2008-10-24 02:19:00

FBI investiga envío de cartas sospechosas y pide colaboración

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos recurrió ayer a la colaboración ciudadana para investigar el origen de más de 50 cartas iguales con amenazas remitidas a varias instituciones del país en los últimos días, incluidos bancos y el diario The New York Times.

Comparta este artículo ›

FBI investiga envío de cartas sospechosas y pide colaboración

“Roban decenas de miles del dinero de la gente y no esperan repercusiones. Es hora de la devolución. Lo que acabas de respirar te matará en 10 días.

Gracias a (un nombre que aparece tachado) y la FDIC (Corporación Federal Aseguradora de Depósitos) por vuestra defunción”, dice el fragmento de las cartas difundido ayer por el FBI.

Junto a las cartas remitidas a los bancos, el diario The New York Times también recibió el pasado miércoles en su sede un escrito similar que incluía los citados polvos inocuos y que durante unas horas provocó el cierre del vestíbulo, ante la sospecha de que se tratara de ántrax.

El envío iba dirigido a Andrew Rosenthal, responsable de la página editorial; tenía la dirección escrita a mano y no especificaba remitente, explicó el diario.

En cambio, la fotografía del sobre facilitada por el FBI, que se corresponde con una carta remitida a una sucursal del banco Chase en Colorado, tenía la dirección mecanografiada y estaba dirigida al servicio de préstamos o de atención al cliente de la entidad.

síntesis
Recuerdos de 2001

Los hechos han despertado cierta inquietud, ya que recuerdan a los ataques con cartas cargadas de ántrax enviadas a medios de comunicación de Nueva York y Florida y a legisladores demócratas del Congreso norteamericano, provocando la muerte de cinco personas e hiriendo a otras 17.

Este episodio provocó que se desatara el miedo entre la población, muy afectada por los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Un portavoz del FBI no quiso especificar las amenazas, pero dijo que desconocía si este incidente guardaba conexión con los recientes problemas del sistema financiero estadounidense.

Publicidad
Publicada por: EFE, NUEVA YORK