Viernes 26 de Febrero de 2016 - 02:42 PM

Mitos y realidades sobre el zika

El Ministerio de Salud calculó que la fase epidémica del zika en Colombia duraría entre 6 y 8 meses. Además de esto, los casos de microcefalia podrían llegar a 400, equivalentes a 1 de cada 1000 nacidos.

Comparta este artículo ›

Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Mitos y realidades sobre el zika
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

Las personas que padecen este virus presentan fiebre, conjuntivitis, síntomas que suelen durar entre dos y siete días. Hasta el momento no hay tratamientos específicos para esta enfermedad. Sin embargo, la mejor forma de prevenirla consiste en la protección de las picaduras de los mosquitos.

En octubre del año 2015 el Ministerio de Salud confirmó los primeros nueve casos en Colombia, proveniente de un turista de Brasil que llegó a Cartagena. Actualmente Norte de Santander, Santander, Barranquilla y Huila son los departamentos más afectados por esta epidemia, ya que cuentan con las condiciones necesarias para la cría y reproducción del mosquito (Aedes aegypti), transmisor del virus. Según la Organización Mundial de la Salud este virus ya se ha propagado en 40 países.

Después de que joven en Popayán interrumpió su embarazo de 28 semanas por daños cerebrales y microcefalia del feto presuntamente a causa del virus del zika , cada vez son más las dudas de esta epidemia. Es por eso COLPRENSA habló con los epidemiologos Marcela Gómez, quien explicó los mitos y realidades del zika y diferencia entre el virus del dengue, chicunguña y zika y con el doctor José Fernando Sánchez, quien habló de las medidas de prevención y control de esta epidemia.

Diferencias entre el zika, dengue y chikunguña

Las tres infecciones son muy similares en período de incubación y en síntomas, la diferencia recae en la severidad, siendo los más graves y prolongados los que produce el dengue, seguidos por el chikunguña y los más leves los del zika, incluso pueden pasar desapercibidos en una de cada cuatro personas.

Las complicaciones del dengue están relacionadas con problemas hematológicos, el chikunguña  puede producir artritis crónica y el zika muy rara vez puede producir problemas neurológicos y alteraciones congénitas en recién nacidos.

El mosquito vector es la hembra del género Aedes Aegypti o albopictus, que es el mismo que transmite la fiebre amarilla, el chikunguña y el dengue; los mosquitos pueden transmitir las tres enfermedades, pero en raras ocasiones lo hacen de manera simultánea. Los mosquitos suelen picar durante el día, principalmente a primera hora de la mañana y a última de la tarde, y viven tanto en interiores como en exteriores.

El contagio del virus

La vía de transmisión clásica del virus es por la picadura del zancudo infectado. Por vía sexual se han reportado en el momento dos casos en el mundo, que se dieron en Estados Unidos, donde se pudo determinar que el virus permanece por más tiempo en el esperma, estos son casos poco frecuentes.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no se han documentado más de una infección por zika en una misma persona.

Relación entre el zika y el guillain barré

Según la Organización Mundial de la Salud, aunque todavía no se ha podido establecer un nexo entre el zika y el síndrome de Guillain Barré, hay fuertes motivos para sospechar que esta relación si exista por el aumento de casos del síndrome en países que se encuentran en plena epidemia de zika.

No se conoce a ciencia cierta cuál es la causa de este trastorno neurológico, por lo que sería muy difícil asegurar que el Guillain Barré podría ser una consecuencia del zika.

Aparte de los casos de malformaciones genéticas en los recién nacidos y el síndrome del Guillain Barré, cuya asociación causal no se ha podido establecer, el zika por lo general es una enfermedad benigna con síntomas leves.

En mujeres embarazadas

El mayor periodo de riesgo de transmisión del virus en la etapa de embarazo es durante el primer trimestre de gestación, pero independientemente del momento en que se encuentre la mujer, debe acudir al seguimiento de un especialista tanto del embarazo como del recién nacido.

El centro para control de las enfermedades en Atlanta (CDC), estableció que los repelentes registrados en las agencias de control ambiental y que son utilizados de acuerdo a las indicaciones, son seguros en el embarazo.

Medidas de prevención y control de la epidemia

Lo primero que se debe tener en cuenta es que este es un mosquito que transmite varias enfermedades y todas las medidas de prevención van enfocadas en contra de el mosquito.

La primera medida de prevención es la sensibilización, educación y capacitación de la comunidad que es el primer actor afectado por la epidemia. El principal factor de riesgo se encuentran en los hogares, específicamente en las albergas, donde se están los criaderos.

El lavado del interior de las albercas de manera semanal es fundamental, debido a que el ciclo de incubación del huevo hasta la salida de el mosquito adulto es de 10 a 14 días, si se hace este procedimiento cada ocho días se interrumpirá el ciclo.

El control biológico es otra de las medidas que se lleva a cabo con la introducción de peces larvívoros en las albercas, quienes se comen las larvas e impiden la proliferación de el mosquito.

El diflubenzuron, unas pastillas aplicadas al interior de las albercas, es otra opción para evitar la reproducción de las larvas.

Generalmente las medidas de control químico y de fumigación permite el control de los moscos adultos. Sin embargo, se debe tener en cuenta el impacto que esto produce sobre el medio ambiente y en la salud de las personas.

Recomendaciones

Es primordial utilizar repelentes con el fin de evitar la picadura del mosquito.

Por otra parte, no conservar el agua en los recipientes como materas, botellas, envases, ya que estos son criaderos de mosquitos y tapar los tanques o depósitos de agua de uso doméstico y evitar acumular basura y tirarla en bolsas plásticas cerradas.

Se aconseja utilizar mallas (mosquiteros) en ventanas y puertas y lavar las paredes de los tanques de almacenamiento de agua para consumo humano con cloro, para eliminar los huevos del mosquito.

Publicidad
Publicada por: COLPRENSA, BOGOTÁ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.