorro, que se han vuelto nichos importantes de mercado, y donde posiblemente se abrirán sedes adicionales de la academia, Jorge Pertuz anhela que las academias e institutos de inglés certificados y formales del país se agremien, para lograr estándares académicos mucho más altos y conformar redes de trabajo que compartan conocimientos en los procesos de enseñanza, para que estén a la altura de los estándares internacionales.

Publicidad
Publicada por: DIANA C. LEÓN DURÁN
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.