Sábado 29 de Octubre de 2016 - 10:33 AM

Se cansó de ser una hoja de vida

Esta caleña es storyteller, conferencista y escritora; pero lo más importante, tuvo la valentía de dejarlo todo, reiventarse y comenzar de nuevo para "vivir desde adentro" y darle un verdadero propósito a su vida.

Comparta este artículo ›

Revista Nueva /VANGUARDIA LIBERAL
Se cansó de ser una hoja de vida
(Foto: Revista Nueva /VANGUARDIA LIBERAL)

Algunas veces, saber con certeza cuál es nuestro propósito de vida e ir tras él, no es fácil. Falta de claridad o miedo a salir de la zona de confort, pueden ser algunas de las causas. Sin embargo, ser conscientes de lo que sentimos en nuestro interior, de lo que queremos realmente en la vida, de lo que nos gusta hacer y de nuestro talento para realizarlo, es el primer paso para dar grandes saltos.

Así lo piensa Paola Carvajal, escritora, conferencista y storyteller (contadora de historias), quien después de una nutrida experiencia personal se dedicó a inspirar y a ayudar a muchos a empoderarse para que tengan vidas con un mayor propósito y sentido.

Desde hace mucho tiempo viene preparándose espiritualmente para esto; estudió constelaciones familiares, meditación, reiki, sanación pránica y milagros, entre otros. Pero no fue sino hasta el año pasado -cuando publicó un texto en la página web Map Makers, titulado: Me harté de ser una hoja de vida- que esta caleña despertó el interés de cientos de personas que, como ella, estaban cansados de sus trabajos y estilos de vida.

En este post, Paola cuenta que pasó 17 años dedicada al sector bancario. Tenía una vida que para muchos era ideal: graduada en administración de empresas, con esposo y dos hijas, un buen puesto de trabajo en una compañía importante, dinero, una casa grande y carro último modelo. No obstante, para sorpresa de algunos, este “paquete completo”, como ella lo llama, no la hacía feliz… estaba frustrada en muchos sentidos.

“Con la cabeza hecha un desastre, con las preguntas que respondía por quedar bien y jugando a ser una excelente esposa y madre, me agoté de mí misma (…) No tenía idea de qué estaba pasando por mi vida, era como si otra persona la estuviera viviendo y yo no estaba ahí, presente”, afirma en el texto.

Paola se convirtió en mamá a los 22 años. A los 29, cuando nació su segunda hija, descubrió que la relación con su esposo había terminado. “Las relaciones son ciclos de aprendizaje y mi aprendizaje con él se había acabado. Y cuando tú no tomas las decisiones rápidamente, la vida las toma y no con mantequilla; pero yo creo que fui una experta en acomodarme y en recibir lo que la vida tenía para darme, pero nunca en ir por lo que yo quería”, continúa.

Sin embargo, el día llegó y el adiós fue muy duro. Se fue de su casa con sus hijas, sabiendo que le quedaba algo por resolver: su vida laboral.

Un experimento nefasto

Siempre le gustó la lectura, el teatro, la poesía y escribir cartas de amor. A los 9 años de edad leyó La magia del poder psicotrónico, un libro muy viejo que invita a visualizar lo que se quiere para poder conseguirlo. Lo recuerda entre risas, pero después supo que esta lectura sería el comienzo de una carrera espiritual que cambiaría su vida.

Al mudarse comenzó a escribir y siguió estudiando. Esta vez aprendió “Antigua religión y magia sagrada”, a través de lo cual entendió el despertar del poder de la mujer antigua; formó un grupo de mujeres y descubrió que sus palabras sanaban. Entonces comenzó a ofrecer terapias en su oficina, transmitiendo la paz que cada mujer necesita para encontrarse a sí misma.

Sin embargo, su trabajo le incomodaba cada vez más. Un día hizo el siguiente ejercicio: “Si me fuera para Australia en este instante, sin hablar inglés y sin poder validar mi carrera, ¿cómo me ganaría la vida?, ¿cómo me podría reinventar sin ser la esposa de fulano? Al responder estas preguntas pensó que podría ganarse la vida hablando en público y dictando conferencias y talleres para ayudar a la gente a encontrar su norte. “Les quería decir que yo era una persona común y corriente, a quien le ha tocado ‘guerreársela’ para sacar adelante su carrera, ha vivido el desamor y ha tenido noviazgos que no prosperan”.

Así, decidió a reunir a sus amigos para que escucharan una conferencia que ella había preparado. Les pidió sinceridad en sus críticas y que solo le dijeran lo malo. El resultado del experimento fue nefasto y al mismo tiempo transformador: “Estuvieron de acuerdo en que tenía el talento, pero el mensaje no les quedó claro, hablaba de demasiadas cosas y no concretaba nada. Esto fue una fuerza interior que me permitió hacerlo mejor”.

Paola se enfocó en estudiar storytelling (el arte de escribir historias) para perfeccionar su técnica. Y comenzó a escribir otra conferencia: Más allá de Eva, la cual trata del poder de la mujer en igualdad con el hombre, en su despertar sin separarse de él, trabajando siempre en pareja.

Un despido que agradeció siempre

Ya se sentía lista para renunciar a su trabajo. “Cuando todo está listo, el universo confabula para que todo se dé”, afirma. Pero no renunció, la despidieron. Sin embargo, poco antes de que esto sucediera, compró el dominio www.relatosdemujeres.com y entregó su puesto como una reina.

Tiempo después asistió a una conferencia del español Isra García, creador del portal Map Makers, y allí publicó Me harté de ser una hoja de vida.  Dos horas después, había tenía siete mil visitas.  Fueron tantas las personas que le escribieron confesándole que también necesitaban un cambio, que Paola decidió crear el manual de supervivencia emocional Cómo vivir haciendo lo que uno ama.

“Lo escribí dándole respuesta a la gente que se preguntaba tantas cosas relacionadas con cómo, para qué y por qué hice lo que hice. Esto no es fácil, fue un verdadero reto, porque prueba tres cosas de tu vida: ¿qué tanto quieres esto que estás haciendo?, cuando lo consigas, ¿qué vas a hacer con eso? y ¿estás completamente seguro de que eso que conseguiste te genera valor?”.

Inspirando a otros

Asegura Paola que no hay tiempo perdido y que todo lo que se vive tiene una razón de ser. “La vida es como un rompecabezas: si no hubiese sido banquera, no habría abierto puertas para llegar a las empresas; si no hubiese sido administradora, hoy no podría administrarme a mí misma”

Por otro lado, servir a los demás es un empuje para ella. “Encontré que el verdadero propósito de nuestra existencia es servir a los demás y que a medida que servimos a otros se forma una simbiosis de evolución mutua -afirma en su manual-. Nos enseñaron todo mal: nos dijeron que con mayores esfuerzos íbamos a ser más ricos, más exitosos, que si entrenamos más duro el cuerpo va a ser espectacular, que todo lo que te cuesta debes valorarlo. Sin embargo, nada de eso es real, lo verdadero es la ley del menor esfuerzo y tiene una explicación científica... Si hay algo cierto, es que todos hacemos mejor aquello que disfrutamos. Y eso que tanto amamos es aquello en lo que nuestro cerebro se ha especializado”.

Paola ya no necesita llenar vacíos. Y aunque trabaje el triple, lo hace con gusto porque le encanta. Para ella, el cambio viene de adentro, pero más que motivación, se necesita inspiración para lograrlo y verle el verdadero sentido a la vida. “El problema nunca son los demás; el problema es uno, que no está cumpliendo realmente su misión y su propósito”.

Publicidad
Publicada por: MARICARMEN CERVELLI
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.