Martes 08 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

Una nueva luz para nuestra mente

Las propias Sagradas Escrituras lo dicen en su libro de Efesios: “Renovaos en el espíritu de vuestra mente”. Creo que a usted, a mí y a muchos nos hace falta transformar nuestros pensamientos para renovarnos.

Comparta este artículo ›

Unos dicen que “todo tiempo pasado fue mejor”, otros prefieren argumentar “que vivimos otras épocas” y no faltan los resignados que concluyen que “las cosas han cambiado” o simplemente “ya no son como antes”.

¿Cuál de esas tesis tiene más peso?

Yo considero que cada una de ellas tiene su razón de ser. Lo que sucede es que el verdadero cambio se presenta en la forma de ver y de apropiarse de la realidad de cada quien.

¿Por qué lo menciono?

Porque algunos no entienden ni aceptan las decisiones de los demás, ni asumen el reto de ir a la par con los cambios del mundo actual.

De manera desafortunada, muchas personas no tienen la capacidad de renovar sus mentes y, por ende, no aceptan el reto de transformarse por dentro para irradiar una cara más renovada y acorde con los tiempos por los que atravesamos.

Muchos viven anclados en su particular forma de ver su entorno. Algunos dicen que prefieren vivir en su ‘zona de confort’; yo prefiero definir tal proceder como un absurdo miedo a renovarse.

¡Y ojo! Este no es un asunto generacional. Así como existen jóvenes que se preocupan por ser consecuentes con las exigencias que les impone la modernidad, también existen otros que en ciertas áreas de la vida se muestran mentalmente ‘más viejos’ que alguien que cronológicamente lo es.

Contrario a lo que popularmente se cree, el miedo al cambio no está determinado por la edad de las personas, sino por la incapacidad de analizar de manera objetiva una situación que se presenta en circunstancias distintas a las de nuestra forma de pensar.

Algunos ni siquiera contemplan la posibilidad de que se puede estar equivocado y que el otro puede poseer también la razón.

Fenómenos como la globalización y los avances que en los últimos años se han presentado en el área de la tecnología y la comunicación, nos brindan hoy en día a los seres humanos la posibilidad de actualizarnos y acceder de una forma más rápida al conocimiento.

Debemos ser conscientes de lo que permitimos que entre a nuestra mente y de las señales que vienen de afuera, a través de los cinco sentidos.

Para ello, debemos revisarnos y ver qué tan curtida está nuestra alma.

Superar las barreras implica, ante todo, tener claro que se puede ser más tolerante y abierto al cambio.

Lo ideal es que sin importar la edad, se acepte el desafío de actualizar el pensamiento y, de paso, disminuir esa necedad de quedarse anquilosado en viejas ideas y alejarse de su entorno actual.

Publicidad

Publicada por: EUCLIDES KILÔ ARDILA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.