Domingo 30 de Abril de 2017 - 12:01 AM

Hotel Príncipe, entre tradición e innovación en el centro de la ciudad

Comparta este artículo ›

Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL
El Hotel Príncipe está ubicado en el centro de la ciudad, muy cerca los sectores bancario y comercial y del sector histórico y cultural de Bucaramanga.
(Foto: Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL
El personal está capacitado y siempre atento a facilitar los desplazamientos de los huéspedes, ofreciendo las indicaciones necesarias para su ubicación y conexión con agencias de viajes o servicios turisticos, cuando lo necesiten.
(Foto: Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL
En una amplia sala central, los clientes disfrutan de música ambiental, periódicos locales y nacionales, revistas, wifi gratis y televisión por cable, mientras degustan una bebida por cortesía de la casa.
(Foto: Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL
El hotel cuenta con habitaciones individuales, dobles y familiares, dotadas de todos los servicios, para la comodidad de los clientes.
(Foto: Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL
Las áreas comunes del hotel tienen un ambiente fresco, buena ventilación y mucha naturaleza.
(Foto: Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL
Desde las 6:00 a.m. hasta las 8:30 p.m. se ofrece el servicio de restaurante, cafetería y cena, para los huéspedes y el público en general.
(Foto: Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL)
La esencia del hotel es la satisfacción de las necesidades de los clientes, a partir de un servicio amable y cercano, haciéndolos sentir como en casa.

Según recuerda Luis Carlos Sarmiento Bretón, gerente del Hotel Príncipe, la historia del establecimiento inició en el año 1938, cuando su abuelo Pedro Bretón reunió el dinero necesario para comprar un pequeño hotel familiar con 12 habitaciones, ubicado en la calle 37 entre las carreras 16 y 17, en el centro de Bucaramanga.

“Luego de unos años, mi abuelo se casó con mi abuela Tulia, tuvieron tres hijos, Laura, Eliza y Joaquín, y juntos realizaban todas las labores del hotel, apoyados por dos o tres empleados que contrataron cuando la oferta así lo requirió”, relata Luis Carlos.

Años más tarde, Pedro falleció, quedando Tulia al frente del negocio, del cual no conocía mucho, pero que poco a poco fue aprendiendo y, luego, enseñando a los nuevos empleados.

“Según lo que me cuentan, fueron años difíciles para mi abuela. Con tres hijos pequeños, sin conocer mucho del negocio, pero con toda la energía, determinación y ganas para seguir adelante, se propuso como meta no dejar acabar el sueño de mi abuelo, y así fue”, recuerda Luis.

Más clientes

Como resultado del trabajo, la dedicación, el esfuerzo y el servicio a los clientes por parte de Tulia, sus hijos y el grupo de empleados, el hotel, poco a poco, fue ganando reconocimiento en la ciudad. Al aumentar el número de huéspedes, fue necesario trasladarse, para poder ofrecer más habitaciones, mejorando los servicios y el restaurante, que tenía una gran demanda, por el sabor casero de sus preparaciones con recetas de Tulia.

“Se compraron dos casas en la carrera 17 No. 37-69 para construir el nuevo hotel, en donde seguimos en la actualidad y en donde se han realizado varios cambios en la infraestructura, sin perder el estilo tradicional con el cual se creó ni el nombre, que hace referencia al buen trato a los clientes, como príncipes y princesas del negocio”, dice.

Uno de los fuertes del hotel Príncipe es el restaurante, que aún ofrece las recetas caseras de Tulia y está abierto al público en general.

Etapa de modernización

Ante la ausencia de la señora Tulia, en el 2012, Laura y su hijo Luis Carlos quedaron al frente del hotel, con el objetivo no solo de mantenerlo, sino de modernizar algunos de sus espacios y servicios, para ponerlos a la vanguardia de las necesidades de los huéspedes.

“Aunque siempre estuve pendiente del negocio familiar, estaba dedicado a trabajar en otras cosas. Soy ingeniero industrial y me desempeñaba en otras áreas, sin embargo, tomé la decisión de ponerme al frente del negocio y, a partir de ahí, he estado renovando algunos espacios y realizando cambios en los servicios que se ofrecen, sin perder la esencia que caracteriza al Hotel Príncipe, que es un espacio familiar de los años 70’”, cuenta.

El primer cambio fue la remodelación del lobby, haciéndolo más moderno, con una decoración al estilo vintage, y poco a poco, se renovaron las habitaciones y el restaurante. “La idea es mantener la filosofía y que la gente encuentre en el centro de la ciudad tranquilidad, comodidad y un oasis, en el que encuentre lo que necesita, en un ambiente tranquilo y familiar”.

La vegetación en las áreas comunes del hotel es una de sus características, que le dan a los espacios un estilo único y fresco.

Estrategias de mercado

El perfil de ocupación del Hotel Príncipe son turistas que están de paso; empresarios que llegan a la ciudad a hacer negocios en diferentes sectores, como el comercio; empleados de empresas o bancos que llegan a dictar conferencias o recibir capacitaciones, así como familias en temporada de vacaciones.

El administrador del hotel sabe que cada vez es más difícil la competencia con hoteles más grandes, modernos y que ofrecen infinidad de servicios y productos, pero conocen sus potencialidades y trabajan en ello.

“Nosotros no competimos con hoteles cinco estrellas, somos un hotel de gama media, y lo tenemos claro. Con el beneficio tributario, la oferta hotelera ha crecido en los últimos años más que la demanda y se han presentado muchas dificultades económicas, pero siempre hay oportunidades y estrategias que se pueden implementar para seguir en el mercado”, asegura Luis Carlos.

Entre las estrategias de mercado que se han ido implementando, está el uso de las nuevas tecnologías y las redes sociales. El hotel cuenta con su página web y de Facebook. Adicionalmente, se aprovechan los espacios para ofrecer otros servicios, como por ejemplo, salones para reuniones.

“Vamos a empezar a implementar algunas estrategias en conjunto con agencias de viajes aliadas, para fortalecer los visitantes, el turismo en la ciudad y los municipios aledaños, porque desde todos los sectores, apoyados con la Gobernación de Santander y entidades como Cotelco, Anato, Acodres, entre otros, debemos contribuir para el crecimiento económico de la ciudad y fortalecer nuestros negocios”, apunta Luis Carlos.

Publicidad
Publicada por: YENNY RODRÍGUEZ BARAJAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.