Domingo 22 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Café Mesa de los Santos, una bebida que cautiva al paladar

La empresa santandereana Café Mesa de los Santos, con más de una década de experiencia, produce, vende y exporta diferentes variedades de café de alta la calidad, sabores y presentaciones.

Comparta este artículo ›

Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
La Hacienda El Roble cuenta con 50.000 árboles de café bajo sombra, que convierte a Café Mesa de Los Santos en la plantación de café orgánico más grande bajo sombra del país.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
La marca santandereana cuenta con 10 variedades diferentes de café en la producción regular para crear perfiles de sabor particulares en el laboratorio de sabor.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Variedades finas, estuche de lujo, café orgánico certificado, cultivado bajo sombrío y consistente sabor son distribuidas en Santander y exportadas a Japón, Estados Unidos y Australia.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
La empresa cuenta con sus propios cultivos de café, tostadora, laboratorio de sabores, empacadoras y despachos.
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL)

En 1872, el productor Telmo Jacinto Díaz Serrano inició con la empresa Café Mesa de los Santos en el municipio de Zapatoca, Santander.

El hacendado, pionero en la difusión del cultivo, aprovechó la oportunidad de exportar el café a los Estados Unidos, que en el siglo XIX se consolidaba como el consumidor más importante del mundo.

Telmo, bisabuelo de los actuales dueños de la empresa Café Mesa de los Santos, que ahora está ubicada en la Hacienda El Roble en la Mesa de los Santos, creó una empresa que ha perdurado durante cinco generaciones, creando empleo y progreso para la comunidad y la región.

Para Oswaldo Acevedo, quien hace parte de la cuarta generación familiar y está al frente del negocio desde 1994, Café Mesa de los Santos es ejemplo de tradición e innovación, claves en la permanencia en el tiempo.

Por ello, hace años decidió ampliar la oferta de café tradicional de consumo diario y orientar la empresa hacia la producción de cafés especiales. Aunque son más costosos para producir, también permiten lograr mejores precios en los mercados internacionales.

“Cuando se decide tomar este tipo de riesgos o cambios en los negocios se debe tener claro lo que se quiere lograr y el camino para conseguirlo, además que en ocasiones es necesario para seguir creciendo y expandir el negocio. Adicionalmente, romper con la cultura del cultivo agrícola tradicional por la intensiva basada en agroquímicos con el objetivo de acceder a un mercado más selecto y por lo tanto más reducido, es una gran responsabilidad”, cuenta.

Más allá del producto

La empresa Café Mesa de los Santos es más que producción y exportación de café, sus promotores promueven toda una cultura alrededor del café que se desarrolla en la Hacienda El Roble. De las 320 hectáreas que tiene la hacienda, 260 están dedicadas a la explotación de café.

Es un espacio natural en donde existen más de 100 especies de aves que le dieron al café la certificación Bird-Friendly del Smithsonian’s Migratory Bird Center, otorgado a café 100% orgánico.

“El clima de la Mesa de los Santos le provee un sabor dulce a los frutos del café, y eso sabor hace que nuestros consumidores santandereanos y extranjeros lo prefieran. Es un sabor dulce, de acidez media y cuerpo medio”, afirma el empresario.

En promedio, se producen 4.000 cargas de café anuales que se recogen en dos cosechas, las cuales, en su mayoría, pertenecen a la variedad arábigo, cafés suaves, dulces y aromáticos.

Una de las labores más complejas de Oswaldo ha sido la búsqueda de las variedades más apropiadas, sembradas en lotes especiales y con catadores de paladares muy afinados que han ido seleccionando las diez variedades con las que actualmente cuenta la marca.

Los buenos resultados

De acuerdo con el empresario, una empresa como estas tiene altas y bajas.

En las altas, se genera mucho empleo y se producen ganancias significativas, pero en las bajas, “como en este momento por ejemplo que el precio internacional está generando pérdidas, obliga a los productores a sacar de sus ahorros para superar la crisis”.

No obstante, los buenos resultados se logran con trabajo constante y para Café Mesa de los Santos, esos resultados del proceso de innovación se han dado desde el 2013, cuando la marca logró vender en una subasta privada una de las seis variedades en USD 130 la libra, convirtiéndolo en el tercer café más caro del mundo, y a la fecha en el más costoso de Colombia.

De ahí en adelante, los buenos resultados han sido consecutivos y le han permitido a Café Mesa de los Santos posicionarse como uno de los mejores del país y ganarse el reconocimiento y respeto en la industria.

De acuerdo con el empresario, a pesar que en la actualidad la producción de café comparada con el siglo XIX ha bajado, el perfil de la empresa ha crecido ofreciendo café de muy alto sabor.

“Actualmente, el producto está presente en las grandes cadenas de supermercados en Bucaramanga, área metropolitana y varios municipios de Santander, así como se envía el producto a Cartagena para exportarlo hacia Japón, Australia y Estados Unidos, mercados en donde es muy apetecido por su calidad y sabor. Quienes lo prueban se vuelven asiduos clientes de la marca, que es nuestro principal objetivo, conquistar el paladar de quienes lo disfrutan”, puntualiza Oswaldo Acevedo.

Publicidad
Publicada por: YENNY RODRÍGUEZ BARAJAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.