2008-10-22 01:19:24

Gobernador escuchó peticiones de los empresarios

Un grupo de representantes y empresarios de la Zona Industrial de Chimitá se reunió con el gobernador de Santander, Horacio Serpa Uribe, con el fin de presentarle una ‘radiografía’ actual de las problemáticas que aquejan a este importante sector gironés.

Comparta este artículo ›

Gobernador escuchó peticiones de los empresarios

Entre ellas, la cercanía que existe entre los tanques de almacenamiento de combustible de la zona y los cientos de viviendas habitadas por desplazados y damnificados.

Ante el panorama expuesto por los empresarios, Serpa Uribe expresó que “hay una situación alarmante, de gran preocupación; y nadie, ni la ciudadanía, ni los empresarios, ni nosotros las entidades del Estado podemos darle la espalda a esta circunstancia que allí se está viviendo y que es realmente una situación de enorme riesgo”.

Al concluir la reunión, el gobernador se mostró realmente preocupado por lo que ocurre en la Zona Industrial.

“Es que allí hay 6 ó 7 millones de galones de combustible que si no se toman las precauciones necesarias y se cometen imprudencias, pueden llegar a estallar y producir una tragedia sin antecedentes en nuestro país”, recalcó.

De igual forma el gobernador expresó que “no se puede seguir conviviendo con los procesos industriales y los asentamientos humanos, sin que se tomen unas providencias, sin que haya una regulación y sin que hagamos lo necesario para proteger la vida de los habitantes del sector y el normal funcionamiento de las empresas existentes en la zona”.

Por tal razón, Serpa Uribe convocará a los alcaldes de Bucaramanga y Girón, así como a las demás autoridades departamentales, con el fin de tomar ciertas medidas y encontrar una solución a esta problemática planteada.

Publicidad
Publicada por: periodistagir@vanguardia.comOscar Mauricio Olarte