Domingo 19 de Febrero de 2017 - 12:01 AM

Foto Vanegas, más de 50 años de tradición e innovación tecnológica

La empresa es especialista en fotografía para bodas, quince años, grados, primeras comuniones y bautizos, así como en impresión en gran formato, estudios especializados e innovación en los productos.

Comparta este artículo ›

Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL
La experiencia de Ramiro Vanegas en la fotografía y las nuevas ideas de su hijo Ramiro, sumadas al trabajo de toda la familia, han permitido que el negocio supere las etapas de transición tecnológica.
(Foto: Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández/ VANGUARDIA LIBERAL
El negocio principal sigue siendo el que Ramiro Vanegas inició hace 50 años, reconocido por la calidad del servicio y los productos.
(Foto: Fabián Hernández/ VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL
La calidad en la impresión ha sido clave para mantener la fidelidad de los clientes.
(Foto: Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL
Equipos de última tecnología han sido adquiridos para cumplir con los requerimientos de los clientes.
(Foto: Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
Una de las especialidades son las fotografías en gran formato de impresión, para diferentes eventos sociales o empresariales.
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL)

Ramiro Vanegas, propietario de Foto Vanegas, ha sido, desde muy joven, un apasionado por la fotografía. Su carrera inició como reportero gráfico, hace más de 50 años, cuando dedicaba su tiempo a capturar imágenes de los acontecimientos más importantes de la ciudad, para venderlas a esta casa editorial, en donde aún se le recuerda.

La reportería la alternaba con las fotografías sociales, que en ese entonces daban muy buenas ganancias, según relata Emperatriz Navas Pinto, esposa de Ramiro. “Desde que lo conocí, llevaba una cámara con él. Recorría la ciudad tomando fotos, iba a los eventos sociales y hacía fotocine en los pasajes comerciales”, relató Empera, como de cariño la llaman sus clientes.

Inició en un pequeño local en un tercer piso en el centro de Bucaramanga, en donde tenía un estudio. Tomaba fotos para documentos, fotos familiares y de primeras comuniones, que eran las que generaban mayor venta.

Luego de un par de años, los buenos resultados del negocio le dieron la posibilidad de comprar un local de tres pisos, en donde está ubicado actualmente. Poco a poco, ampliaron la oferta de productos, innovando en materiales, presentación y formatos.

“Ramiro siempre ha sido exigente con su trabajo, tanto con la calidad del producto como con el servicio a los clientes, eso nos fue dando reconocimiento, lo que generaba mayores ventas. Tuvimos que contratar más empleados, a quienes se les dotaba con el equipo fotográfico y se les dictaba un curso de fotografía, así como de buenos modales. Para mi esposo, la presentación personal, como la buena educación, han sido pilares fundamentales en el negocio. Un cliente satisfecho es un cliente seguro y una excelente referencia para clientes nuevos”, comenta Empera.

La competencia era cada vez más fuerte en fotografías de estudio y en ambientes abiertos. “Los negocios requieren 50 % calidad y 50 % innovación, para lo cual se requiere inversión. En nuestro caso, renovando los equipos fotográficos y de revelado, para brindar nitidez y buen registro de color. El negocio ya no era la venta de rollos ni el revelado. Así que empezamos a ofrecer marcos y portarretratos en diferentes materiales, como un valor agregado, así como paquetes para eventos, rapidez en los tiempos de entrega, entre otros” cuenta.

De análoga a la digital

El paso de la fotografía análoga a la digital causó un gran impacto en el mercado. Muchos de los negocios como el de Ramiro, dedicados a la venta de rollos, cámaras y revelado en blanco y negro y a color, se vieron en la obligación de cerrar, porque las ganancias no daban para su sostenimiento.

En el caso de Foto Vanegas, el cambio se fue dando gradualmente. “Nuestros hijos involucrados en el negocio fueron claves en esta transición. Son de otra generación, así que traían nuevas ideas, proyectos, materiales y tecnología que nos permitió atender las necesidades que demandaban los clientes”, anotó.

Para el revelado e impresión, se adquirieron máquinas especiales como plotters para retablos, pendones, impresión para adhesivos, murales, lienzos, entre otros.

Fotodocumentos, estudios fotográficos especializados, fotografías para bebés; eventos especiales como bodas, aniversarios, quince años, grados, primeras comuniones y bautizos; impresiones en gran formato, fototarjetas, ‘photobooks’, fotollaveros, credenciales, mugs, camisetas, fotocalendarios, retablos, pendones, vallas, pasacalles, avisos, adhesivos, revistas, catálogos, folletos, carpetas y volantes hacen parte de los productos que ofrece Foto Vanegas.

“Ahora, con las facilidades que ofrece la tecnología, la mayoría de clientes toman sus fotos y las traen para hacer montajes e imprimir en diferentes tamaños y presentaciones. Sin embargo, aún son muchos quienes adquieren fotos de estudio, en el cual tenemos todo tipo de accesorios, dependiendo de la ocasión, paquetes promocionales para eventos empresariales o como fotoálbumes para bodas o el registro mes a mes hasta el año de los niños”, cuenta.

Servicios adicionales

Otro de los servicios que ofrece la marca Foto Vanegas es la corporación Corpotics, la cual ofrece cursos técnicos para clientes y estudiantes, liderada por Ramiro Vanegas hijo, quien, interesado en atraer más clientes, dicta capacitaciones permanentes en fotografía, diseño gráfico y publicidad. “Este espacio nos ha traído muy buenos resultados. Es dirigido por uno de mis seis hijos, quien enseña desde la historia de la fotografía, talleres, manejo de herramientas avanzadas para montajes y ampliación”, anotó Empera.

Publicidad
Publicada por: YENNY RODRÍGUEZ BARAJAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.