Sábado 11 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Tratado sobre la fidelidad

Con la magia del blanco y negro, “L’amant d’un jour” presenta una historia lineal, narrada por una voz femenina que cuenta los sucesos que atraviesa Jeanne cuando experimenta la ruptura amorosa de su novio Mateo.

Comparta este artículo ›

Ella es hija de Gilles, un profesor universitario, que, en medio de la monotonía de sus clases de filosofía, es víctima de los tentáculos del amor, debido a la persistencia de Ariane, una joven estudiante, para quien el amor y la fidelidad son simples vocablos.

Esta película, ganadora del premio SACD en el Festival de Cannes 2017, y dirigida por Philippe Garrel, ahonda en esa indiferencia que despelleja la vida, aquella que se siente cuando el amor ya no es el punto de unión. Ante el duro e implacable duelo que padece Jeanne, surge nuevamente en su frágil existencia la figura de su padre, pero, en esta oportunidad, con una nueva compañía: Ariane, mujer con quien vive una relación que se basa en el deseo y en una aparente madurez emocional.

Este filme manifiesta de manera abierta que cada situación de la vida puede convertirse en forma de aprendizaje para otros. Tal es el caso del entorno que percibe Jeanne cuando se asume como espectadora de primera fila de esa obra de teatro que protagoniza su padre con Ariane. Todos los conflictos, los momentos de armonía y situaciones inesperadas que surgen entre ellos dos, mediados por el amor y las debilidades de la fidelidad, son una cátedra humanística, al mejor estilo de la filosofía, en que las vivencias llegan a ser más contundentes que una serie de conceptos abstractos. En la vida es mejor apreciar cómo interactúan y asumen cuerpo las ideas que disertar en vano sobre ellas.

La vida es la gran inquisidora y constantemente arremete contra los mundanos conceptos con que han intentado y osado arrinconarla. La idea del amor para siempre, del amor impoluto y de la fidelidad, vista como el más preciado tesoro, llegan a verse en este filme como simples palabras. El reto de amar y ser fiel es constante. Es ese combate interminable como el de aquel que padece un vicio y decide enfrentarlo. El deseo y el sexo por placer están a la orden del día en cada encuentro, en cada escenario y situación. Es por ello por lo que la fragilidad y debilidad del ser humano son completamente visibles. De eso trata “Amantes por un día”: demostrar que es mejor vivir que pontificar sobre la vida.

Publicidad
Publicada por: JIMMY FORTUNA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.