Martes 19 de Julio de 2016 - 12:01 AM

Cuide su espalda

La mayoría de los dolores de espalda desaparecen espontáneamente, aunque pueden demorar algún tiempo. Los analgésicos de venta libre y el reposo pueden ayudar. Sin embargo, permanecer en cama por más de uno o dos días puede empeorarlo.

Comparta este artículo ›

Existen todo tipo de dolores en el organismo, pero entre las dos dolencias más comunes figura el dolor de cabeza y el de espalda. De acuerdo con los expertos, aproximadamente el 90% de la población, entre los 40 y 50 años de edad, ha sufrido de dolor lumbar en algún momento.

Entre las principales causas de los dolores de espalda está el sobrepeso, la mala posición al caminar, el estrés, la ansiedad ligada a la producción laboral, los malos movimientos y las retracciones musculares.

“Las múltiples causas y los costos médicos y laborales han convertido al dolor lumbar en un problema de salud pública. Es por esto que es fundamental tener ciertos cuidados, para evitar que se produzca en nuestro organismo”, aseguró Fernando Vásquez, médico ortopedista.

Mejore su postura

Factores de estilo de vida moderno como enviar mensajes de texto, estirarse para alcanzar el teclado o usar tacones, pueden ejercer tensiones sobre la postura que generalmente provocan desequilibrios musculares y lesiones. Mantener una buena postura es fundamental para gozar de salud, pero es difícil entender cuál es la buena postura y mantenerla.

El hábito de adoptar mala postura puede ocasionar un alineamiento corporal desbalanceado, tensión sobre los ligamentos y músculos, dolor crónico, lesiones, dolor lumbar, dolor del cuello, dolor de la cadera, rigidez en las articulaciones y tensión muscular, explica la fisioterapeuta Alynn Kakuk. Sin embargo, hacer ejercicios y estiramientos simples, además de tomar consciencia de la postura, puede eliminar estas molestias.

Póngase de pie contra una pared y verifique que la espalda dorsal, los hombros y los glúteos toquen la pared, los pies no la deben tocar, sino estar apenas a unos centímetros de distancia. Debe quedar un pequeño espacio entre la espalda lumbar y la pared que permita meter las manos dentro de este, pero no puede ser demasiado grande. Luego, aléjese de la pared e intente mantener la misma postura.

Recuerde que si fortalece los músculos podrá mantener esa postura más fácilmente, pero tenga cuidado de no excederse ni de extender excesivamente la espalda.

Dolores lumbares pueden costar 50.000 millonesde dólares al año por incapacidades

En Colombia el dolor de espalda constituye la segunda causa de enfermedad laboral, y su frecuencia, al igual que en otras enfermedades osteomusculares, viene en aumento año tras año, con incremento en los costos por incapacidad, por tratamientos médicos, farmacológicos, y por intervenciones quirúrgicas que, a diferencia de otros países, aumentan significativamente en número año tras año.

“El dolor de espalda es un problema que afecta entre 70-80% de la población general en algún momento de su vida. Aunque no todos los dolores de espalda son atendidos en centros médicos, a nivel mundial se considera que está entre las primeras tres causas de consulta”, comenta Jean Marc Vanhissenhoven, centro Médico especialista en salud ocupacional.

Resulta interesante saber que únicamente 15 % de los pacientes tienen un origen claro, pero el resto (85% de los pacientes) se considera inespecífico, por lo tanto existe un bajo impacto en los diferentes tratamientos ofrecidos, pues se involucran condiciones orgánicas, psicológicas, sociales y comportamentales, que hacen que la aproximación terapéutica sea un reto.

“El impacto del dolor de espalda en la calidad de vida de quienes lo padecen es inmenso, afectando de manera directa la capacidad de trabajar, de relacionarse social y familiarmente, de mantener una adecuada relación de pareja, de proyectarse en el futuro y muchas áreas de las esferas funcionales y psicológicas”, recalca Jean Marc Vanhissenhoven.

Otro factor importante es que el dolor de espalda es una de las primeras causas de incapacidad y de ausentismo laboral, llevando a la generación de inmensos costos económicos para los sistemas de salud y riesgos laborales. En Estados Unidos el dolor lumbar es la primera causa de incapacidad antes de los 45 años y la tercera después de los 45. Más de 5 millones de personas están incapacitadas por dolor lumbar, de las cuales el 50% son incapacidades permanentes. Los costos directos e indirectos suponen más de 50 billones de dólares al año.

Dr Salomon Jakubowicz

@niunadietamas

Todos necesitamos desayunar 25 gr de proteínas al despertar y quien no las ingiera con la comida tendrá que “comerse” sus propios músculos, originando los dolores musculares.

A diferencia de los azúcares o Carbohidratos que se almacenan en el hígado y de la grasa que se almacena en el tejido graso, las proteínas no pueden ser almacenadas por el cuerpo. Los músculos son el tejido menos importante donde se puede encontrar gran cantidad de proteína. Lamentablemente las personas que no ingieren los 25 gr. de proteína indispensables en el desayuno, necesitan obtener las proteínas de la destrucción de los músculos.

Cuando el desayuno no tiene alimentos con proteínas el cuerpo se auto-devora o se desayuna sus propios músculos. Esta destrucción muscular es dolorosa especialmente en los músculos grandes: la espalda, la cintura, las piernas y los brazos.

¿Qué enfermedades pueden causar dolores musculares?

Aunque la mayoría de la personas que presenta dolores de espalda no sufre de ninguna enfermedad, existen algunos problemas frecuentes que pueden causarlos. El hipotiroidismo y la resistencia a la insulina son las enfermedades que más frecuentemente causan dolores musculares crónicos.

El diagnóstico de hipotiroidismo se hace a través de exámenes de laboratorio. En el caso de la resistencia a la insulina el diagnóstico se hace al confirmar otros síntomas como caída del cabello, aumento de la grasa abdominal y ansiedad por carbohidratos, entre otros.

¿Cuál es el pronóstico de los dolores de espalda?

Pocas dolencias tienen mejor pronóstico y resultados tan inmediatos. Muchos pacientes sienten que los dolores musculares desaparecen solo en dos días una vez que empiezan a incluir en el desayuno las cantidades mínimas de proteínas necesarias. El pronóstico es excelente cuando se cumple el tratamiento adecuado.

Dr. Edwin Jáuregui

Especialista de la asociación colombiana

de reumatología

Las causas del dolor lumbar son múltiples, algunas pueden ser benignas, como el caso del dolor originado por malas posturas, y otras pueden ser más graves, como una fractura vertebral por osteoporosis. Puede haber dolor de espalda de tipo inflamatorio por enfermedades autoinmunes de la columna, como es el caso de la espondilitis anquilosante. Lo importante en caso de que usted presente dolor en la columna vertebral, es consultar al médico para que pueda tratar de establecer el origen del problema.

Un estudio deja en evidencia que los adultos con dolor de espalda crónico no reconocen las implicaciones de no tratar su dolor de forma debida y lo asocian a condiciones como estrés o lesiones, cuando en realidad la naturaleza del dolor es inflamatoria. El dolor de espalda, como se ha anotado, no es más que el síntoma de una causa subyacente, por lo que debe buscarse ayuda médica para establecer en lo posible esa causa y planear un tratamiento oportuno y adecuado. En el caso de dolor de espalda crónico (mayor de 3 meses de duración) es un error minimizar los síntomas, o auto medicarse.

El origen del dolor de espalda crónico de alrededor 1 de cada 20 personas, es inflamatorio (dolor que empeora con el reposo) Este puede afectar la calidad de vida de muchas maneras. A menudo, se confunde este tipo de dolor con un dolor mecánico (dolor que empeora con la actividad). Hay varias enfermedades que pueden provocar dolor de espalda inflamatorio, algunas de las cuales resultan difíciles de diagnosticar. Los adelantos científicos de los 10 últimos años han conseguido que hoy en día se identifiquen y manejen mejor estas enfermedades.

Es importante un diagnóstico oportuno y a tiempo, porque algunas de las causas de dolor de espalda pueden empeorar si no se tratan en el momento adecuado. El ejercicio adecuado, los analgésicos y los antiinflamarios, pueden aliviar de forma temporal los síntomas, pero sigue siendo importante acudir al médico para que establezca un diagnóstico correcto y un plan de manejo a largo plazo.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.