Miércoles 11 de Abril de 2018 - 10:02 AM

¿Todo le saca la piedra? Expertos le explican por qué tanto mal genio

¿Ha notado que últimamente todo el mundo parece estar de mal genio con mayor frecuencia que de costumbre? Los expertos dicen que el tema de la política tiene algo que ver, que la indignación nos hace estar más molestos, pero esa no es la verdadera causa. Entonces, ¿cuál es?

Comparta este artículo ›

Tomada de Internet
Últimamente, el mal genio parece haber aumentado: ¿es porque estamos en época de elecciones? ¿tiene algo que ver que vivimos en una era de la indignación? ¿O está más relacionado con el mundo estresante en que vivimos?
(Foto: Tomada de Internet)

Con frecuencia, la gente puede reconocer que tiene un carácter “fuerte”, pero pocos se llamarían así mismos, agresivos. 

Sin embargo, últimamente, el mal genio parece haber aumentado: ¿es porque estamos en época de elecciones? ¿tiene algo que ver que vivimos en una era de la indignación? ¿O está más relacionado con el mundo estresante en que vivimos?

Le puede interesar: ¿Mal carácter? Siga estos consejos para manejarlo

“El mal genio que parece haber aumentado recientemente y la indignación que se muestra en las redes sociales no están correlacionados directamente: usted puede indignarse por el dolor de los animales, por lo mal pagadas que están las mujeres, por  las injusticias de clase social, pero eso no necesariamente lo hace una persona amarga para el resto de la gente”, explica Camilo Cifuentes, máster en psicología social. 

Señala que la verdadera razón por la que vivimos de mal genio es porque vivimos en un mundo competitivo: si las cosas no resultan como queremos, reaccionaremos con mal genio: “la forma de vida del otro, si no va con la nuestra, nos molesta. Si no podemos salirnos con la nuestra nos morimos de mal genio y esto incrementa nuestros niveles de estrés”. 

Le puede interesar: Quítese los guantes

Ahí sí, las redes sociales tienen mucho que ver. “Si el otro aparece en sus redes sociales siendo más feliz y teniendo mayor éxito, estamos disparando una depresión que nos llevará inevitablemente a un ciclo de autodesprecio y desprecio por los demás. Por tanto, ante cualquier cosa que desafíe nuestra estructura mental, reaccionamos de manera agresiva”, explica Cifuentes. 

Un estudio realizado por la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, encontró que Facebook, particularmente, es capaz de hacer descender los índices de bienestar de las personas que pasan más de una hora al día en esa red social. 

Las otras no se quedan atrás. Pero eso ya lo sabíamos. La pregunta es: ¿qué hacer? 

Le puede interesar: ¿Tiene a su lado a un "psicópata cotidiano"?

“Sería bueno que empezáramos a buscar más significados a nuestra vida más que solo hacer lo que hacemos día a día. Eso nos haría más felices y menos malgeniados”, explica la coach Camila Díaz. El  mal genio llega en cualquier momento, ¡somos humanos! Pero si dedica más tiempo al día para hacer cosas que lo hagan feliz, es posible que esa mala cara que ostenta todo el día pierda su razón de ser.

Mal carácter: lo que dice la ciencia

Un estudio publicado en 2014 por la Universidad de Nueva Gales del Sur, encontró que las personas genéticamente predispuestas a la agresión intentan controlar su ira, pero tienen un funcionamiento ineficaz en las regiones cerebrales que controlan las emociones.

Se comprobó también que el gen de la ‘Monoamino oxidasa A’ podría ser el responsable del comportamiento más agresivo, aquel que pasa de una respuesta de “mal genio” a una reacción violenta.

Sin embargo, aunque el mal genio no se irá, sí se puede trabajar en un mejor manejo de las emociones para que su respuesta hacia los otros no se convierta en agresiva y en realidad, su temperamento fuerte no pase de eso.

Le puede interesar: ¿Es capaz de reconocer a un manipulador?

¿De dónde viene el mal humor?

La psicóloga y escritora Valeria Sabater señala que el mal humor “lo creamos o no, también nuestros queridos amigos de la fauna animal sienten esas dimensiones como la rabia, los celos, la tristeza, o el desconcierto… pulsiones que pueden generar perfectamente un momento de sentido mal humor”.

La experta señala que “en ocasiones esperamos que las cosas se sucedan según los parámetros que tenemos marcados. Sobre ideas que nosotros mismos juzgamos como esperables y correctas, esas que marcan el equilibrio de nuestra vida”.

Valeria Sabater también señala que negar la realidad y ser un egocéntrico consumado nos hace la vida más amarga: “esas personalidades que están solo centradas en sí mismas y que no aceptan opiniones, o puntos de vista diferentes al suyo, están irremediablemente condenados a un mal humor continuo. No existe altruismo, nunca ceden, el yo ejerce una fuerza centrípeta donde todo va hacia ese interior en continuo enfrentamiento con el mundo que le rodea”.

Le puede interesar: ¡Aprenda a perder!

Sin embargo, no todo es negativo, el mal genio tiene sus ventajas: “Tal Ben Shahar, un profesor de Psicología Positiva en la Universidad de Harvard, el mal humor actúa como una especie de válvula con la cual aliviar la presión a la que en ocasiones, estamos sometidos”, señala Sabater.

Finalmente, agrega que “el mal humor puede mejorar nuestras capacidades para afrontar problemas, una irritabilidad moderada nos pone alerta sobre un mundo que no siempre debe ser como nosotros esperamos. Es una lección que debemos aprender y saber afrontar”.

Por su parte, el psicólogo Arturo Torres señala que existen algunas causas que provocan el mal genio en personas que realmente no son agresivas y que es necesario tratarlas para llevar una vida más tranquila:

Falta de sueño: cuando dormimos poco o con interrupciones frecuentes, nuestro cerebro no se recupera del todo, y eso hace que deba enfrentarse a las tareas del día a día con unos recursos muy limitados y de mala manera.

Hay que tener en cuenta que este conjunto de órganos está siempre activo, y por consiguiente se expone a un gran desgaste.

Le puede interesar: ¿Es de esas personas que no se disculpa?

Estrés mantenido durante mucho tiempo: es poco común que estos niveles de ansiedad mantenidos durante días sean experimentados con buena cara, como si ese malestar psicológico fuese un sacrificio edificante que se asume a favor de un bien mayor.

Casi siempre se traduce en rabietas y nos lleva a adoptar un estilo de pensamiento más cínico y pesimista.

Pesimismo vital causado por una filosofía de vida: Hay un tipo de mal humor que es más profundo y menos circunstancial que el generado por el estrés y la falta de sueño: el que forma parte de la propia filosofía de vida, del modo en el que hemos aprendido a interpretar nuestras experiencias.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN GALERÍA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.