2008-10-16 02:33:30

A revisar las cuenticas

No la tiene f√°cil por estos d√≠as el ministro de Hacienda, √ďscar Iv√°n Zuluaga, con los nubarrones econ√≥micos que se ven en el horizonte.

Comparta este artículo ‚Äļ

A revisar las cuenticas

De hecho, el panorama luce gris por decir lo m√≠nimo, tambi√©n para el Gobierno entero as√≠ como para millones de colombianos que intranquilos se preguntan de qu√© tama√Īo y cu√°ndo golpear√° al pa√≠s el tsunami econ√≥mico que amenaza con arrasar a las principales econom√≠as del planeta.

Es que los anuncios oficiales recibidos hasta el momento, seg√ļn los cuales que Colombia estar√≠a blindada contra esa ola de recesiones, entre otras cosas porque el sector p√ļblico tendr√≠a asegurado un financiamiento externo para el 2009, no son suficientes.

Y no son suficientes, no solo porque la crisis es much√≠simo m√°s profunda como para pensar que con algunos pr√©stamos externos se puede aliviar, sino porque la irresponsabilidad cometida en a√Īos anteriores va a pasar su cuenta de cobro.

S√≠, como el Gobierno no ahorr√≥ durante la √©poca de exuberancia del a√Īo pasado, ahora que vienen los tiempos dif√≠ciles, no hay mucho a qu√© echarle mano para financiar inversiones que sostengan la demanda, tal como lo exige la teor√≠a econ√≥mica.

En otras palabras, se gast√≥ demasiado y ahora que van a hacer falta recursos, al Estado le va a tocar hacer sacrificios que a√ļn no se sabe si est√© dispuesto a hacer.

Es que para meses como los que¬† vienen, las obras p√ļblicas, por ejemplo, son imprescindibles para aliviar la econom√≠a. El problema es que como la alcanc√≠a ya se rompi√≥, ser√≠a necesario acudir a medidas que no son precisamente del gusto de las ramas ejecutivas, como por ejemplo recortar burocracia ineficiente, acabar con √≥rdenes de prestaci√≥n de servicios destinadas a ayudar amigos o lo que es m√°s dif√≠cil pol√≠ticamente, enterrar decenas de exenciones tributarias cuyos beneficiarios no carecen precisamente de poder.

Como se dec√≠a p√°rrafos arriba, el Ministro y el pa√≠s entero no la tienen f√°cil y s√≥lo resta esperar que las soluciones se adopten por el lado que se necesitan as√≠ resulte pol√≠ticamente m√°s costoso, en lugar de recurrir a las mismas v√≠ctimas de siempre: la clase media y los contribuyentes de anta√Īo.

Publicidad
Publicada por: REDACCION EDITORIALES