Viernes 29 de Junio de 2018 - 06:02 PM

Festejarán el cumpleaños número 100 de campesina santandereana en Málaga

El próximo sábado se realizará un homenaje a María Luisa Joya Sandoval, una campesina quien recientemente cumplió 100 años de edad . El evento se realizará el Coliseo Custodio García Rovira de Málaga Santander.

Comparta este artículo ›

Suministrada /VANGUARDIA LIBERAL
Festejarán el cumpleaños número 100 de campesina santandereana en Málaga
(Foto: Suministrada /VANGUARDIA LIBERAL)

El carácter de una nación se define por la entereza y fortaleza de sus campesinos y esta dama en particular, ha sido una digna representante. María Luisa nació en Carcasí,  Santander, el 1 de junio de 1.918.

Hija de Teófilo Joya y Filomena Sandoval, penúltima de siete hermanos. Ha pasado su vida entre los municipios de Enciso, Carcasí y las veredas de Montonera, Robles y Cochagá.

Conoció a su esposo Pompilio Cárdenas por la amistad entre las dos familias y contrajeron nupcias el 18 de enero de 1.938. Como fruto de su matrimonio, concibieron seis hijas y cuatros hijos: Cristina, Gonzalo, Celina, Alicia, Hilda, Marina, Gilberto, Mary Elisa, Pompilio y Eliecer. Además, la mujer actualmente tiene 44 nietos, 78 bisnietos y 25 tataranietos.

Vida en el campo

María Luisa ha vivido desde la humildad y la esforzada labor del campo. Madrugaba en las mañanas para dejar lista las cinco comidas tradicionales del día para su familia y los obreros de la tierra. Su cocina de leña les daba un singular sabor a las arepas “leudas”, de maíz pelao, los mutes, las changuas, el cacao y los envueltos.

Según ella “los días eran más largos entonces” y hacía con suficiente tiempo sus tareas de ordeñar, 'achicar' los terneros, los oficios de la casa, criar a sus hijos y repetir la rutina al siguiente día. La familia Cárdenas Joya se instaló en una finca ubicada en Cochagá vereda de Enciso, en donde vivió la mayor parte de su vida sembrando y cosechando maíz, trigo, cebada, arveja y papa. También haciendo quesos y cuajadas que vendían en el mercado del pueblo los fines de semana. Como le encantan los jardines, estos siempre florecieron visibles en la entrada de su casa al lado del Pino.

Vio a sus hijos casarse, estudiar o partir de casa con su destino particular, lo que dejaba un enorme nudo en su corazón, un suspiro y una oración por cada uno de ellos.

Durante estos cien años, también experimentó de cerca los momentos difíciles de este país. Al provenir de una familia conservadora, tuvo que afrontar la violencia política por la rivalidad que existía con los liberales.

En el año 1.949 su familia fue atacada en la finca de Cochagá, por un grupo de revolucionarios liberales que incendiaron parte de la casa e hirieron a su esposo en una pierna. Él logró huir, gracias las plantaciones de maíz que había en los alrededores de la casa. Mientras tanto, María Luisa tuvo que esconderse con sus tres niñas mayores, durante varios días. Por fortuna, aunque luego de grandes dificultades, lograron reconstruir su casa y conservar su tierra.

Actualmente María Luisa vive en el municipio de Málaga Santander con su hija Marina, luego del fallecimiento de Pompilio por un cáncer, en agosto de 1.994.

Es una gran estudiante en el centro ASOMATE del pueblo, donde asiste luego de ir fervorosamente a la iglesia. Recita poemas y coplas, ha sido reina de la tercera edad, le encanta bailar torbellinos, guabinas, carrangeras y como ella dice: “su copita de aguardiente de vez en cuando”. Disfruta de tejer, hacer muñecos de tela, escribir diarios y contar historias.

Ella en su centenario, expresa en plenitud toda esa dulzura, alegría y fortaleza que describió José A. Morales en su lírica canción “Campesina Santandereana”; pues “Elisa”, como le decía su esposo de cariño y más conocida así popularmente, es una mujer carismática muy querida por sus amigos y habitantes del Pueblo.

Siempre luce glamurosa, bella y perfumada justamente así, como una “flor de romero”.

Publicidad
Publicada por: INFORMACIÓN SUMINSTRADA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.