¿Mal carácter? Consejos para manejarlo | Galería | Vanguardia.com
Jueves 12 de Octubre de 2017 - 04:30 AM

¿Mal carácter? Siga estos consejos para manejarlo

Comparta este artículo ›

Banco de Imágenes
No todos los días son buenos, eso es verdad, y también lo es que hay personas que logran hacer que una cosa sencilla parezca algo terrible, pero el mundo no tiene la culpa. El mal genio es algo innato del temperamento de algunas personas, pero se pude manejar.
(Foto: Banco de Imágenes )
Gritar para liberar estrés es algo que los expertos recomiendan. Pero si su tono de voz con frecuencia es alto y, además, va acompañado constantemente de un ceño fruncido, de quejas y una energía que los demás podrían calificar como pesada ante cualquier circunstancia, su mal carácter podría estar dominando su vida.

Algunos no pueden evitarlo. Un estudio de la Universidad de Minnesota, Estados Unidos, demostró que el temperamento se hereda, así que es posible que su mal genio sea un regalo de sus ancestros. Pero eso no significa que no lo pueda manejar para no entristecer el día de otros o desencadenar una fuga de mal genio en su hogar o su trabajo.

Por ejemplo, la coach Natalia Hernández señala que, en su caso, cuando debe manejar su temperamento en reuniones difíciles, solicita un minuto para ir al baño, entra a un cubículo, se apoya sobre la puerta con sus dos manos y mueve las piernas: “mi labor es responder de forma correcta, así que prefiero desaparecer un minuto antes de armar una escena terrible. Si uno grita, se arrepiente después, aún si tiene la razón. Me ha funcionado y lo puedo recomendar”.

Expertos del área de salud mental de Mayo Clinic señalan que en el calor del momento es fácil decir algo de lo que más tarde se arrepentirá. Tómese unos momentos para ordenar sus pensamientos antes de decir cualquier cosa, y permita que el resto de las personas implicadas en la situación hagan lo mismo. Por su parte, la coach de la Universidad Nacional, Natalia Hernández, señala que “un buen ejercicio para calmarse es ver hacia otra cosa que no sea la persona que le ha causado molestia. De esta manera se distraerá y evitará reaccionar”.

Una vez se haya calmado, exprese su enfado: apenas empiece a pensar con claridad, exprese su frustración de manera firme, pero sin confrontaciones, señalan el equipo de expertos de área de salud mental de Mayo Clinic. Explique cuáles son sus preocupaciones y necesidades de manera clara y directa, sin herir a los demás ni intentar controlarlos. La coach Camila Díaz aconseja escribir primero en el celular o en una libreta lo que siente: “pida un minuto o tome su celular y en el bloc de notas escriba lo que siente en ese momento. Si el reclamo es injusto, escriba eso. Si no lo es, pero usted es muy orgulloso, escriba eso. Así, cuando tenga que responder, estará consciente de cuál es la razón por la cual salío a relucir su mal carácter”. 

Haga ejercicio: a veces el estrés o los problemas son causantes de que el temperamento tome una curva descendente. Los expertos de la Clínica Mayo señalan que la actividad física puede ayudarle a reducir el estrés y controlar la irritabilidad. Si siente que alguna situación le molesta demasiado, salga a dar una caminata enérgica, a correr, o practique cualquier otra actividad física que disfrute.  

Evite quedarse demasiado tiempo resentido: si deja que la ira u otros sentimientos negativos desplacen a los positivos, puede verse absorbido por su propia amargura o por una sensación de injusticia, señalan los expertos de Mayo Clinic, pero si puede perdonar a quien le hizo enfadar, quizás ambos aprendan algo de la situación. No puede esperar a que todo el mundo reaccione o piense exactamente como usted quiere.  

¿Por qué nos da mal genio?

Cynthia Gamboa, psicoterapeuta, psicoanalista y neuropsicoanalista, explica qué nos hace estar de mal genio: “cuando pasamos por períodos en donde estamos irritables, molestos, mal humorados o de mal genio, ya sea percatándonos de ello o no, es porque estamos pasando por momentos conflictivos inconscientes de alguna(s) situación(es) que perturba nuestro interior, que ya necesita ser resuelto, pero no sabemos y/o no queremos entender el motivo por el que se está presentando. Cuando nos relacionamos con una persona por un tiempo y experimentamos sentimientos de malestar subconscientemente, es a causa de que percibimos en esa otra persona algo de nosotros que nos produce reconectarnos con la conflictiva que nos está incomodando”.

¿Cómo se puede manejar una crisis de este tipo?

“Cuando percibimos que estamos de mal humor, nos corresponde entender que nosotros somos los que nos sentimos mal, el problema es de uno y por ninguna manera debemos volcar en otra(s) persona ese malestar, pues únicamente logramos herir, lo cual a la vez, también repercute en volvernos a enojar, y por lo tanto entramos en un círculo vicioso. 

¿Qué se puede hacer?

“Todos pasamos en algún momento de la vida por sentimientos de mal humor, esto puede justificar algunos episodios. Lo normal es que vivamos en paz con nosotros mismos y con el medio que nos rodea, por ello, si la crisis de mal genio aumenta de nivel y/o de frecuencia, lo recomendable es acudir con un psicoterapeuta para que ayude a explorar el mundo interno y resolver los conflictos desconcertantes”, concluye la experta.  

 

 

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN GALERÍA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.