Arangos Decoración es una empresa santandereana que combina tradición e innovación | Nuestros empresarios | Vanguardia.com
Domingo 08 de Octubre de 2017 - 12:01 AM

Arangos Decoración, tradición e innovación

Comparta este artículo ›

Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL
La empresa santandereana se dedicada a la creación de cómodos espacios habitables que reflejen la individualidad de sus clientes, marcando tendencias en estilos, colores, texturas, materiales y combinaciones.
(Foto: Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL
Arangos Decoraciones ofrece sofás, modulares, sillones y reclinables entre otras opciones con amplitud de alternativas en colores y texturas.
(Foto: Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL
Cuenta con una amplia gana de telas nacionales e importadas para darle a los espacios un ambiente único, personal y sofisticado.
(Foto: Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL
Una amplia gama en accesorios como iluminación, cortinas y persianas, entre otros, ofrecen para decorar espacios interiores y exteriores en el hogar o la oficina.
(Foto: Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández  /VANGUARDIA LIBERAL
Exóticas maderas son transformadas en obras de arte que ofrecen exclusividad, confort y placer.
(Foto: Fabián Hernández /VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL
Entre sus productos destacan exclusivas y versátiles líneas de muebles para exteriores, en madera de Teca, ratán sintético, polímeros de alta resistencia y ratán natural.
(Foto: Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL)
Mobiliario según las últimas tendencias de la moda y el estilo para crear espacios funcionales y elegantes, en los que predomine el confort.

Inés Lombana de Arango, escritora santandereana, apasionada por el arte y el buen gusto, recorrió por varios años el país dando a conocer sus obras. Trabajo que le daba muchas satisfacciones, pero pocos ingresos.

Decidió establecerse en Bucaramanga, y buscar otras opciones de trabajo que le permitiera cumplir con sus planes y ofrecerle a su familia la seguridad de un futuro mejor.

“Un conocido le comentó sobre la posibilidad de invertir en la importación de telas para el sector de las confecciones, que en esa época tenía muy buena salida y así poco a poco fue invirtiendo y ampliando el negocio que en un principio se llamó Centro Zar de Decoración, el cual, luego de varios años quedó en manos de mi padre Carlos Arango Lombana, quien con su talento y esfuerzo y de la mano de mi madre María Teresa de Arango, empezaron a importar de Estados Unidos telas más elaboradas. Lo que permitió ampliar el mercado, sin abandonar el sector de la confección”, cuenta Juan Carlos Arango González, gerente de la empresa.

El Centro Zar de Decoración, que luego se convirtió en Arangos Decoración, tuvo la primera sede en la casa materna, en donde se adaptó un espacio como bodega para las telas y otro para iniciar la fabricación de productos terminados como: cobertores de cama, cubrelechos, edredones y cojines decorativos, entre otros.

“Cuando ingresamos al sector de la decoración, se fueron incluyendo otros productos como accesorios, iluminación, persianas, toldos y parasoles, por lo que surgió la necesidad de ambientar los espacios, es decir, tener un lugar para exhibir los productos”, recuerda Juan Carlos.

Otra ventana de oportunidad

Ante la necesidad de un lugar más grande, se adquirió un local en el barrio Cabecera del Llano, -en donde se encuentra actualmente-, y se compraron los muebles para exhibir los productos.

“Iniciamos comprando muebles en madera a fabricantes locales. Quienes nos elaboraban productos muy clásicos. Sin embargo, fue muy curioso que los clientes llegaban buscando un cubrelecho y terminaban llevándose todo el juego de alcoba, así que decidimos fabricar nuestro propio inmobiliario”, cuenta.

En una bodega en el barrio San Francisco se montó la fábrica, con los equipos y herramientas necesarias y el personal calificado necesario para elaborar muebles con estilo propio. Es decir, tradicionales pero con un toque innovador.

“Con toda confianza puedo decir que somos uno de los fabricantes de muebles con los mejores estándares de calidad internacional. Son 45 años que nos respaldan con experiencia, calidad en la fabricación y los terminados”, afirma el gerente.

Cambios en las tendencias

“Hace unos 20 o 30 años, la decoración tenía un estilo clásico. Los muebles eran casi que una obra de arte por sus diseños y acabados, pero a medida que han ido pasando los años se ha entrado a una onda más reticular en arquitectura como en el vestuario”.

Según el empresario, en este momento prima la funcionalidad sobre la forma, en parte se debe a que los espacios cada vez son más reducidos. “Hace unos 20 años los accesorios preferidos eran traídos de Europa y Estados Unidos, pero en la actualidad la tendencia es más ecléctica, por lo que es más agradable decorar por no tener que ceñirnos a lineamientos estructurados. Se puede tener en el mismo comedor varias tendencias y esa disonancia permite que cada objeto resalte y no que se pierda en el conjunto”, afirma.

Líneas disponibles

Para Juan Carlos, no hay nada más íntimo que el espacio personal, el cual cuenta su historia. “No se puede discriminar quien lo puede ver o no en la calle, quien puede o no criticar y juzgar según como se vista. Pero, quien conoce la casa, sólo llega por invitación, lo que hace de esos espacios muy íntimos que reflejan la personalidad, lo que nos gusta, lo que queremos disfrutar”, afirma.

Para diseñar estos espacios, Arangos Decoración cuenta con tres líneas. Muebles para interiores, exteriores, e intemperie, cada uno con características diferentes en estilos, materiales, colores, y accesorios.

Según el gerente, el límite lo pone el cliente. Sin embargo, querer abarcar mucho puede traer sus riesgos. “En un momento nos dimos cuenta que habíamos abarcado varias gamas pero éramos más fuertes en unas, así que tomamos la decisión de enfocarnos y fortalecernos.

Somos muy buenos en la fabricación de muebles en madera. Desde los más clásicos hasta las líneas más modernas, para eso, contamos con un equipo especializado de diseño con quienes trabajamos en innovación de materiales y acabados”, cuenta.

En cuanto a los muebles en otros materiales, se importan del Sur Este Asiático, en especial para la línea de exteriores, que ha tenido muy buena respuesta de los clientes por los estilos y colores.

Plus empresarial

“Contamos con clientes para quienes fabricamos su cuna y que ahora buscan el mobiliario para sus hijos o adultos mayores que nos compraron los muebles de recién casados y están renovando sus espacios, contar con esa fidelidad por generaciones, es muy gratificante, lo que significa que seguir ofreciendo muebles sobre medidas es un plus que nos da exclusividad. Como dice mi padre: -en Arango Decoraciones no hacemos muebles en serie sino en serio-. Eso nos permite crear, proponer y marcar tendencias”, afirma.

Adicional, Arangos ofrece a sus clientes asesoría especializada: “contamos con un equipo de vendedoras que han estado con nosotros por no menos de 20 años. Conocen el negocio muy bien, están en permanente capacitación para ofrecerles a los clientes seguridad y el mobiliario que cubra con sus expectativas”, puntualiza.

Publicidad
Publicada por: YENNY RODRÍGUEZ BARAJAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.