2008-10-12 05:00:00

Estados comunitarios en plena selva

Pasados unos d√≠as en la ciudad emprendimos 6 d√≠as (4 hubieran sido suficientes) de viaje hacia el chaco boliviano para conocer lo que ha quedado de las misiones jesu√≠ticas que organizaron en el siglo XVII en esos √°ridos lugares, florecientes estados comunitarios que a√ļn hoy en sus vestigios sorprenden a los estudiosos de la cultura y la pol√≠tica.

Comparta este artículo ‚Äļ

Estados comunitarios en plena selva

La visita a estos viejos pueblos, islas maravillosas de civilizaci√≥n renacentista en plena selva cercados por la manigua, no es f√°cil ni c√≥modo ni barato y es s√≥lo apta para interesados en el arte, la historia, la pol√≠tica y la cultura. Las carreteras son trochas de herradura y el clima sofocante. El transporte p√ļblico es inc√≥modo y casi inexistente.

Sólo uno cuantos mochileros se arriesgan por esos lugares pues se atreven a montarse en los remolques sobre los enormes troncos de finas maderas que vienen de los aserríos de la selva camino de exportación. Nosotros rentamos una camioneta cabinada de doble tracción con guía y conductor incorporados.  Afortunadamente conducía el propietario con el mayor cuidado y con una provisión de 3 llantas de repuesto. También hay que contratar los mejores hoteles, pues de lo contrario el viaje se torna insoportable.

Pero rara vez en los pueblos de Bolivia esos hoteles son confortables. As√≠ por ejemplo en uno de ellos mi alcoba ten√≠a las comodidades suficientes pero ol√≠a a mico. Investigu√© la causa la ma√Īana siguiente y observ√© que al lado corr√≠an libres las heces del pueblo, pues se carec√≠a de alcantarillado. La gu√≠a era cruce√Īa y despotricaba de Evo y de los cholos. Tuvimos que consolarla cuando estall√≥ en llanto al escuchar por televisi√≥n que se hab√≠a convocado el referendo para la Nueva constituci√≥n que llevar√≠a al pa√≠s a manos de Ch√°vez y de los comunistas.

El propietario conductor era un mestizo, otrora chofer de una de esas enormes tractomulas madereras y ahora microempresario de una flotilla de camionetas para el servicio tur√≠stico. Era evista moderado y se quejaba del ego√≠smo y de la poca visi√≥n pol√≠tica de los cr√ļcenos que con su intransigencia iban a radicalizar la revoluci√≥n. Dialogaba con ellos de pol√≠tica separadamente, pues un enfrentamiento entre gu√≠a y conductor echar√≠a a pique el viaje y dejar√≠a a este √ļltimo sin trabajo.

El primer trayecto lo hicimos en un tren de ¬ďlujo¬Ē, ya que la carretera estaba intransitable. Los cruce√Īos libraron largas luchas para que el ferrocarril que llegaba s√≥lo hasta Cochabamba se prolongara hasta Santa Cruz y de all√≠ hasta la frontera brasile√Īa, v√≠a que es hoy providencial pues sirve para las exportaciones e importaciones desde y hacia el Brasil. Es ampliamente conocido que Bolivia ten√≠a salida al mar por Antofagasta.

Pero hubo all√≠ muchos conflictos entre bolivianos y chilenos y en uno de ellos en 1 879, mientras los soldados bolivianos estaban borrachos celebrando el carnaval, las fuerzas chilenas se apoderaron de esos territorios y Bolivia perdi√≥ en forma dif√≠cilmente recuperable su salida al mar Pac√≠fico.¬† Estuvimos en un peque√Īo pueblo tomado otrora por los soldados chilenos quienes lo saquearon y violaron a sus mujeres.

Publicidad
Publicada por: Reinaldo Suárez Díaz