2008-07-17 05:00:00

√ćngrid Betancourt

Nos alegramos vehementemente con su rescate, pero no más que con el del más humilde de los policías y soldados, quienes no han recibido ni tantos vítores ni tanta cohorte pero que guardan en su corazón y en el de todos los colombianos el honor de haber sido secuestrados defendiendo la patria y uno de ellos salvando la vida suya en cautiverio.

Comparta este artículo ‚Äļ

√ćngrid Betancourt

Su secuestro inconcebible pareció que había sido fríamente calculado y aceptado a priori y que en su presupuesto solo había contemplado poco tiempo para retornar como víctima gloriosa y coronada directamente a la presidencia.

Durante sus a√Īos de cautiverio, que fueron una eternidad para usted y para todos los colombianos que mantuvimos fe ciega y esperanza inquebrantable en su liberaci√≥n por parte exclusivamente de nuestro gobierno y sus estamentos, usted fue inicuamente ultrajada, humillada y vilipendiada.

Pues nuestra patria, nuestro Presidente, nuestras fuerzas militares y de policía y los colombianos también lo fuimos porque la guerrilla, reteniéndola a usted como presea de su barbarie y terrorismo, nos mantuvo en inicuo chantaje, en constante desafío y encadenados para obrar porque jugaban con su vida jactándose de usarla como escudo.

Los mismos presidentes de Venezuela, Ecuador, Nicaragua, y Bolivia, para citar los de actuar m√°s indigno, sumados a ellos el de su querida Francia, nos ofendieron y desafiaron grave y descomedidamente, hasta el punto de alguno exigir que se soltara a un guerrillero de la c√ļpula, in√ļtilmente libertado.

Su esposo, el de Bogotá, de cuya obstinación y trabajo por su liberación damos fe, fue marginado en los gozosos, mientras su esposo, el de Francia, saborea en primera fila las mieles de tantos honores. ¡Qué ironía!

El pa√≠s quiere que controle sus actitudes para que ellas no terminen control√°ndola porque el paradigma en que vive ahora, no es su √ļnica opci√≥n de vida.

Es m√°s f√°cil reaccionar para pensar pero es m√°s sublime pensar para reaccionar.

Usted es mujer valiosa.

Colombia la necesita y quiere no agotar su felicidad por su liberaci√≥n con su comportamiento, para que nuestro Presidente no haya ¬ďcriado cuervos¬Ē, porque terminan¬Ö..
Escritor Ito

Publicidad
Publicada por: EP√ćSTOLAS LAICAS