Domingo 09 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Dago García habla de su admiración por Rubén Blades

El próximo jueves se estrena el documental sobre la vida del cantante, compositor, actor, líder social, político, Rubén Blades, y el cineasta y salsómano Dago García conversó sobre su percepción frente a la esperada cinta.

Comparta este artículo ›

Dago García es conocido en el medio artístico no sólo como uno de los más grandes cineastas colombianos, sino también como un salsómano empedernido que no olvida sus años como disc jockey en ‘Quiebracanto’, uno de los bares de música salsa con mayor reconocimiento en Bogotá.

Por eso cuando se le invita a hablar del documental de Rubén Blades, que cuenta con el respaldo de su casa, Caracol Televisión contesta casi en ritmo de clave.

¿Cómo describe para los salseros este documental de Blades?

Para los salseros hablar de los músicos de salsa es casi tan placentero como oír su música, siempre estamos investigando, indagando sobre ellos y de Rubén siempre ha existido ese manto de misterio, una barrera que no permite conocer más allá de su vida profesional. Este documental es revelador, muy interesante, considero que es una asignatura pendiente que teníamos los salseros hace más de 35 años.

Es todo un experto en salsa ¿pero le sorprendió algo del contenido?

Siempre pensé que Rubén tenía cierta distancia con respecto a su vida como músico de la salsa de los 70´s y 80´s, que era una época que no recordaba con mucha gratitud por todos los problemas que tuvo con el sello y ver en el documental que colecciona desde el afiche de su primera presentación, que tiene ciertos recuerdos de esa época, me mató una falsa idea que tenía con respecto a su relación con ese periodo de su vida artística y eso me pareció chévere.

¿Cuál es la etapa profesional de Rubén

Blades que más le ha gustado?

Su primera etapa, la menos personal y menos audaz, sus comienzos como cantante, antes de que sus composiciones se empezaran a volver íconos y una forma particular de la salsa. Pero, contradictoriamente, también cuando estuvo con la orquesta de Pete Rodríguez, con Ray Barreto, cuando dotó de profundidad y contenido las letras de las canciones. Es una contradicción que me guste esa etapa donde es menos profundo y más raizal, elemental.

¿Cómo describe a este artista?

Rubén es un cronista. A comienzos de los años 80 acuñó el término ‘fosila’ para describir lo que hacía, que era folclor de ciudad, crónicas de ciudad. Tradicionalmente el folclor se asocia a lo rural y él realmente es un contador de historias urbanas y eso es importante porque la salsa es música urbana, una música nostálgica, es el resultado del provinciano en una gran urbe.

La salsa no ocurre en ciudades pequeñas o pueblos, ocurre cuando el provinciano llega a una gran ciudad, se siente solo y empieza a recordar bucólicamente su paraíso perdido, es como la síntesis de un sentimiento rural en un contexto urbano. Si usted mira el documental de Yuri Buenaventura, es todo lo que recuerda del Chocó pero en París y la salsa es toda esa nostalgia boricua y cubana en Nueva York. De los primeros que empezó a hablar no de esa nostalgia sino de lo que ocurría en la urbe, fue Rubén.

¿Cree que eso sea lo que diferencia a Rubén de otros salseros?

Lo diferencian muchas cosas, desde su origen social. No viene de abajo, no tuvo que abrirse paso en el mundo por razones económicas, eso lo tenía resuelto, a él le tocaron otras razones. Es culto y generalmente los músicos de la salsa no lo eran. Y como decía antes, empezó a recoger en sus canciones lo que sucedía en la urbe, no le cantaba a la nostalgia del paraíso perdido sino que habla de la nueva realidad, en parte por eso es el único músico de esa época que se mantiene vigente.

Hoy en día hace lo que él llama música del mundo, evolucionó bien con la edad, con sus experiencias, con su nuevo estatus como un tipo icónico y paradigmático de la música, es un tipo inteligente, culto y con un enorme talento.

Eso le ha valido ser favorito de varias

generaciones…

Él siempre tuvo, a diferencia de otros músicos de este movimiento, la mirada en el presente, todos los músicos de la salsa tenían la mirada puesta en el pasado, recuperando el son, el guaguancó y las temáticas de esos ritmos. Rubén siempre ha tenido la mirada en el presente y por eso ha evolucionado en el tiempo.

¿Cree que para disfrutar este documental hay que tener un amplio conocimiento de Rubén, de su

música?

No, creo que en toda Latinoamérica, de una u otra forma, todos sabemos quién es Rubén Blades. Además de músico, ha sido político, actor de cine, gestor social… mira que en los programas de imitación siempre hay un Rubén Blades. El documental está construido de tal forma que no es necesario saber de salsa o conocer previamente cuál fue su participación en el movimiento salsero para disfrutar la historia de un tipo que ha alcanzado el éxito haciendo lo que le gusta y sin traicionarse en ningún momento. Él quiere abrir su casa, abrir su vida y mostrarla, creo que no hay necesidad de tener algún antecedente para disfrutar el documental.

Finalmente ¿cuáles son las canciones que más le gustan de Rubén Blades?

Hay una canción que me encanta que se llama Descarga caliente, es de los primeros discos, otra es Te están buscando y todo el disco de Buscando América, El padre Antonio y su monaguillo Andrés, todo ese disco me gusta mucho.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN FARÁNDULA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.