2008-10-21 03:09:32

Los problemas cardiacos también afectan a los más pequeños

Las cardiopatías son los defectos congénitos más frecuentes en recién nacidos, es más, de cada cien niños que nacen vivos, uno presenta problemas en su corazón.

Comparta este artículo ›

Los problemas cardiacos también afectan a los más pequeños

Pese a que estas anomalías son consideradas como la causa número uno de muerte en el primer año de vida, una detección temprana y el tratamiento adecuado aumenta las posibilidades de supervivencia para estos pequeños.

De acuerdo con Miguel Ronderos, cardiólogo pediatra, “con la ecografía que se realiza durante el embarazo, se pueden detectar malformaciones tan temprano como en la semana 16 a 20, siendo más fácil detectar malformaciones complejas que malformaciones sencillas, ya que algunos problemas leves pueden pasar desapercibidos, pero la gran mayoría de enfermedades congénitas complejas se pueden diagnosticar incluyendo el Síndrome de Down”.

Y es que si bien no hay nadie mejor que un especialista para detectar la enfermedad cardiaca de manera oportuna, los padres también contribuyen a incrementar la esperanza de vida en sus pequeños al estar atentos a ciertas señales: “…Cuando los niños presentan fatiga con el ejercicio, fatiga y sudoración abundante cuando toman el tetero, problemas pulmonares a repetición o se ponen morados con el esfuerzo o con el llanto, se puede asegurar que hay algún inconveniente y es vital buscar la ayuda correcta”, indica Ronderos.

Según los expertos en el tema, los niños pueden presentar problemas del corazón en mayor medida cuando sus madres tienen edades superiores a los 37 años o, por el contrario, son adolescentes. Sin embargo, existen casos en los cuales los pequeños pueden presentar este tipo de problemas debido a infecciones o fiebre reumática.

Por otro lado, Miguel Ronderos explica que de cien niños con anomalías cardiacas, cinco padecen problemas complejos, “por esta razón muchos de ellos corren riesgo durante los procedimientos diagnósticos o tratamientos, más aun, si el diagnóstico se realiza en forma tardía y el niño presenta descompensación cardiovascular, antes de ser tratado”.  

síntesis
Algunos exámenes

• Electrocardiograma o ECG: Sirve para determinar el funcionamiento del corazón según los latidos del mismo.
• Ecocardiograma: Ultrasonido del corazón del bebé, el resultado es una ‘fotografía’ del pequeño en el vientre.
• Cateterización: Prueba que establece de manera más clara el problema que presenta el corazón mediante el uso de una tintura especial que introducen en el organismo.
• Oximetría de pulso: Determina los niveles de oxígeno que hay en la sangre del bebé.
• Radiografía de tórax: Es utilizada para controlar el crecimiento del corazón y descubrir si hay presencia de líquido en los pulmones.

LISTA
Para reducir el riesgo

1 Evitar consumir alcohol, cigarrillo y sustancias alucinógenas durante el embarazo.
2 Antes de quedar en gestación, la mujer debe asegurarse de tener todas las vacunas, en especial, contra la rubéola.
3 Si la futura madre está bajo algún tratamiento, debe consultar con su especialista para que los medicamentos no provoquen daños en el bebé.
4 Quienes padezcan diabetes o epilepsia deben contar con el acompañamiento de su especialista durante el embarazo.

preguntas y respuestas

El cardiólogo pediatra Miguel Ronderos, despejó algunas dudas acerca de estas anomalías cardiacas.

¿Los problemas cardiacos en los menores son congénitos?
La mayoría de estas anomalías suelen ser congénitas, rara vez se producen o son adquiridas durante la niñez. El problema es que gran parte de los defectos cardiacos se diagnostican después del nacimiento.

¿Cuándo existe un
riesgo mayor?
La parte genética es la que más influye. Si en una familia hay historial de cardiopatías o incluso los mismos padres sufren de ello, hace que el riesgo de que uno o todos sus hijos presenten el mismo problema. Así, las probabilidades son cada vez mayores.   

¿Es posible evitarlo?
La mayoría de los defectos cardiacos congénitos no tienen posibilidad de prevenirse pues todavía no se cuenta con la certeza de lo que los causa. Sin embargo, sí se pueden reducir los riesgos de que el bebé nazca con algún defecto en su corazón.    

¿Una vez un niño nace con alguna cardiopatía puede tener una vida normal?
Un porcentaje muy bajo de los pacientes con cardiopatías congénitas presentan defectos complejos, por lo que existe una alta probabilidad de que sobrevivan hasta adultos. No podrán desempeñarse con la misma libertad que los demás de su misma edad pero al ser sometidos al tratamiento adecuado es casi seguro que lleven una vida normal. Sin embargo, cuando estamos hablando de una cardiopatía compleja, las lesiones que sufre el menor son de mayor impacto, es decir, se puede hablar de retardo en el crecimiento y problemas de aprendizaje. 

LISTA
Posibles causas

1 Antecedentes en uno de sus padres.
2 Diabetes en la madre.
3 Consumo de alcohol o droga durante el embarazo.
4 Exposición a toxinas ambientales.
5 Hermanos con este defecto.
6 Medicamentos ingeridos por la madre durante la gestación.

Publicidad
Publicada por: jmartinez@vanguardia.comErika Juliana Martínez