2008-10-23 05:00:00

Los contaminadores legalizados

No son los veh√≠culos oficiales que nunca pasan a revisi√≥n. Tampoco el desaseo del espacio p√ļblico, generador de contaminantes mortales.

Comparta este artículo ‚Äļ

Los contaminadores legalizados

Son quienes tienen la concesi√≥n para explotar nuestras minas de carb√≥n y entre dichas compa√Ī√≠as, de manera particular, la Drummond, que con el remedo de Prodeco, tienen al Cesar y en particular a Santa Marta sumidos en el ambiente m√°s contaminado de Colombia porque las normas que deben cumplir para la explotaci√≥n del mineral son letra muerta para ellas.

Quienes viven de tener que prestarles servicios de cualquier índole, necesitan someterse a condiciones infrahumanas para trabajar y subsistir y quienes se encuentran ubicados en las diferentes áreas de influencia de su explotación, son seres vivos, racionales, irracionales y vegetales cuya existencia vale lo que una basura para los explotadores mencionados.

Es risible oír a las autoridades cesarenses y magdalenenses propender porque sus departamentos sean zonas hábiles para el turismo, mientras los explotadores del carbón las convierten progresivamente en mortales.

Y para culminar los perjuicios que generar√°n pisoteando la salud y la vida de los seres vivos que tienen el infortunio de rodearles, ahora la Drummond ha sido ¬ďbendecida¬Ē en reconocimiento a su generaci√≥n indetenible de perjuicios a la comunidad, con la adjudicaci√≥n de otra explotaci√≥n, la m√°s grande del mundo a cielo abierto, Descanso Norte, con proliferaci√≥n de inimaginable contaminaci√≥n, desviaci√≥n de cauces h√≠dricos, inundaciones y desplazamientos de comunidades. Pero todo ello lo justifican con las famosas participaciones y regal√≠as, l√©ase dinero para malgastar y robar, mientras la comunidad padece perjuicios mortales que nada pesan en los intereses del pulpo multinacional.

Las autoridades municipales, departamentales, menos aun las nacionales, se preocupan por hacer cumplir las normas que la Ley establece para proteger al conglomerado vivo y de recursos naturales renovables o no. La explotación y el uso industrial del carbón, es la fuente más contaminante del mundo. Para sobornar a cualquiera, el dinero está a la orden y el precio de cada conciencia está tabulado. Los disfraces, de payasos eruditos unos y de matachines industriales progresistas otros, están a la orden en variedad de tallas.
Escritor Ito

Publicidad
Publicada por: EP√ćSTOLAS LAICAS