Que su espiritualidad no se convierta en moda | Galería | Vanguardia.com
Viernes 10 de Noviembre de 2017 - 10:15 AM

Que su espiritualidad no se convierta en moda

Comparta este artículo ›

Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL
Que su espiritualidad no se convierta en moda
(Foto: Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL )
La espiritualidad hace parte esencial de la vida de los seres humanos. Sin embargo, es importante entender que cada quien la vive de una manera diferente y autónoma. Por ello, los expertos hacen un llamado para que los jóvenes vivan esta experiencia por voluntad propia y no por hacer parte de una ‘moda’ que impone la sociedad.

Cada vez son más los jóvenes que hacen parte de las diferentes comunidades religiosas que existen en la ciudad.

Un fenómeno que se ha intensificado en los últimos años, debido a que dichas iglesias, independientemente de la religión a la pertenezcan, han modificado la manera en la cual se acercan a los muchachos.

Aunque esta es una decisión muy personal, la cual depende del deseo de ese individuo para explorar su espiritualidad, en algunas ocasiones convierten las religiones en una moda.

Lea también: Aprenda a respetar la soltería de sus familiares

Por eso, es importante que antes de hacer parte de estos grupos religiosos, tenga claridad en lo que desea y lo que finalmente espera luego de  unirse a ellos.

No lo haga por presiones de su círculo social o familiar o simplemente para estar ‘a la moda’.

La espiritualidad hace parte esencial de la vida de las personas pero cada quien la manifiesta y vive de una manera diferente. No pierda su esencia para agradar a otros.

Los jóvenes y la espiritualidad

La psicóloga santandereana Luz Edith Orduz Cuadros, quien es experta en el análisis del comportamiento de los jóvenes y niños, aseguró que en estos casos es fundamental que los muchachos tengan libertad para experimentar su espiritualidad, pero poniendo límites que nos los lleven a caer en extremismos religiosos.

Lea también: Descubra qué tipo de mentiroso es usted

“En muchos casos, los jóvenes viene de un núcleo familiar en el que ya está impuesta alguna religión, la que sea. Pero hay otros en los que no es así y la curiosidad los lleva a buscar esa espiritualidad que es muy importante en la vida de ellos”, explicó la experta.

Además, Orduz Cuadros señaló en el caso de los jóvenes cuyas familias le han inculcado dicha cercanía a la religión serán más fácil esa búsqueda espiritual. Mientras que aquellos que no, tenderán a seguir las influencias de su círculo social o por situaciones adversas que esté viviendo. En dicho aspecto, es fundamental tomar precauciones.

“Es importante que el joven se acerque a estos grupos y a la espiritualidad porque realmente lo quiera, no porque los demás lo obliguen o por presiones para hacer parte de algún colectivo o alguna moda”, agregó la psicóloga.

Además, la experta advirtió que los muchachos que ingresan a estas comunidades por presión o por ser aceptados, son más vulnerables y, por consiguiente, manipulables.

Lea también: ¿Sabe cómo hablar de sexualidad con los niños?

“No hay que caer enel fanatismo de ninguna de las religiones que existen, así sea por estar a la moda. Muchos jóvenes son vulnerables a estos grupos ya sea por la inmadurez emocional o por problemas personales, y se pueden ir a extremos negativos. Ninguna religión es mala pero sí hay personas que se quieren beneficiar de esa necesidad del joven por experimentar su espiritualidad”, añadió.

Por eso, la psicóloga hace énfasis en la necesidad de poner límites y no dejarse influenciar de manera negativa de las personas que rodean a los jóvenes.

“Desde el punto de vista psicológico, la espiritualidad hace parte importante de la vida de las personas. Los jóvenes deben dejarse guiar por lo que realmente quieren y no por lo que impone la sociedad”, concluyó Orduz Cuadros. 

Consejos de una teóloga 

La teóloga María Margarita Márquez se refirió a este fenómeno que en muchas ocasiones es tomado como una moda por algunos jóvenes. 

¿Qué es lo que motiva cada vez más a los jóvenes a hacer parte de alguna comunidad religiosa, independientemente de la que sea?

Esto se debe a varios fenómenos. Lo primero es que las iglesias actuales se están transformando en una especie de club social más que en una iglesia. Es decir, ponen luces, los hacen sentir en familia, el fin es entretener a los jóvenes que llegan con depresión o problemas. No les están vendiendo espiritualidad sino un estilo de vida en donde los hacen sentir parte de algo. Además, les venden la autoestima como un producto.

Lea también: Así son los jóvenes de ‘alma vieja’ de Bucaramanga

Las iglesias actuales se encargan de hacerlos sentir cómodos y se alejan de lo que realmente es la religión y la espiritualidad.

¿Por qué asisten a estos grupos?

Porque lo que hacen es aplicarles una especie de psicología en las que los hacen sentir importantes y especiales. Y los jóvenes quieren hacer parte de grupos en los que sean aceptados.

¿Qué debe tener en cuenta un joven que de verdad está interesado en acercarse a Dios por medio de estas comunidades?

Mi consejo para quienes están interesados en acercarse a estos grupos es que primero tengan claro lo que quieren. Si el objetivo es buscar a Dios, pues que se basen en lo que dice la Biblia y no en lo que dicen los pastores o los líderes.

Muchas veces estas personas lo que hacen es manipular a los jóvenes cambiando versículos o fragmentos de la Biblia y los jóvenes creen ciegamente.

Lea también: ¿Cómo evitar que los niños caigan en redes de trata de personas?

Mi consejo es que cada joven, teniendo en cuenta lo que buscan y desean, es que crean por sí mismos y no porque los demás se los pide.

¿Cómo un joven se puede dar cuenta de está siendo manipulado?

 Generalmente en estas sectas, que no puedo llamarlas de otra manera, le hacen creer a los jóvenes que los más importante no es vivir su espiritualidad sino rendirles tributo a los líderes de estos grupos. Esto es un error. No podemos dejar que ellos manipulen la vida de los muchachos que están interesados en experimentar esta parte de sus vidas.

Además, estas personas empiezan a abusar de la autoridad que tienen.

¿Cómo pueden los jóvenes experimentar su espiritualidad y no llegar a los extremos?

El problema de los extremos es que creemos en todo lo que nos dicen los líderes. Los jóvenes no pueden dejar de lado sus asuntos de conciencia, es decir, aquellas cosas que son decisión de cada persona.

Lea también: ¿Sabe cómo reaccionar ante las conductas agresivas de los niños?

No pueden permitir que esos líderes los hagan cambiar aspectos de su vida que no les ayudarán a ser mejores personas o que nos les permitirá explorar su espiritualidad de manera adecuada y libre.

Ventajas de experimentar su espiritualidad

1. Podrá explorar otros campos de su vida personal.

2. Le ayudará a resolver situaciones o dificultades de su vida, de una manera diferente.

3. Al explorar la espiritualidad, tendrá la posibilidad de conocer a nuevas personas.

4. Le ayudará a estar en calma consigo mismo y valorar más su tiempo a solas.

5. Independientemente de que se sienta a gusto con alguna religión o no, podrá conocer un aspecto nuevo que es fundamental en la vida de las personas.

6. Podrá manejar de una manera más calmada y adecuada las crisis emocionales.

Lea también: Hábitos que heredan los niños

7. Vivir la espiritualidad con autonomía es una manera de expresar su libertad. No deja que otros lo presionen.

8. Los jóvenes que se interesan por experimentar la espiritualidad, tienden a desarrollar más el sentido de la lectura.

9. Espiritualidad no es sinónimo de religión, por lo cual los jóvenes aprenderán a ser más tolerantes y respetar las diferencias.

10. Vivir su vida de manera plena, de una manera más pacífica y amorosa, en calma.

Publicidad
Publicada por: VALESCA ALVARADO RÍOS
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.