Domingo 22 de Enero de 2017 - 12:01 AM

La innovación en negocios, un lema de pies a cabeza

Zapaterapia nació como una idea para cubrir las necesidades de las personas que padecen diabetes. Hoy, con su línea comercial, ha incursionado en zapatos para el público en general.

Comparta este artículo ›

César Florez/ VANGUARDIA LIBERAL
La empresa es mayorista de algunas comercializadoras de calzado del país; adicionalmente, cuenta con una tienda propia en Bucaramanga.
(Foto: César Florez/ VANGUARDIA LIBERAL)
/ VANGUARDIA LIBERAL
Para el gremio, la mejor temporada del año se vive en mayo, fecha en la que se celebra el Día de la Madre.
(Foto: / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
Tras lanzar una línea para quienes padecen diabetes, Zapaterapia diseñó una línea comercial para quienes buscan comodidad y diseño y no padecen esa enfermedad.
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
Los zapatos son producidos con plantillas en gel, lo que le proporciona mayor confort al pie.
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL)

Lograr una línea adicional que le abriera las posibilidades para que el negocio de su padre siguiera creciendo llevó a Johanna Angarita Gómez a una incesante búsqueda de nuevas alternativas en la fabricación de calzado.

La búsqueda para ella fue exitosa. De la mano de sus proveedores de software, pudo aplicar un novedoso sistema que se estaba abriendo en el mercado: la fabricación de plantillas para pie diabético.

Sin embargo, para hacer posible dicha fabricación, tuvieron que empezar prácticamente de cero, retomando la experiencia de la empresa familiar que ya había tenido su padre, quien había pasado de ser fabricante de calzado a ser productor de suelas y tacones.

Con el proceso en firme y el software para la producción de plantillas ortopédicas adecuado, la tarea empezó por buscar el aval científico del calzado, ya que hasta ese momento, no había ninguna empresa en Bucaramanga que los produjera teniendo en cuenta estas características.

“No era fácil, porque es más que todo un tema de investigación y de tener el aval de profesionales en la salud. Empezamos a producir las plantillas en gel, y posteriormente desarrollamos totalmente el zapato para diabéticos. En Bucaramanga ya se habían hecho algunos intentos, pero realmente nadie había desarrollado una línea propia. Buscamos a la Sociedad Santandereana de Diabéticos, se le presentaban los prototipos, ellos los corregían, hasta que se definió cuál era el zapato ideal y que el director de la sociedad recomendaría”, dijo Angarita Gómez.

Por el tamaño del mercado, la empresa ha sorteado las dificultades de tener una producción limitada, cuyas ventas son dirigidas a tiendas boutique, a lo que se suma el hecho de que también las ventas van más allá de la oferta y la demanda, y llegar a hacer pedagogía no solo del tema de la diabetes, sino también del cuidado de los pies, especialmente para las mujeres que acostumbran a usar tacones de gran altura.

“El asunto es que hay muchas personas diabéticas que no sienten la necesidad de tener un zapato para diabético, y por eso no es tan comercial

Para complementar, creamos una línea de zapatos que fuera más comercial, enfocada hasta el momento en las mujeres que quieren verse bonitas, pero que al mismo tiempo quieren cuidar sus pies, o que tienen que trabajar mucho o caminar todo el día y no quieren verse mal arregladas, con un producto bonito y que le favorezca a su pie. Así que seguimos con el tema de diabéticos y también con el tema del zapato confort. Eate año vamos a lanzar la línea para hombres, teniendo en cuenta que no necesarisamente es un calzado para personas enfermas, sino para quienes quieren encontrar en un un par de zapatos mucha comodidad, pero al mismo tiempo moda y diseño”, dijo la empresaria.

Actualmente, la empresa cuenta con su propia tienda en Bucaramanga, y es mayorista para otras comercializadoras de calzado como Parissoto. Su mayor cliente es Caprino, que cuenta con tiendas en Bogotá y Medellín.

Los zapatos para diabéticos están diseñados pensando en que las personas que padecen de esta enfermedad tienen problemas de circulación, especialmente en los pies, por lo que tienen poca sensibilidad. “Cualquier elemento que los roce, así sea un hilo, no lo sienten, así que pueden caminar todo el día sin darse cuenta de que se están lastimando el pie. Así que cuando se quitan el zapato encuentran que ya no es un ampolla, sino una úlcera que será dificilmente sanada, y esa laceración o úlcera puede terminar en la amputación de un pie; por eso es que estos zapatos no tienen costuras, con plantillas en gel, son en cuero, forrados en cuero, con suelas cómodas, pero por fuera los zapatos tienen que ser muy robustos, para que nada les vaya a lastimar el pie”, explicó Johanna.

Asimismo, la horma del calzado tiene que ser más ancha, para tratar las inflamaciones de los pies, añadió.

Uno de los mayores proyectos de la empresa es empezar a exportar con esta nueva línea de Zapaterapia. Algunas decenas de pares se han vendido en el exterior, gracias a clientes que visitan el país y que deciden llevar el calzado para vender, como por ejemplo México, donde han tenido buena acogida.

“Asimismo, la idea es que la gente se eduque desde temprano, de no abusar de sus pies para luego tener que acudir a medidas extremas, usando un zapato que no lesione además las rodillas y hasta la columna”, indicó la gerente.

Adicionalmente, la emprendedora espera incursionar este año con el comercio electrónico.

Respecto al sector del calzado en general, hay buenas expectativas por la reducción del conbrabando, sin embargo, asegura que los mayores problemas de la industria están en la competencia desleal que se vive en el gremio, ya que los precios a los que se comercializan algunos zapatos son irrisorios y no responden a procesos legales de producción. “El cliente decide finalmente comprar a un menor precio, sin tener en cuenta que está afectando a una gran cantidad de personas, con el agravante de que el producto fianal es un producto de mala calidad”, dijo la empresaria.

Publicidad
Publicada por: DIANA C. LEÓN DURÁN
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.