Martes 02 de Agosto de 2016 - 12:01 AM

Mitos y verdades de los medicamentos genérico

En Colombia, el 80 por ciento de los registros sanitarios autorizados por el Invima son de medicamentos genéricos.

Comparta este artículo ›

Hoy en día muchas personas no toman las precauciones adecuadas a la hora de comprar los medicamentos que son esenciales para lograr el éxito de los tratamientos clínicos. Por esta razón es importante tener en cuenta ciertas recomendaciones al momento de adquirir y consumir un medicamento.

Lo primero que se debe recordar es que todos los medicamentos deben estar avalados por el Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima. Los fabricantes de los medicamentos deben cumplir con una serie de requerimientos para contar con esta aprobación; primero deben entregar una serie de soportes que incluyen evaluaciones químicas y físicas del producto de acuerdo a los estándares internacionales de referencia. Adicional a esto deben presentar los artes del producto, los cuales deben cumplir con una serie de exigencias que garanticen la calidad del medicamento.

Para el químico farmacéutico Fernando González, esta información es clave al momento de adquirir los medicamentos ya sean de venta libre o con fórmula médica. “De acuerdo con el informe que la Organización Mundial de la Salud reveló, entre el 10 y el 30% de los medicamentos que se comercializan son falsificados”.

¿Qué es un medicamento genérico?

Los genéricos son productos farmacéuticos que se comercializan sin licencia de la compañía innovadora después de que expiran las patentes u otros derechos de exclusividad.

Los genéricos tienen los mismos ingredientes activos, concentraciones, formas farmacéuticas, uso, rutas de administración, dosis e indicaciones que los medicamentos de marca.

En Colombia, el 80 por ciento de los registros sanitarios autorizados por el Invima son de medicamentos genéricos.

Habla el invima

Si hay un ente oficial que vela con rigor y diligencia por la salud de todos los colombianos, ese es el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA). Y esa vigilancia se refiere a ámbitos tan singulares como controlar tanto los medicamentos de marca como los genéricos.

Pero, ¿se han preguntado alguna vez qué tanto de verdad o mentira tiene lo que se dice de los genéricos y que tanto de verdad de los de marca? De los primeros dicen que, por ser más baratos, son poco efectivos. Una mentira repetida mil veces que terminó calando en la opinión de la gente.

Precisamente, el INVIMA se dio a la tarea de quitarle toda es carga de leyenda urbana –por decirlo de alguna manera- que tiene la comparación entre medicamentos genéricos y de marcas. ¿Con qué fin? Para que las personas tengan elementos de juicio para consumir unos y otros con toda confianza.

“La diferencia es que los genéricos son medicamentos que se hacen después de que la molécula se ha desarrollado; los de marca son los primeros que hacen la molécula y los que invierten en investigación y desarrollo, pero son dos moléculas, dos medicamentos con la misma función, la misma acción en el cuerpo”, explica el director del INVIMA, Javier Humberto Guzmán Cruz.

Y prosigue: “los beneficios están dados por los ingredientes y los ingredientes activos son exactamente los mismos… tienen el mismo ingrediente, el mismo mecanismo de acción, la misma concentración, son exactamente iguales”.

Por eso el INVIMA garantiza la calidad de los genéricos. “Es cierto que los genéricos cuestan menos, van entre un 60 y 80 por ciento menos, uno porque no incluyen costos de creación y, dos, porque gastan menos en publicidad pero no cuestan menos porque sean de menor calidad”, argumento el director del INVIMA.

Mitos y verdades

Mito: “Los genéricos cuestan menos porque son inferiores al medicamento de marca”.

Realidad : “Los genéricos ofrecen el mismo beneficio que los medicamentos de marca pero a un costo menor”.

Explicación: Los medicamentos genéricos cuestan mucho menos que los medicamentos de marca en algunos casos entre 60 y 85 por ciento menos pero son iguales de eficaces y confiables. Los genéricos cuestan menos porque no incluyen los costos de investigación y desarrollo, los costos de las patentes. Adicionalmente, sus fabricantes gastan menos en publicidad y promoción.

El Invima realiza seguimiento a los productos que se comercializan en Colombia y no ha encontrado diferencias significativas entre los medicamentos de marca y los genéricos.

Mito : “Los genéricos no son tan seguros”.

Realidad : “Los genéricos son igual de seguros que los medicamentos de marca”.

Explicación: El Invima exige que todos los medicamentos cumplan con los criterios de seguridad. Dado que los genéricos tienen los mismos ingredientes activos y el mismo mecanismo de acción que los medicamentos de marca, tienen el mismo perfil de seguridad.

Mito : “Los genéricos tardan más para poder percibir su efecto terapéutico”.

Realidad : “Los genéricos son iguales de eficaces que los medicamentos de marca”.

Explicación: Los genéricos tienen el mismo ingrediente activo, el mismo modo de acción y las mismas cantidades que los medicamentos de marca, por lo tanto el efecto terapéutico es el mismo.

El Invima exige que se presenten estudios de bioequivalencia en algunos medicamentos con características especiales (Por ejemplo: estrecho margen terapéutico) para garantizar que se entregue la misma cantidad de ingrediente activo en el mismo tiempo que el producto de marca.

Mito : los genéricos tienen bajos estándares de calidad.

Realidad : los genéricos se fabrican con altos estándares de calidad”.

Explicación: El Invima verifica que todos los genéricos cumplan con las pruebas de manufactura antes de otorgar un registro sanitario. Esto incluye el uso de materias primas de calidad, instalaciones apropiadas para la fabricación y pruebas adecuadas y suficientes para demostrar la calidad e los productos”.

En muchos casos, las compañías que fabrican medicamentos de marca también fabrican genéricos bajo los mismos parámetros de calidad.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.