¿Usted es un acumulador de emociones? | Galería | Vanguardia.com
Jueves 09 de Noviembre de 2017 - 03:00 PM

¿Usted es un acumulador de emociones?

Comparta este artículo ›

Banco de Imágenes
El instituto de ecología emocional de Cataluña explica que el “caos emocional” sucede “cuando no somos capaces de entender ni de gestionar lo que sentimos. El eje mente-emoción-acción entra en contradicción, perdemos el control y padecemos”.
(Foto: Banco de Imágenes )
Así como hay personas que acumulan locamente objetos, también hay quienes acumulan emociones: el caos rige sus vidas y cualquier momento es bueno para añadir un poco más de drama a la situación. ¿Conoce algún acumulador de emociones? ¿Lo es usted?

Para Patricia, de 39 años, su forma de ver la vida y manejar sus emociones estaba convirtiendo su vida en un caos.  

“Me había separado de mi esposo por 15 años, apenas un mes atrás, y empecé a salir con otra persona”, narra Patricia. “Además, mi hija estaba saliendo con su primer novio y a mí me parecía terrible, peleaba con ella todo el tiempo”, explica.  

Lea también: Descubra qué tipo de mentiroso es usted

Como si fuera poco, no podía encontrar sincronía con sus compañeros de oficina y la forma como lo solucionaba era quejándose constantemente con su jefe inmediato.  

“Con mi familia las cosas no estaban mejor: no estaba de acuerdo con las decisiones de mi hermana menor, que quería irse a vivir a otro país y empezar de cero, y había desarrollado un gusto por apostar dinero en el casino  con mis amigas. Mi vida era un desastre”, cuenta Patricia.  

Hoy, ella ha aprendido a resolver un tema a la vez, a darse su tiempo y no buscarse más asuntos que desequilibren su vida: aprendió a no intervenir en la vida de los demás -ni siquiera en la de su hija- y solo aconsejar con paciencia. 

Esa constante búsqueda de emociones se conoce hoy, según los expertos, como “acumulación de emociones”: personas que buscan el caos a como dé lugar y no soportan estar bien. El drama es la norma de sus vidas. 

¿Y si estoy acumulando emociones?

La coach Camila Díaz explica qué puede hacer si usted ha reconocido que es un acumulador de emociones y que, debido a esta situación, tiene su vida en caos.

Haga una lista de los temas con los cuales ésta lidiando en este momento, y escriba los sentimientos que tiene hacia cada una. Esto le ayudará a comprender cuál es su realidad y cuántos sentimientos está manejando al respecto. 

Escriba las ideas que tiene fijas en su mente: esta tarea requiere tiempo y yo recomendaría que se tomara al menos una jornada para identificar todas esas frases que uno se dice a diario sobre cómo debe funcionar la vida. Por ejemplo, “es que una buena hija debe llamar a su mamá cinco veces al día”. Si identifica todas estas cosas que se dice y que en realidad no tienen un sustento en la vida real, ya que una buen hijo es simplemente alguien que ama y respeta a sus padres, entonces entenderá que se está buscando emociones que no necesita, muchas de ellas negativas. 

Establezca prioridades: ponga en primer lugar las situaciones que lo están afectando y que dependen únicamente de usted mismo. ¿Qué siente al respecto? ¿Podría sentirse de otro modo? ¿Qué hacer para lograrlo? De esta forma hallará soluciones y se sentirá mejor. La emoción caótica y el drama se irán.

Lea también: “Quiero una pareja real. ¡No soy tu nana!”

Frente al espejo, observe sus gestos cuando discute: recree la última discusión que tuvo o el último lío en el cuál se metió por culpa de su temperamento. Muchas personas viven en caos por culpa de su propia gestión de las emociones. Si ve al espejo el ridículo que está haciendo con usted mismo al reaccionar así, entonces le bajará a las ganas de hacer drama la próxima vez.

¿Cómo tratar con una persona caótica?

El coach Fernando García ofrece algunas estrategias para lidiar con esas personas que amamos, pero que viven en un caos constante:

No le siga el juego: si es una persona que arma drama por cualquier situación, entonces no discuta. Explíquele por una sola vez lo que usted piensa, y luego dígale que respeta su opinión. Si no se trata de algo importante, hable de otra cosa con sutileza. 

Tome distancia: si es una persona que constantemente le habla de líos y problemas, aléjese. Si lo busca para hablar, entonces explíquele. Cuando se percate de que está perdiendo la relación con usted, le podrá explicar. Si no reflexiona, al menos usted no tendrá más dolor emocional. 

No se cargue con los problemas de los demás: se debe distinguir cuándo se puede hacer algo y cuándo no. A veces solo podemos dar una solución práctica y un consejo amable. 

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN GALERÍA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.