Domingo 03 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Preguntas que deben hacerse

No sea tímido: existen algunas preguntas que puede -¡y debe!- hacer a su pareja para que su vida íntima mejore. Al principio todo es pasión y perfección, pero si quiere una relación estable y sana, tiene que atreverse a abordar algunos tabús.

Comparta este artículo ›

Tenga presente que lo mejor sería que su actitud fuera relajada y coherente, no haga una pelea o un melodrama con una respuesta que no espera escuchar o crea que con estas preguntas recaudará pistas para mantener el control sobre una posible infidelidad o juego sucio de su pareja.

No. La idea no es esa.

La sexóloga Estefanía Rosas explica que antes de esta sesión de preguntas “puede organizar una cena o una actividad que los relaje y los ponga a disposición de hablar de estos temas”.

La experta también explica que debe ofrecer la seguridad a su pareja de que podrá ser honesta, de lo contrario, hacer las preguntas no valdrá la pena.

“Lo primero que debe hacer, al menos con una semana de anterioridad, es contestar usted mismo dichas preguntas, reconocer cómo se siente si recibe una respuesta como la que usted está pensando y si está dispuesto también a responder de vuelta. Si no está listo, tome más tiempo. Pero si lo que realmente quiere es conocer a su pareja y empezar a disfrutar de una mejor vida sexual, entonces abra su mente”, señala Rosas.

No se apresure: lo que pensamos o fantaseamos no siempre tiene el fin de llevarse a cabo, pero sí puede ser un factor que encienda las cosas en la habitación si ha pasado un cierto tiempo de rutina.

No tenga miedo y arriésguese.

Preguntas nivel 1: las más suaves

El psicólogo Juan Armando Corbin ofrece una lista de preguntas que debería hacerle a su pareja y con las cuales podría comenzar para que su vida sexual mejore:

1 “¿Consideras que se pueden tener relaciones íntimas con muchas personas?” Una pregunta para tener una idea de si es una persona conservadora o más bien liberal en el tema de las relaciones íntimas.

2 “¿A qué sitio irías a vivir una aventura?” Le permite tener una idea de qué tipo de experiencias excitantes atraen más la atención de su pareja.

3 “¿Qué es lo más importante para ti en la cama?” Todos valoramos unas cosas u otras. Mientras algunas personas tienen como prioridad un buen cuerpo, otras prefieren un trato cariñoso.

4 ¿Qué es lo que más te gusta hacer y que te hagan en la cama? Una pregunta que habla de las preferencias en los momentos de máxima intimidad.

5 “¿Qué no te gusta al hacer el amor?” Puede que haya situaciones que le parezcan demasiado. Lo mejor es hablarlo y entenderse.

6 “¿Estás abierto a probar cosas nuevas en tus relaciones íntimas?” Esto demuestra si la persona tiene una mente abierta y flexible.

7 “¿Cuál crees que sea tu mayor inseguridad al hacer el amor?” Una forma directa de saber si la persona realmente no está agusto con su físico o siente algún tipo de inseguridad.

8 “¿Qué significan las relaciones sexuales para ti?” Para saber qué importancia tienen los momentos íntimos de pasión o si valora otras cosas de su pareja.

9 ¿Tienes alguna perversión que puedas compartir? Todos tenemos pensamientos sobre nuestra intimidad que nos gustaría compartir con nuestra pareja.

10 “¿Qué situaciones te llevan al límite del deseo?” En otras palabras, ¿qué es lo que resulta más excitante en la intimidad? Una pregunta íntima pero útil.

Preguntas nivel 2:

alta temperatura

Expertos en relaciones de pareja como Rhonda Milrad y Caleb Backe, ofrecen unas preguntas un poco más candentes para hacer a su pareja y conocerla mucho más en la intimidad:

1 ”¿Te gusta cuando te hago...? ” Es una pregunta directa para saber si está haciendo las cosas placenteras para la otra persona.

2 “¿Cómo te gusta tocarte?” Permita que su pareja se sienta cómoda para responder a esta pregunta, que en realidad es muy íntima.

3 ¿En qué piensas o en quién cuando te tocas”: no tenga temor de escuchar una respuesta que no lo incluya. Tenga en cuenta que debe estar listo para escuchar la respuesta sin alterarse. Por otro lado, considere que todos tenemos fantasías con otras personas distintas a nuestra pareja, incluso usted.

3 “¿Cuáles son tus límites en el sexo?” ¿Llegarías a hacer algo de sadomasoquismo o incluso querrías ir a ver a otras personas en la intimidad?

4 “¿Qué te gustaría que hiciéramos más”? No entre en una discusión de si a usted le molesta o si no. Por el momento, escuche la respuesta. A menos que la otra persona le pregunte si a usted también le gusta o no.

5 “¿Qué tan a menudo quieres sexo”? No siempre que alguien quiere tener relaciones íntimas lo dice. Simplemente deja pasar el momento. Pero si quiere que su relación de pareja mejore, deben abordar esta cuestión. Si hay un desequilibrio, es mejor afrontarlo.

6 “Recuerda el sexo más candente que hayas tenido. ¿Qué fue lo que te gustó?” Nuevamente, si la respuesta no lo incluye, debe mantener la calma o de lo contrario no tendrá sentido.

7 “¿Cómo te gusta que te seduzcan?” Es una excelente clave para tener en cuenta.

8 “¿Te gustaría intentarlo con algún juguete sexual?” Es importante que tenga eso claro, puede que se esté perdiendo de una experiencia interesante por no haber preguntado.

9 “¿Qué tipo de porno ves?” No está bien asumir, pero para esta pregunta lo mejor es hacerlo. Una persona puede sentirse intimidada si siente que está siendo cuestionada moralmente y esta no es la idea. Si la presona no ve porno, entonces simplemente lo dirá, pero si lo hace, con esta pregunta no se sentirá juzgado.

Las preguntas para sí mismo

Paula England, socióloga de la Universidad de Nueva York, desarrolló un estudio en el cual encontró que la vida sexual de una persona mejora en la medida en que se conoce a sí mismo. Halló que tan solo el 11% de las mujeres tienen orgasmos, por ejemplo. Así que elaboró una serie de preguntas que antes que hacerle a su pareja, debería responderse a sí mismo para que su vida sexual vaya por un camino más cercano a como usted lo desea:

1 “¿Cuándo fue la última vez que tuvo buen sexo?” Si la respuesta es que fue hace “un largo tiempo”, entonces es momento de hacer algo.

2 “¿Con quién fue”? No se trata de juzgar, pero si no fue con su pareja estable, es momento de que se cuestione qué sentido tiene mantener su relación actual.

3 “¿Cuáles fueron las circunstancias?” Tuvo buen sexo, pero la situación lo hizo sentir mal. Es algo para cuestionarse.

4 “¿Tuvo un orgasmo?” Si la respuesta es no, puede seguir con esta pregunta: “¿qué pasó?”

5 “¿Volvió a ver a esa persona?” Si la respuesta es no, entonces piense si está satisfecho con esta situación.

6 “¿Alguna vez ha tenido sexo casual?” No se haga un juicio moral a sí mismo si lo ha hecho y si no lo ha tenido, piense si en este momento de su vida le gustaría tenerlo.

7 “¿Con quién quisiera tener sexo?” Si es una persona real -no incluye artistas de cine que jamás lo conocerán- que no es su pareja, entonces piense si lo querría hacer en la realidad o si prefiere dejarlo en la fantasía.

8 “¿Ha tenido sexo estando ebrio? ¿Le gusta?” Sobra decir que es bueno preguntarse si está abusando del alcohol o si se trata solo de un preámbulo.

9 “¿Por qué se toca a sí mismo y con cuánta frecuencia?” Si lo hace porque le falta más acción en la vida real, también es bueno que considere hacer algo al respecto.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.