Domingo 18 de Junio de 2017 - 12:01 AM

Sadda: centrada en crecer, mejorar y mantenerse

Esta empresa santandereana, creada hace 22 años, tiene tres líneas de ropa: Soprt fit, More fit y Lolos. Sus diseños han logrado comercializarse en el ámbito nacional e internacional.

Comparta este artículo ›

Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Lolos, marca de verano, constantemente está lanzando nuevos diseños.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
En
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Además de los 37 trabajadores que hay en Sadda, 60 mujeres más hacen trabajos indirectos para la empresa, relacionadas con la confección.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Las telas utilizadas en las prendas de Sport fit son 100% colombianas y tienen protección UV.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Julián Díaz Zambrano y Claudia Cordero Chaín son los encargados de los diseños de Sport fit, Lolos y More fit (+ fit).
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)

Para Claudia Cordero Chaín, Wilson Cordero Chaín y Julián Díaz Zambrano el objetivo con Sadda es crecer, mejorar y mantenerse.

No ha sido un proceso fácil, pero sí satisfactorio que los lleva por el camino empresarial, con una experiencia de 22 años, que les ha permitido posicionarse tanto en el mercado nacional como internacional con tres marcas: Sport fit, More fit (+ fit) y Lolos.

“El proyecto lo inició Claudia, cuando decidió dedicarse a la confección. Arrancó con una pequeña producción, confeccionaba ropa deportiva para sus amigas y lo hacía en un taller que estaba ubicado en una casa, donde tenía una mesa en la que realizaba los cortes de tela y fabricaba, sin pensar en ser una marca”, cuenta Julián.

Con el pasar de los años sus diseños tenían mayor demanda, esto llevó a que en Sadda se convirtiera en una empresa de confección y comercialización de ropa. Allí nació la primera marca: Sport fit, una línea económica de ropa deportiva, que se distribuye únicamente en almacenes de cadena.

Nuevos integrantes

Años después a la empresa se vinculó Wilson, hermano de Claudia, y Julián. El primero aportó sus conocimientos administrativos a la consolidación del negocio y masificación de la marca; por su parte, Julián trajo nuevas propuestas para innovar en los productos que ofrecían, fue cuando crearon Lolos, una línea de ropa masculina para verano.

“Tras una investigación de mercado nos dimos cuenta que no había una marca de verano para hombre, ni siquiera en Latinoamérica, porque la moda era feminista y no le da espacio al hombre para generar un look y así nació Lolos, con una propuesta nueva en bermudas, pantalonetas, camisetas, sudaderas de playa y bañadores”, dice Julián, al agregar que la línea nació para ser comercializada en el exterior.

“La marca comenzó exportando sólo ropa de verano masculina; sin embargo, por la demanda de las mujeres a este tipo moda, decidimos explorar un nuevo nicho de mercado dirigido a ellas. Hicimos un pequeño experimento y lo presentamos oficialmente (seis meses de creada la marca) en el Santander Fashion Week”, recuerda el empresario.

Rápidamente se dieron cuenta que los clientes buscan exclusividad, por eso en sus colecciones sólo diseñan máximo cinco modelos con los mismo estampados.

Una nueva línea

El mercado siempre quiere más. El estilo de vida fitness se consolidó como tendencia, pero se necesita originalidad, calidad y buenos precios para sobresalir, así que Claudia, Wilson y Julián decidieron traer una nueva línea. Si bien no era difícil, pues ya tenían la experiencia con Sport fit, si sabían que tenía que ser diferente.

Sadda utiliza materia prima 100% colombiana, las cuales tienen gran tecnología, con protección UV, ayudan a la transpiración, tienen mayor elongación y son fabricadas con poliéster reciclado.

“Entonces, con esas buenas telas que funcionan para el gimnasio, diseñamos looks de entrenamiento bajo el slogan de More life (+life) y así nació una nueva historia empresarial”, recuerda Julián.

Ya con la experiencia de Lolos, los empresarios comercializaban la marca dentro y fuera del país, donde tuvieron gran aceptación, “a excepción de Miami, donde a pesar de gustar los diseños y telas, el slogan de More life las personas lo asociaban con ‘más vida al VIH positivo’ y pensaban que era una marca a favor de la personas con el virus”, afirma el empresario.

Por decisión empresarial conservaron el nombre y el slogan, y sus clientes extranjeros la aceptaron; pero admiten que parte del aprendizaje “es que al querer ser internacional, muchas veces se toman iniciativas aisladas, sin saber qué pasa alrededor o cómo puede afectar el entorno”.

La marca ha logrado un posicionamiento nacional e internacional y el trabajo es día a día, “decidimos que nuestras tiendas se llamen More life y dentro de ellas encuentras un espacio de Lolos”, anotan.

Una apuesta exitosa

en el exterior

Desde el inicio Claudia, Wilson y Julián sabían que querían vender sus diseños en el exterior, esto debían lograrlo con un producto diferente e innovador. Hoy exportan a Australia, Miami, México, República Dominicana, Costa Rica, Guatemala, Brasil y Ecuador, entre otros países, y desde la página Web han vendido en Alemania y Dubái, comercializado a través de EON Group, empresa creada para las ventas fuera del país.

“Nuestra meta era apostarle a la exportación. Hay muchos países que tienen beneficios con los Tratados de Libre Comercio, TLC, y la Alianza del Pacífico, por lo que son mercados atractivos porque baja el precio del arancel, lo que nos hace más competitivos. Además, en el sector textil hay mayor beneficio cuando las telas son 100% colombianas o el producto utiliza hasta un 90% de insumos nacionales, y eso lo hemos conseguido nosotros al confeccionar con telas del país, cuya calidad es reconocida en el mundo”, afirman.

En el ámbito nacional tienen presencia a través de sus tiendas More life en Bucaramanga, Armenia, Cúcuta y Villavicencio.

Aunque saben que han logrado un éxito empresarial, su proyecto es lograr mantenerse económicamente estables, especialmente ahora que vivimos uno de los años más difíciles para el comercio: “Todos los años uno habla de querer crecer y como empresa se establece unas metas de aumento, pero en este 2017 hemos tenido que pensar en que si bien no lograremos crecer, si mantenernos. Este es un año complicado”.

Publicidad
Publicada por: LUISA FERNANDA RUIZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.