Martes 25 de Abril de 2017 - 04:01 PM

Síntomas y causas de la lumbalgia

Comparta este artículo ›

Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL
Síntomas y causas de la lumbalgia
(Foto: Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL )
Comúnmente las personas que se encuentran entre los 30 y 60 años de edad se ubican en el rango de quienes pueden sufrir algunos dolores de espalda por una distensión muscular lumbar.

La lumbalgia tiene origen en donde se encuentran las vértebras lumbares (parte baja de la espalda), y es causada por trastornos de las mismas o de los tejidos como los músculos, ligamentos, discos intervertebrales y nervios, pero ¿eres propenso a sufrir de este mal? Aquí te presentamos los síntomas para que descubras si es así:

1. Dolores fuertes en la parte inferior de la espalda luego de levantar cosas pesadas.

2. Espasmos musculares.

3. Inflamación.

4. Molestia luego de realizar algunos movimientos cotidianos.

5. Localización del dolor en un área que puede llegar en algunos casos hasta impedirte caminar.

6. Dolor punzante al palpar una zona de la espalda.

7. Alteraciones de la sensibilidad tales como hormigueo.

8. Presión en las piernas y dolor en la parte de los pies.

9. Sensibilidad en las vértebras.

Aunque la lumbalgia se presenta frecuentemente y se ha convertido en una molestia del diario vivir, su gravedad puede variar dependiendo de la causa que la haya producido.

Lea también: Ejercicios para la espalda

La mayoría de los factores determinantes de este padecimiento pueden controlarse y evitarse tanto como para que no se presente la enfermedad o para aliviar la dolencia.

Lo más habitual es que se genere por las diversas actividades que tengamos en nuestra rutina diaria o esfuerzos puntuales que hayamos hecho y se hayan visto localizados en el lumbago.

Entre las principales causas de la lumbalgia se encuentran:

1. El sobreesfuerzo físico.

2. Las malas posturas.

3. Las vibraciones.

4. La obesidad.

5. El embarazo.

6. El estrés.

7. Los factores psicológicos.

Siendo las causas anteriormente mencionadas las que en su mayoría pueden impedirse al tener buenos hábitos de vida, existen otras asociadas a enfermedades que degeneran el disco vertebral y requieren que el paciente se haga un seguimiento acompañado de diversas terapias para la disminución del dolor.

Artrosis: enfermedad crónica que afecta las articulaciones e imposibilita que se puedan hacer algunos movimientos cotidianos.

Osteoporosis: enfermedad en la cual los huesos se vuelven frágiles y están más propensos a romperse.

Escoliosis: desviación de la columna vertebral.

Debilidad: de la musculatura lumbar.

Hernia discal: desplazamiento de uno de los discos intervertebrales que produce compresión de la médula y rigidez de la columna vertebral.

Luego de conocer las causas y los síntomas, es clave resaltar que el lumbago es la parte de nuestro cuerpo que más peso soporta, por lo tanto, debemos enfocarnos en aprender a controlar nuestros movimientos como levantarnos adecuadamente para coger un objeto o agacharnos.

Le puede interesar: Cuide su espalda

Asimismo, manejar nuestras posturas al tener una buena posición para dormir, sentarnos de manera correcta y ponernos rectos si vamos a pasar mucho tiempo de pie.

Estas recomendaciones nos van a servir tanto como para evitar que aparezca la lumbalgia como para disminuir y/o controlar el dolor si la estamos padeciendo.

Publicidad
Publicada por: Información suministrada
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.