Sábado 03 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

Las especializaciones, una necesidad en el mundo actual

La especialización en la Educación Superior es entendida como un proceso de formación que se centra de manera particular y específica en un espacio de formación restringido a una actividad concreta y no a las generalidades ni a las acciones de totalidad de una disciplina o una ocupación.

Comparta este artículo ›

Wilson Jaimes Martínez Rector Corporación Escuela Tecnológica del Oriente

Se explicita que la especialización hace referencia a las tareas o actividades que un profesional realiza, no de manera general, sino de manera específica en el horizonte de su práctica laboral donde quien ejerce este rol se muestra como una persona que tiene conocimientos técnicos y científicos sobre un área determinada. Dentro de este contexto se hace indispensable que los profesionales, una vez terminada su formación de pregrado, continúen profundizando sus conocimientos en un campo específico de tal manera que sus tareas se realicen de manera eficiente y dentro del contexto productivo del momento histórico en que se vive.

Las especializaciones forman parte integral de los procesos formativos y, por lo tanto, no pretenden hacer investigaciones exhaustivas en un campo particular del conocimiento, de la ciencia o de la tecnología, sino desarrollar habilidades y destrezas en un ámbito particular que faciliten y garanticen la cualificación productiva de los profesionales acordes con los adelantos científicos y tecnológicos del momento en pro del desarrollo económico político, social y cultural del país.

La especialización es el primer paso para que nuestros profesionales se inicien en los procesos de investigación que generen creatividad  e innovación y de esta manera se cambie la percepción que tiene la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), que señala: “América Latina es una región con un importante potencial de innovación, pero que no se aprovecha”.

Por esta razón, las universidades  deben iniciar un proceso de transformación de la formación que llevan a cabo en la actualidad  propugnando por ofrecer a sus estudiantes  programas donde la creatividad ocupe un lugar preponderante en la transformación social actual y en los procesos de innovación que necesita nuestro país para estar en la vanguardia del desarrollo, superando las estadísticas actuales. Según el Sistema Nacional de Información de Educación Superior, (Snies), en el país se cuenta con 56 programas de posgrado en todas las áreas del conocimiento, enfocados en proyectos y formación para la innovación, de los cuales 30 son especializaciones, 25 maestrías y un doctorado.

Las Instituciones de Educación Superior, como lo señala Rafael Sánchez Paris, deben trabajar enfocadas en tres pilares que son necesarios para promover la cultura de la innovación: la valoración de la diversidad, el trabajo y la confianza en equipo y la toma de riesgos con métodos.

Teniendo en cuenta las anteriores reflexiones se puede afirmar que las Instituciones de Educación Superior están llamadas a formar personas que comprendan su  entorno y desarrollen la capacidad para interactuar con su contexto social, económico y cultural, y en la cotidianidad de su práctica profesional  transformen su  espacio de vida y su espacio laboral aportando ventajas competitivas  para las organizaciones en el mundo de la globalización del conocimiento y la internacionalización de la economía.

Wilson Jaimes Martínez
Rector Corporación Escuela Tecnológica del Oriente

Publicidad
Publicada por: WILSON JAIMES MARTÍNEZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.