Domingo 29 de Enero de 2017 - 12:01 AM

Una Fonda Paisa con sabor y sazón santandereanos

Este restaurante cuenta con una experiencia de cuatro décadas, tiempo que le ha permitido fortalecer el trabajo y brindar cada día un mejor servicio a sus clientes, quienes lo siguen prefiriendo para degustar la variedad de platos que ofrece.

Comparta este artículo ›

Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
Aunque La Fonda Paisa tenía un punto en Cabecera, este año no funcionará.
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
La Fonda Paisa de Lebrija cuenta con una réplica del Pueblito Paisa. Además, en este lugar, los clientes pueden disfrutar de una amplia zona verde, que incluye hamacas y juegos infantiles.
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL)

En Santander, la Fonda Paisa es reconocida por la preparación de platos típicos antioqueños; sin embargo, sus propietarios, Orlando Parra y su esposa, Flor María Pabón, son tan santandereanos como la revolucionaria comunera Manuela Beltrán.

Este reconocido restaurante se fundó en 1975. Abrió sus puertas con el nombre ‘Parador el Paisa’, pero a los pocos años, por razones de mercadeo y competencia con nombres similares, se llamó ‘La Fonda Paisa de Lebrija’.

Preparar y vender comida típica de una región ajena a la propia tendrá éxito, siempre y cuando se logren dos cosas: cocinar y tener la sazón perfecta, para que su sabor sea como el de allí.

Esta ha sido la clave del éxito de este reconocido restaurante, que inició en Lebrija siendo no solo un buen lugar para probar los mejores menús de la comida antioqueña, y también de la santandereana, sino para escapar de la ciudad. Además, con la pequeña réplica del Pueblito Paisa que hay allí, sus visitantes pueden estar más cerca de la cultura de los antioqueños.

Más cerca

Lebrija fue, durante muchos años, su único punto de servicio; sin embargo, dice Diego Fabián Parra Pabón, gerente de Mercadeo de La Fonda Paisa y socio, debido a los cambios sociales que se presentaron alrededor de 1995, se empezó a contemplar la idea de una nueva sucursal, más cercana a la ciudad.

Tras estudios y búsquedas de potenciales sitios para la ubicación de la nueva sede, se determinó que el área de Floridablanca, en la vía a Piedecuesta, tenía un alto grado de posibilidad de éxito, explica Diego Fabián.

Fue así como el 28 de febrero de 1997, el restaurante inauguró la segunda sede propia: La Fonda Paisa, Florida.

Pero los crecimientos del restaurante no fueron únicamente en nuevos lugares, también en sus platos, ya que además de la comida típica antioqueña y santandereana, ofrece una variedad de carnes, pescados y mariscos, pastas, hamburguesas, pinchos, patacones, ensaladas y menús infantiles, entre otros. Adicionalmente, atienden eventos empresariales y familiares.

Actualmente, este punto se encuentra en un proceso de remodelación, que incluye cambios en la infraestructura y la modernización del lugar.

Servicios adicionales

Debido a la demanda, la aceptación y el éxito que tuvieron en la atención de diferentes tipos de eventos sociales, la familia Parra Pabón decidió, en el 2004, consolidar La Fonda Paisa Alquileres, para cualquier tipo de reunión.

Para quienes buscan una línea más fina y exclusiva, se creó la marca Majesto Alquiler, una línea de menaje, enseres, mesas, sillas, manteles y cristalería.

Publicidad
Publicada por: LUISA FERNANDA RUIZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.