2008-10-22 05:00:00

Contaminación fecal: un problema nacional

La semana pasada se realizó en Cartagena el XI Seminario Internacional de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, liderado y organizado por la Universidad Industrial de Santander (CEIAM y ASEDUIS); con la co-organización de las Universidades de Cartagena, Tecnológica de Bolívar y Santo Tomás.

Comparta este artículo ›

Contaminación fecal: un problema nacional

Participó una importante delegación nacional e internacional que abordó diferentes problemas relacionados con el tema del Seminario. Uno de los aspectos que preocupa es la generalizada contaminación fecal que experimentan las playas y los ríos colombianos, problema derivado del notorio déficit de sistemas de tratamiento de aguas residuales urbanas. Lo tragicómico es que, cuando estas plantas existen, no funcionan, ya que se encuentran en un abandono total.

Hace poco estuve visitando la planta de aguas residuales de Curití con un grupo de estudiantes de Química Ambiental de la Universidad Santo Tomás.

Para nuestra sorpresa encontramos sumergido, al interior del sistema de tratamiento, a un pobre caballo, que no se ahogó en las pútridas aguas porque los estudiantes alertaron a su dueño. Recordemos que aguas abajo de Curití está San Gil. Infortunadamente la pésima condición sanitaria es una característica de casi todas las corrientes del departamento. Me he referido en diferentes oportunidades a la desastrosa situación en que se encuentran todos los ríos y quebradas que atraviesan el Área Metropolitana de Bucaramanga. Preocupa que muchos niños y jóvenes de la ciudad nunca hayan visto una corriente limpia.
 
A nivel nacional, la Universidad de Pamplona presentó en el Seminario de Cartagena estudios sobre la contaminación microbiológica del río Pamplonita que alertan sobre “los altos riesgos para la salud de centenares de personas que utilizan estas aguas para bañarse, cocinar o en irrigación de hortalizas”.

Y añade que aguas abajo “se capta el agua para ser tratada y distribuida a cerca de 700.000 personas” (Cúcuta). En el caso del Departamento del Atlántico, una ponencia de la Corporación Universitaria de la Costa concluyó “solo el 30% de los municipios dispone de redes de alcantarillado funcionales y solo el 17% posee sistemas de tratamiento que funcionan en condiciones regulares o buenas”. En fin, el desastre sanitario continúa y no se observan indicios de que las cosas vayan a mejorar en el país más feliz de la tierra. Felicitaciones en todo caso para la UIS y las organizadoras del XI Seminario de Medio Ambiente.

Publicidad
Publicada por: Jairo Puente Brugés