Cómo saber si está obsesionado | Galería | Vanguardia.com
Viernes 28 de Abril de 2017 - 05:25 PM

Cómo saber si está obsesionado

Comparta este artículo ›

Banco de Imagenes
Hay pensamientos del tipo imágenes e impulsos persistentes por una persona o actividad y en determinado momento se reconocen como poco apropiados e intrusos, es decir, usted sabe que esos pensamientos que le llegan de un momento a otro no son positivos para usted.
(Foto: Banco de Imagenes )
A veces no lo reconocemos, pero una obsesión es capaz de destruir nuestra vida con pensamientos negativos y comportamientos compulsivos. Descubra si está en esta situación.

En un primer momento, Susana* no creyó que sería de esta manera: simplemente obtuvo un bono extra por su excelente trabajo como administradora de la compañía en donde trabaja y decidió que era hora de invertirlo en algo para ella.

“Siempre compraba ropa para mi familia y gastaba dinero en medicinas para mí y para ellos si  lo necesitaban y hacía mucho tiempo no me compraba nada para mí”, explica Susana.

Encontró una página en Internet donde se pueden comprar objetos relativamente económicos y decidió que podría comprar, además de la ropa que anhelaba, uno que otro capricho en bisutería, para verse elegante.

“De un momento para otro y sin siquiera darme cuenta empecé a entrar a la página todos los días a comprar incluso cuando no tenía dinero. Pensaba que esos objetos me harían feliz, pero la verdad es que no estaba nunca satisfecha”, comenta.

Su obsesión con comprar llegó a tal extremo que pedía prestado a su familia y amigos porque el dinero ya no le alcanzaba.

“Tuve que ir a terapia. Ahí reconocí que tenía una personalidad obsesiva y ahora me estoy tratando. Me siento más libre, más tranquila y sí, compro algunas veces, pero ese deseo ya no domina mi vida”, concluye Susana.

¿Se reconoció en esta historia, no necesariamente con las compras, pero sí con su pareja, amigos o la comida? Es hora de buscar ayuda.

¿Cómo saber si tiene una obsesión? 

El psicólogo y sociólogo Camilo Cifuentes ofrece algunas preguntas que le permitirán reconocer si está sufriendo una obsesión. Eso sí, el experto recomienda ser muy sincero al contestar y hacerlo, preferiblemente, cuando haya dormido y comido bien.

 “Si usted está pasando mala noche, teniendo pesadillas, comiendo poco y concentrado exclusivamente en el sujeto u objeto de su obsesión, es posible que no pueda contestar con la total verdad. Es por esto que es preferible que atienda sus necesidades y despeje su mente primero antes de anticiparse a contestar”. explica el experto.

1 ¿Nota que se preocupa por cosas que escapan de su control? Esta pregunta es importante porque en un pensamiento no obsesivo se comprende que no se pueden manejar todas las situaciones y mucho menos a las personas.

2 Piensa constantemente algo que le puede suceder relacionado con la persona o con una situación. Es decir, por ejemplo, piensa más de dos veces al día en comprar, en comer, en si su pareja lo engaña y cuándo y cómo podría pasar?

3 ¿Repite tareas una y otra vez sin un motivo aparente? Por ejemplo, revisa más de dos veces seguidas su teléfono celular para ver si le han escrito algo o si le han llamado o revisa sus cuentas bancarias para ver si puede comprar cosas o comida.

4 ¿Le angustia perder la oportunidad de estar con una persona o de hacer alguna cosa por sus compromisos laborales o familiares? Si esta es una preocupación constante, es momento de encender las alarmas. Es normal querer estar con alguien y hacer algo que nos gusta, pero si el sentimiento es de angustia, desasosiego y desesperación, entonces hay que tomar medidas.

5¿Duerme mal debido a los pensamientos constantes sobre esta persona o tema que domina su vida? No pasa nada si se desvela un día, pero si sufre de insomnio o tiene pesadillas constantes sobre un determinado tema, entonces es necesario buscar ayuda.

Cómo controlar los celos enfermizos

El psicólogo Juan José Hernández ofrece unas claves importantes para controlar los celos enfermizos, que son una obsesión por controlar el afecto de la pareja. El experto ofrece unos tips para manejarlos en el momento en que se presenta y así evite una escena o salirse de casillas.

1Corra: cuando tiene un ataque de celos y lleva una media hora torturándose con pensamientos sobre infidelidad y venganzas infantiles, muévase, haga ejercicio. Las sustancias que segrega el cerebro en el ejercicio contrarrestaran a las de los celos y se sentirá mejor.

2 A veces está en un lugar público y no puede levantarse a hacer sentadillas. Allí aplica una solución temporal y que debe usarla en casos verdaderamente extremos: pellízquese... el cerebro no puede procesar el dolor físico y el emocional al mismo tiempo, así que atiende al físico primero y cuando se calma, se siente mejor. Pero recuerde, eso solo es momentáneo. Salga del lugar y vaya a casa a hacer ejercicio.

3 Distracción: como los celos son un trastorno de la imaginación, entonces haga lo lógico: distraiga a la imaginación, céntrela, respire y lea un libro emocionante, mire un programa de televisión que le guste, cante, baile.

4 Los celos no son usted: hable con ellos. Aunque no lo crea, muchas personas piensan que los celos son ellas, que esa es su forma natural de actuar y le echan la culpa a la pareja: no, la pareja no tiene la culpa. Hable con los celos. Parece algo loco, pero de esa forma los verá como algo externo y que puede controlar.

5 Suelte a su pareja y vaya a terapia: deje de pensar en su pareja, suéltela, tenga confianza y la seguridad de que si hay infidelidad, lo descubrirá. Y, para terminar, acuda a terapia de todas formas.

¿Qué hacer con una obsesión?

Alejandro Morales

Coach

1 ¿Cómo saber si se está obsesionado con un tema o persona?                        
Saberlo es relativamente fácil. Si ve que un tema o persona permanece mucho tiempo en su mente y no eres capaz de controlar el tiempo y espacio de dedica a pensar en esa persona, podrá identificar que está obsesionado. Sin embargo, el problema frecuentemente no está relacionado a saber si se está obsesionado o no, sino que el principal problema es reconocer y aceptar que esa persona o situación maneja nuestra mente y en algunos casos nuestra propia vida. Por esta razón es muy importante comenzar a aceptar que tenemos un problema o una situación que resolver, porque no podemos cambiar nada que no seamos conscientes que debemos cambiar.Los principales indicadores que evidencian una obsesión son los siguientes:

• Las decisiones que toma están principalmente basadas en esa persona o situación particular.

• Dedica más tiempo a esa persona o situación en particular, que al resto de personas o situaciones y esto lo hace durante un largo periodo de tiempo.

• Pierde la capacidad de conciliar el sueño o de concentrarte en el día a día, por estar pensando en esa situación o persona.

• Pierde el control de tus emociones, se deprime, se pone agresivo o actúa de manera descontrolada.

• Pierde el sentido de tu vida, cree que sin esa persona o situación no existen otros caminos, o que solo debe enfocarte en resolver lo relacionado a esa persona o situación para poder continuar con otros aspectos de tu vida.

2 ¿Cómo se llega a esta situación?    
Por lo general las obsesiones se dan cuando damos más importancia de la que realmente tiene una persona o situación en nuestra vida. Solemos generar dependencias, porque en ello creemos encontrar algo que nos falta, o creemos que podemos resolver algunos de los conflictos personales que tenemos. En la vida jugamos a través de dos roles principales, el rol del líder, que es el rol del autocontrol, de la toma de decisiones y de la acción para alcanzar nuestro objetivos y el rol del seguidor, que es el rol de la dependencia, de la subordinación y de la autovictimizacion. Por esta razón cuando nos convertimos en férreos seguidores de una persona o situación en la vida, corremos el riesgo de obsesionarnos y perder el control de nuestras acciones o pensamientos, siendo esto algo mucho más común de lo que pensamos. Podemos obsesionarnos con el trabajo, con la pareja, con un desconocido o con cualquier cosa que creamos que para nosotros tenga la “capacidad” de llenar o resolver algún vacío personal. 


3 ¿Se puede controlar o manejar?

Si, debemos retomar nuestro liderazgo de vida y para ellos hay que seguir con algunos pasos o tener en cuanto algunos aspectos.El primero de ello es ser consciente del problema que tenemos, es decir reconocer que tenemos una obsesión y que esto afecta nuestra vida, pues los seres humanos solo cambiamos cuando nos damos cuenta de nuestra propia realidad, no cuando alguien más trata de mostrárnosla.Una vez se haya aceptado el problema, es importante investigar que evento o que suceso desencadeno esta obsesión o dependencia. Pudo haber sido un trauma del pasado, un fuerte choque emocional o pérdida sufrida recientemente.Cuando podemos identificar qué fue lo que desencadeno la obsesiones debemos corregir todo desde el origen, es decir resolver ese conflicto o ese evento pasado. Si tomamos consciencia y abrimos los ojos, podemos salir de este impase de manera autónoma, si aún no lo hemos hecho y no encontramos la manera de salir por nuestros propios medios, es bueno buscar ayuda de manera inmediata, pues entre más pase el tiempo más profundo podemos caer y mucho más control vamos a perder. Es importante no permitirnos tocar fondo para poder reaccionar, entre más rápido generamos un cambio e nuestra vida, menos dolor y sufrimiento tendremos nosotros y las personas que nos rodean.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN GALERÍA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.