Domingo 10 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Ventanar, especialista en fachadas y mobiliario

La empresa santandereana ha logrado posicionarse como una de las principales desarrolladoras de ingeniería de fachadas envolventes arquitectónicas con participación en el mercado nacional.

Comparta este artículo ›

Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
En la planta principal de producción de Ventanar, se llevan a cabo los procesos de corte, mecanizado y ensamble de perfiles de aluminio, materia prima principal para la fabricación de los productos de ventanería.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)
Tomada de ventanar.com / VANGUARDIA LIBERAL
Ventanar cuenta con destacados proyectos arquitectónicos en Bogotá y otras ciudades del país.
(Foto: Tomada de ventanar.com / VANGUARDIA LIBERAL)
Tomada de ventanar.com / VANGUARDIA LIBERAL
La innovación en materiales y diseños es clave para el éxito en este sector.
(Foto: Tomada de ventanar.com / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
La empresa cuenta con grandes bodegas para trabajar la perfilería de aluminio, los procesos del vidrio y la gran oferta de accesorios que son importados de origen italiano y español.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)

En 1980, en la calle 55 con carrera 16 de Bucaramanga, abrió sus puertas la empresa familiar Ventanar SAS, que para ese entonces se llamaba Ventanar Ltda., que surgió del deseo de tres ingenieros industriales por desarrollar diferentes proyectos en el sector de la construcción.

“Con un pequeño capital que reunimos, arrendamos un local de 300 metros cuadrados que con el tiempo compramos. Actualmente, la sede de la compañía está ubicada en la vía Chimitá en Girón y cuenta con más de 17 mil metros cuadrados. Muestra del crecimiento y estabilidad de la empresa”, cuenta Andrés Novoa Pineda, presidente de Ventanar. El empresario afirma que a pesar de la desaceleración económica, la empresa ha podido seguir y crecer. Sin embargo, no ha sido fácil.

“Cuando las empresas como Ventanar sobrepasan momentos complejos, como en 1999 o incluso la que se está viviendo ahora, es porque hay planeación y organización”, afirma su Presidente.

Equipo humano

La empresa familiar inició ofreciendo ventanería en aluminio para Bucaramanga y el área metropolitana, con los tres socios desarrollando todas las labores. Y ahora son más de 400 empleados.

“Recorríamos la ciudad en busca de clientes. No es fácil ganarse la confianza y obtener una oportunidad, pero se logra con constancia y confianza en el servicio y la calidad de los productos”, cuenta Andrés.

Eso sí, dice que la capacitación permanente en todos los niveles es importante, nada de conformarse con hacer las cosas bien, siempre se puede mejorar. Contratar personal con nuevas ideas, con interés de mejorar los procesos, con experiencia en mercados nacionales e incluso en países más avanzados en la industria.

“Siempre se deben estar mejorando los procesos, los productos, el servicio, buscando un plus, un diferenciador con la competencia, nuevas materias primas, maquinaria, equipos para ser competitivos y que el negocio sea rentable”, dice Andrés.

Productos y servicios

El crecimiento de Ventanar ha sido gradual. Cuando inició ofrecía divisiones de baño, con diseños muy básicos y colores neutros en acrílico y nada de accesorios. Ahora, la compañía ofrece tres líneas de producto.

Divisiones de baño para hogar y oficinas, ventanería para hogar y oficina y mobiliario para oficina.

“Nuestra oferta se basa en la innovación a partir de referentes nacionales e internacionales y eso se logra asistiendo a ferias, implementando tecnologías que mejoren la organización, maquinaria de punta para que los acabados y la calidad sea superior. No se trata de copiar, sino de adaptar de acuerdo a la demanda y a las necesidades del país y crear algo mejor”, cuenta Andrés Novoa.

Confiesa que abrir mercado fuera de Bucaramanga se dio por huir de la crisis económica y social que existía.

“Cuando decidimos ofrecer nuestro portafolio de productos no fue planeado como una decisión estratégica, sino porque la situación de seguridad en Bucaramanga nos obligó a hacerlo. Tuvimos amenazas de secuestro, fuimos víctimas de atentados, entre otras situaciones complicadas”, recuerda Novoa.

Con maletín en mano, cargado de sueños y sin conocer a nadie, Andrés Novoa llegó a Bogotá en busca de oportunidades. “Fueron épocas tristes pero que nos permitieron entrar a la capital por la puerta principal”.

“Tuve la fortuna de encontrarme con un santandereano que era el gerente de la obra del Hospital de Engativá y nos dio la oportunidad de cotizar mano a mano con empresas de otras regiones y de la capital muy conocidas por cierto. Pero lo que es para uno, es para uno”, cuenta.

A partir de ahí, el éxito de Ventanar creció hasta ser reconocidos como uno de los mejores, en Colombia y otros países a donde han llegado y desarrollado grandes proyectos.

Ingredientes para el éxito

De acuerdo con Andrés Novoa, un gran porcentaje de empresas fracasan por el endeudamiento. Es necesario tomar riesgos pero no pasar el límite.

“Para crecer es necesario adquirir compromisos financieros, pero es importante saber cuál es el momento indicado para endeudarse y no sobrepasar el límite, porque las consecuencias de no cumplirle a la banca se pagan caro”, dice.

Para ser exitoso se necesita ser responsable, cuidadoso con los detalles y exigente con los tiempos de entrega comprometidos. Si no se le cumple al cliente, se va para otra parte.

“Además, debe haber programación y planeación, saber cuándo se requiere trabajar horas extras, contratar recursos adicionales y ser obsesivos con la calidad”, puntualiza.

Publicidad

Publicada por: YENNY RODRÍGUEZ BARAJAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.