Domingo 02 de Julio de 2017 - 12:01 AM

Hadassa invierte en cada detalle del diseño

E

Comparta este artículo ›

Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Actualmente Hadassa elabora y diseña los accesorios en un taller propio y en otros cuatro satélites.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
En la regiónr, Hadassa le distribuye a la boutique Rosmary Moreno, Margarita Dimarco y Stazione Dimarco.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Esta marca de accesorios trabaja sus diseños en bronce y plata, con piedras de engaste, vidrio, swarovski, circones, perlas, piedras semipreciosas y ónix.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
A través de los años, asegura Margarita Fonseca, se ha dedicado a aprender nuevas técnicas de joyería.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)

Margarita Fonseca es santandereana y lleva más de 13 años de su vida dedicada al diseño y comercialización de accesorios femeninos.

Laboralmente siempre ha estado vinculada con el mundo de la moda. Inició junto a su hermana Martha, quien era propietaria del almacén de moda Bareque.

“Venía trabajando con mi hermana en una sociedad. Ella es diseñadora de moda, pero se fue para Estados Unidos y decidió cerrar la boutique, fue entonces cuando me fui para Barranquilla a tomarme un tiempo de descanso y hacer un balance, pues venía de una carga emocional”, cuenta Margarita.

En este receso profesional de su vida, la empresaria conoció el mundo del diseño de accesorios y la orfebrería, lo que la motivó a incursionar en un sector de la moda que, asegura, se ha convertido en el elemento más importante para todas las mujeres.

“Cerca de donde vivía había mucho empresario de textiles árabe, pero había uno especial de accesorios, con piedras importadas, llamó mucho mi atención y entré a conocerlo. Siempre visitaba este sitio, entonces un día el dueño me dijo que si quería aprender y le acepté la propuesta, empecé a armar collares tipo bisutería, los ofrecía a las conocidas y vi que empezó a gustar”, relata “Margara”, como la llaman sus amigos más cercanos.

El tiempo pasó y la empresaria volvió a radicarse en la capital santandereana. En su equipaje traía más que sus artículos personales: venía con su sueño empresarial, el que inició como un pequeño proyecto que con el tiempo y la perseverancia se ha convertido en una conocida marca de diseño, producción y comercialización de accesorios.

Caer para volver a levantarse

Margarita enfatiza que hacer empresa en Colombia no es tan fácil, “para lograrlo se necesitan grandes inversiones económicas y consolidación de un mercado al que no siempre es fácil entrar”.

Pero aun sabiendo esto, la diseñadora no ha dejado un sólo día en trabajar en lo que hace más 13 años se convirtió en su pasión, la que hoy la trasnocha cuando a su mente vienen nuevos diseños y más creaciones para su producción.

De nuevo en Bucaramanga, Margarita mostró su trabajo a sus familiares, amigas y conocidas. “En esas visitas me encontré a una amiga que me preguntó por qué no estudiaba joyería en el Sena, ya que veía que yo tenía talento. Me sonó la sugerencia que me hizo, busqué información y empecé a hacer cursos cortos en esta institución; al poco tiempo mi profesor me propuso hacer la carrera técnica y así obtuve este título”, relata orgullosa.

Una vez finalizó la carrera la ahora orfebre montó su propio almacén, “pero las cosas no funcionaron y cerré”, sostiene. Estos fracasos laborales aunque la desanimaron un poco, no la hicieron desistir de su sueño empresarial. Su negocio le permite mantener un pequeño taller y un equipo de colaboradores muy productivo, que la apoya en el trabajo de calado, enchapes, esmaltados, bisutería y armado a mano, entre otras tareas. “Nunca me quedé con lo que aprendí en el Sena, siempre me he rodeado con más colegas joyeros de quienes he aprendido nuevas técnicas”, sostiene.

A paso firme

Actualmente Hadassa se distribuye en Santander, Barranquilla, Bogotá y Medellín, a través de diferentes boutique de moda femenina y casas de diseño.

“Los diseños de Hadassa son exclusivos, únicamente produzco 12 piezas por diseño. Utilizo hilo, los entorcho, aplano, cada pieza es soldada, se enchapa en 24 quilates, se hace un lacado y la bisutería (colocar las piezas). Cada trabajo exige un tiempo. Sólo manejo colecciones en ciertas temporadas, aunque hay otras piezas que nunca se dejan de producir, que siempre están y son pedidas”, explica Margarita.

Los diseños de esta marca santandereana son elaborados en bronce y plata, con materiales nacionales, piedras de engaste, vidrio, swarovski, circones, perlas, piedras semipreciosas y ónix. “Estoy vinculada al núcleo Invest 5.0 de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, quienes nos están guiando para diseñar nuevas estrategias que nos permitan salir a las pasarelas de las grandes ferias de moda del país”, asegura.

Hadassa ha estado en pasarelas locales como el Corazón de la Moda, en Bucaramanga, y Moda y Belleza, en San Gil. Actualmente ‘alista su equipaje’ para presentarse en Bcapital, Bogotá Fashion Week y Cali Exposhow, donde dará a conocer la nueva colección. Por ahora Margarita continuará enfocada en el diseño y comercialización de sus productos, “todo lo que tiene que ver con la presentación del producto nuevo y diferente, para así llegar a más lugares”.

Publicidad
Publicada por: LUISA FERNANDA RUIZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.