Domingo 17 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

Distrialgusto, comercializadores de productos de la canasta familiar

La empresa familiar Distrialgusto se ha caracterizado por ofrecerle a sus clientes productos de excelente calidad, buen servicio y cercanía a su hogar, bondades que le han permitido mantenerse en el mercado.

Comparta este artículo ›

Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL
Servialgusto tiene 15 años brindando al cliente un servicio de calidad y garantizando productos de la canasta familiar al precio más competitivo de la ciudad.
(Foto: Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL
Personal capacitado en las diferentes áreas ofrecen al cliente seguridad en los productos y confianza de la calidad.
(Foto: Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL
El sentido de pertenencia de los empleados es uno de los pilares de la empresa que le han permitido crecer y mantenerse durante tantos años.
(Foto: Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL)
Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL
El servicio y la cercanía con el cliente son los valores agregados de la cadena de supermercados que cuenta con seis puntos en la ciudad.
(Foto: Fabián Hernández / VANGUARDIA LIBERAL)

“Para crear un negocio se necesita ganas, esfuerzo y sacrificio, así como tener los objetivos claros y luchar todos los días para conseguirlos, y eso se logra haciendo un buen trabajo, mucha dedicación, ser legal y honesto con los clientes”, señala Miguel Ángel Castilla Barbosa, gerente y propietario de la empresa santandereana Distrialgusto, creada hace 25 años.

Con línea de aseo y alimentos, la empresa abrió sus puertas hace 25 años, en un local comercial en el barrio La Concordia, de ahí paso a una bodega cerca al Mesón de los Búcaros y, gracias al trabajo constante, ahora cuenta con una gran bodega ubicada en el kilómetro 7 vía Girón - Bucaramanga, además de una cadena de supermercados, Servialgusto.

“Lo más difícil de ser empresario es mantener a flote el negocio. Arrancar no es fácil pero hay mucha energía, objetivos, proyectos, pero luego que pasan los años los obstáculos van agotando poco a poco los planes. Se dice que en promedio el 70 % de empresas familiares se acaban, y el 30 % que sobrevive no pasa de la segunda generación porque cada vez menos los hijos se interesan en el negocio”, afirma el empresario.

Generadora

de empleo

La empresa Distrialgusto inició con el trabajo de dos personas, en la actualidad cuenta con más de 200 trabajadores directos, distribuidos en las diferentes áreas: administrativas, ventas, bodegas y mercadeo, entre otras.

“Dos de mis hijos están vinculados al negocio, quienes han tenido que empezar el proceso de formación como cualquier otro empleado, eso es importante para nosotros, que quienes hacen parte de la familia Distrialgusto conozcan la empresa, los procesos, se capaciten y vayan ascendiendo, porque las empresas necesitan personal con sentido de pertenencia”.

Para Miguel es muy satisfactorio ser generador de empleo, ayudar a tantas familias de estratos bajos a tener los ingresos necesarios para el sustento de su casa.

“Hemos gozado con el privilegio de tener trabajadores que incluso se han pensionado con nosotros, son muchos años al servicio que nos da estabilidad. Gente trabajadora, honesta y disciplinada”, anota.

Otra línea

de servicio

Desde hace 15 años, a solicitud de los clientes, se creó Servialgusto, una línea de supermercados que ya cuenta con seis puntos de venta en Bucaramanga y el área metropolitana.

“Nuestros supermercados ofrecen todos los productos necesarios de la canasta familiar de la mejor calidad y con precios competitivos. Desde fruta, verdura, carne, pollo, pescado, aseo, licores, entre otros”, relata Miguel.

En la actualidad, los supermercados cuentan con un aproximado de 200 proveedores del país, así como 20 alianzas comerciales locales.

La sana competencia

“No es fácil tener competidores como Justo y Bueno, D1, y ahora Makro, son grupos económicos muy fuertes con los que es casi imposible competir con precios, pero nosotros somos fuertes en servicio, la calidad y la cercanía, bondades que el cliente nos reconoce”, anota Miguel.

Para el empresario la competencia es sana porque saca los negocios de la zona de confort y los obliga a repensar estrategias para mantener a los clientes y conquistar más.

“Lejos de tenerle miedo a la competencia es una prueba para mejorar procesos y reducir costos sin sacrificar personal, ni calidad de los productos. Lo que sí me asusta es la incompetencia por la falta de confianza, seguridad y trabajo”, dice.

Nuevos proyectos

Entre los proyectos del empresario y su equipo, está llegar a más regiones del país con la distribución y la comercialización de las diferentes líneas de productos para el hogar.

“Tenemos contratos con empresas de transporte para la distribución de nuestros productos, pero uno de los proyectos es tener nuestros propios vehículos, así como abrir más puntos de venta, y así poder dar más oportunidad de empleo, entre muchos otros proyectos a corto y largo plazo”, puntualiza.

Publicidad
Publicada por: YENNY RODRÍGUEZ BARAJAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.