2008-10-17 03:36:28

Derrumbe de talud tapona sector en la vía a Piedecuesta

“La tierra me avisó”, dijo Jimmy Sarmiento, el operario de la máquina retroexcavadora que quedó sepultada ayer sobre la calzada occidental en la vía Floridablanca-Piedecuesta, tras el derrumbe de un talud.

Comparta este artículo ›

Derrumbe de talud tapona sector en la vía a Piedecuesta

Los hechos, que ocurrieron a la altura del Club de Tiro y diagonal a La Turena, provocaron desde las 8:00 a.m. el taponamiento de la calzada y por lo tanto, congestión vehicular en ambos sentidos viales.

La consecuencia fue que desde las 9:30 a.m. la Concesión Vial Los Comuneros, responsable de construir los carriles adicionales de Papi Quiero Piña hasta El Molino, debió habilitar un paso a ‘contraflujo’ por la calzada oriental para realizar el despeje de la vía y no dejar a Bucaramanga y Piedecuesta incomunicadas.

Orlando Gómez, comandante de guardia de la Dirección de Tránsito de Floridablanca, indicó que no hubo heridos ni daños a otros vehículos, excepto el de la máquina que quedó totalmente sepultada.

Luz Mélida Gamboa, gerente de la Concesión Vial Los Comuneros, explicó que el derrumbe fue producto de las constantes lluvias y que la empresa trabaja en limpiar la vía para habilitar la calzada occidental.

No obstante, aclaró que el contraflujo se mantendrá hasta tanto logren extraer la máquina que quedó bajo las rocas: “Nos aseguraremos de que cuando se habilite la calzada, el talud no presente fallas”, apuntó.

Sobre un posible atraso en las obras que van de Papi Quiero Piña hasta el Instituto Colombiano del Petróleo, ICP, por el derrumbe, la directiva afirmó que no lo habrá porque el avance depende de la entrega de predios y la relocalización de las redes de servicios.

Vanguardia Liberal estuvo en el lugar de los hechos, y algunos trabajadores manifestaron que la remoción de la máquina podría demorar por el tamaño de la roca que cayó sobre ésta. Eso significa que aún no está definido cuándo se habilitará el carril.

Se paraliza el tráfico

Gabriel Saavedra, subdirector de transporte del Área Metropolitana, comentó que a la fecha no ha recibido notificación por parte del constructor para solicitar algún cambio de rutas por el incidente.

“Esta decisión sólo se toma mediante un comité y depende de los argumentos técnicos que manifieste el constructor. Por ahora no hemos recibido un reporte al respecto”, comentó.

José Luis Díaz, gerente de Transpiedecuesta, manifestó que por esa vía circulan 240 buses de la empresa que al día realizan cerca de 1.200 viajes.  

“Las obras en la ciudad nos han causado traumatismos a los transportadores y han aumentado la accidentalidad. El caos que se presentó hoy (ayer) provocó hasta una hora de trancón en el sector”.

Según la gerente de la Concesión Vial Los Comuneros, aunque el sector donde hubo los derrumbes es el más crítico de la zona de la obra, con los cortes realizados al talud se garantizaría su estabilidad.

¿Qué se realiza en el sector?

La Concesión Vial Los Comuneros debe intervenir 11 kilómetros para construir los carriles adicionales de Papi Quiero Piña al Instituto Colombiano del Petróleo, y la doble calzada de este punto hasta El Molino, por donde circularán los buses padrones de Metrolínea, y a futuro los articulados.

Según el último balance, a la fecha tienen un avance del 44%, la mayoría en el primer trayecto, dada la liberación de predios que debe hacer el Área Metropolitana.

Publicidad

Publicada por: irodriguez@vanguardia.comIVONNE RODRÍGUEZ GONZÁLEZ