Sábado 10 de Diciembre de 2016 - 10:20 AM

Navidad sin errores

A todos nos encanta dar y recibir por esta época. Pero también es verdad que sobre el tema de los regalos tenemos muchas dudas. ‘Lecciones’ para no equivocarnos.

Comparta este artículo ›

Archivo /VANGUARDIA LIBERAL
Navidad sin errores
(Foto: Archivo /VANGUARDIA LIBERAL)

¿Le tengo que dar algo a cada persona que me hace un regalo? La respuesta es muy sencilla: no. Usted no tiene que salir a buscar un obsequio cada vez que alguien le da uno. Es suficiente decir ‘gracias’ (pero gracias de verdad) o puede escribirle una tarjeta amorosa y sincera con sus agradecimientos.

¿Si llevo muy poco tiempo con mi novio y estamos en navidad, qué le puedo regalar? Asegúrese de no pecar por exceso ni por defecto: ni un obsequio demasiado simple u obvio, pero tampoco uno ostentoso. Si la relación lleva poco tiempo, no se exceda en el regalo porque corre el riesgo de que su pareja se sienta comprometida.

La mejor opción es algo personalizado. Seguro que en el poco tiempo que llevan juntos, usted ya conoce algo de sus gustos en música, teatro o deportes; entonces, un CD o entradas para un concierto de su cantante favorito o un partido, le encantarán. Algo relacionado con sus pasatiempos también es excelente idea.

¿Está bien decir que no puedo dar regalos? ¡Claro que sí! Muchos han olvidado el verdadero espíritu navideño y se dejan llevar por una connotación  puramente comercial: tú qué me vas  a dar y yo qué te voy a dar… Como esto no es lo esencial, no es ningún problema decir que en estos momentos no atraviesa por una buena situación económica y que por lo tanto no puede dar regalos.

¿Está bien reciclar regalos? Sí, siempre y cuando cumpla con las siguientes normas: que el regalo tenga el empaque original (solo debe cambiarle el papel, el moño y, por supuesto, la tarjeta), que usted le dé el obsequio a una persona que no está en su círculo de amigos y a su vez no conoce a quien le dio el regalo, y que no sea algo elaborado a mano (si alguien le dio un objeto hecho con amor -un cojín, una artesanía, etc.- nunca lo debe reciclar).

Por último, no recicle por reciclar: si a usted le pareció horrible el obsequio, seguramente a otra persona le parecerá igual.

¿Le tengo que dar regalo a todos en mi trabajo? Muchas empresas tienen políticas de regalos estrictas, en las cuales, incluso éstos se prohíben.  Asegúrese de conocerlas. Jugar al ‘amigo secreto’ es una excelente manera de festejar la navidad e incluso sale más económico.

Por otro lado, tenga cuidado si piensa darle el ‘súper obsequio’ a su jefe, esto puede ser malinterpretado por sus compañeros de trabajo… o por su mismo jefe (¿acaso usted espera algo a cambio o quiere ‘ganárselo’?).  Lo mejor es reunirse entre los compañeros que quieran participar y comprarle entre todos un regalo.

¿Le tengo que llevar regalo a todo el mundo si me invitan a una fiesta navideña? Vamos por partes. Primero, nunca olvide llevarle un detallito al anfitrión de la comida o de la fiesta como agradecimiento por la invitación y por todo el trabajo que supuso para él o ella la organización;  a la fija irá con una botella de vino o unos buenos chocolates.

En cuanto a la pregunta, pueden jugar al amigo secreto o poner un tope máximo por cada regalo; de esta manera simplificará el asunto.

Pero hay una opción mejor: ¿qué tal si en lugar de recibir, reúnen dinero y lo donan a una fundación o compran mercados o juguetes y los distribuyen entre quienes lo necesitan? ¡Seguro vivirán más profundamente el espíritu esencial de la navidad!

Publicidad
Publicada por: TOMADO DE LA REVISTA NUEVA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.