Sábado 30 de Junio de 2018 - 12:01 AM

La oscuridad tras el relámpago

Pese a que a esta edición del Encuentro le han sucedido otras, “La oscuridad tras el relámpago” es aún vigente en el ámbito literario de la ciudad.

Comparta este artículo ›

Danny León, director del Encuentro, compila en esta antología una muestra de la obra de siete poetas latinoamericanos que participaron en ese evento. En el libro, a cada sección de poemas la antecede un currículo breve de cada poeta. Para efectos de la edición, es preciso señalarlo, estos currículos son necesarios para los lectores, pues les permiten conocer información sobre los autores a quienes les dedicarán su tiempo. Para efectos de la poesía, en cambio, estos currículos son innecesarios: la poesía se presenta por sí sola.

Señalo esto último porque el lector de “La oscuridad tras el relámpago” es quien ha de conocer estos poemas. La palabra ‘Antología’ tiene su origen en el griego: “ánthos” (‘flor’) y “logía” (‘selección’). De ahí que una antología sea la ‘selección de la flor’, la selección de lo mejor. Ahora bien, una vez la flor pasa a ser una unidad, es apenas lógico que, a su vez, resalte la ‘flor de esa flor’. Es esta la tarea del lector de esta antología, quien para ello habrá de encontrarse con un libro que, si bien no presenta una unidad temática general, sí la presenta, en cambio, en la sección de cada poeta; y aún más, cada sección cuenta, por su parte, con algunas subsecciones diferenciadas en forma y en contenido.

De mi parte, me quedo con los poetas Dalí Corona y, sobre todo, Denisse Vega. Mexicano el primero, peruana la segunda, los dos justifican por sí solos la lectura de esta antología. Y si quisiera ser aún más selecto, diría que los poemas ‘Lunes’, de Corona, y ‘La amada de Li Po’, de Vega, son a mi gusto los mejores poemas del libro. Hace tiempo no me conmovía tanto el tratamiento del amor y de la belleza en la poesía. Por el contrario, no puedo quedarme con los poemas de María Tabares, y me pregunto por qué el compilador eligió la obra de esta poeta para abrir la antología. No digo que su obra no esté a la altura del Encuentro y de esta Antología. Solo, insisto, intento quedarme entre mis manos con los pétalos de ‘la flor de la flor’.

Dejo a los lectores la valoración de estos poetas que menciono, así como de los demás que conforman la antología: J. J. Junieles, Camila Charry Noriega y Julio Serrano Echeverría. El Encuentro Internacional de Poesía de Bucaramanga celebrará próximamente su edición 2018, y esta es una excelente oportunidad para revisar las obras que nos han legado las ediciones anteriores.

Publicidad
Publicada por: HUGO ARMANDO ARCINIEGAS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.