Domingo 07 de Mayo de 2017 - 12:01 AM

A Vestir Confecciones, expertos en identidad corporativa

Esta empresa santandereana, que inició confeccionando uniformes, ahora es una fábrica de prendas de vestir institucionales, con marca propia.

Comparta este artículo ›

Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
Un grupo de profesionales trabaja para ofrecer los productos y servicios de A Vestir Confecciones a los más de 500 clientes en Bucaramanga, Medellín, Bogotá, Aguachica, Barbosa, entre otras ciudades del país.
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL
El equipo de trabajo está en constante capacitación, para mejorar los procesos y los tiempos de entrega.
(Foto: Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL
Un equipo de expertos en moda asesora a los clientes, para garantizar su satisfacción con el producto.
(Foto: Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL
Maquinaria de última tecnología para mejorar los procesos en diseño y fabricación de prendas de vestir tiene la empresa.
(Foto: Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL
Un equipo de diseñadores está en constante capacitación, para ofrecer a los clientes lo último de la moda.
(Foto: Fabián Hernández/VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
La línea hogar ofrece prendas de vestir para toda la familia y productos como cojines, llaveros, entre otros.
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL)

A Vestir Confecciones es una empresa familiar que abrió sus puertas el 10 de enero del 2006. La idea nació de Raúl Moreno y Stiurlin Casanova, una pareja de novios estudiantes de administración de empresas y diseño, con muchos proyectos y aspiraciones, quienes al no tener muchas oportunidades laborales, decidieron crear su propio negocio.

Iniciaron vendiendo uniformes para colegios de Bucaramanga; luego, entraron a la línea de dotaciones para empresas, y ahora, tienen una empresa de diseño con marca propia.

“Somos una empresa auténtica que ofrece a sus clientes calidad, originalidad y variedad en las prendas de vestir. Utilizamos los mejores insumos y contamos con las habilidades, los conocimientos y la experiencia que nos han dado los años en el mercado”, afirma Raúl.

Punto de partida

Con tres máquinas de confección y muchas ganas de trabajar, Raúl y Stiurlin, ahora esposos, emprendieron su negocio. Con poco o nada de experiencia en las confecciones, pero con las ganas de aprender y hacer bien las cosas, trabajaron junto con otra empresa, confeccionando uniformes durante un año, y luego empezaron a trabajar solos.

“El nombre se dio por una estrategia publicitaria. Queríamos ser los primeros en el directorio telefónico; por eso, nos llamamos A Vestir Confecciones, que inició como una pequeña empresa que fabricaba uniformes para un colegio, luego dos y así, poco a poco, aumentamos la lista de clientes, no solo en educación, sino empresariales”.

Identidad corporativa

Con el pasar el tiempo, la empresa, ubicada en la calle 26 No. 1-58 del barrio La Feria, ha mejorado sus procesos y maquinaria, enfocada en el profesionalismo de la línea de confección, siendo creadores de moda empresarial, desde la asesoría de imagen corporativa para cada empresa, con diseños innovadores, hasta la entrega completa del producto terminado de alta calidad.

Hoy por hoy, A Vestir Confecciones ha obtenido el reconocimiento y la confianza de grandes empresas santandereanas y a nivel nacional, destacándose por sus diseños originales, calidad en sus productos y puntualidad de entrega.

“Al darnos cuenta de que los clientes se sentían a gusto con los detalles originales que le adicionábamos a las prendas, decidimos empezar a diseñar y brindar el servicio completo. Es decir, no es solo hacer uniformes, sino diseñarlos, dependiendo de sus necesidades e identidad corporativa”, comenta Raúl.

La empresa cuenta con un grupo de asesores y expertos en diseño y moda, quienes a partir del sector económico de la empresa, el clima al que están expuestos los trabajadores, las actividades que realizan, los colores que los identifican, entre otros factores, diseñan el vestuario institucional.

“Estamos en constante capacitación en todas las áreas: diseño, estampado, bordados, para ser competitivos. Iniciamos con máquinas bordadoras y de estampación manual. Ahora, tenemos digitales industriales. Siempre estamos en búsqueda de ser los mejores”, dice.

Marca propia

Adicionalmente, A Vestir Confecciones tiene una línea de prendas para el hogar, una línea publicitaria y una línea de ropa masculina recién lanzada, bajo el nombre Stich.

“Gracias a todos los que han creído en nuestra marca, hemos crecido como empresa, lo que nos motiva a hacer nuevas cosas, confiando en nuestros productos. Sabemos que no somos la única empresa dedicada a las confecciones, pero sí estamos enfocados a ser los mejores”, afirma Raúl.

A partir de un estudio de mercadeo sobre las tendencias de vestir en moda masculina, nació Stich, una línea de ropa moderna que resalta la belleza del hombre, que cada vez se preocupa más por su cuidado personal y la buena presentación en su vestir formal e informal. Además, se tiene proyectada una línea femenina.

Para Raúl y su esposa, el éxito de las empresas radica en tener claro lo que se tiene, persistir para lograr los objetivos, creer en el producto o servicio que se ofrece y tener visión para seguir creciendo.

“En Santander, el mercado de las confecciones está muy olvidado, pero esa no es una excusa para no lograr lo que se quiere. El éxito es buscar los espacios, invertir, participar de los eventos regionales y nacionales para buscar opciones de crecer en clientes e innovar en los procesos para estar a la vanguardia del mercado y buscar el apoyo de las instituciones, como la Gobernación y la Cámara de comercio, para desarrollar nuevos proyectos y seguir creciendo”, asegura el empresario.

Publicidad
Publicada por: YENNY RODRÍGUEZ BARAJAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.