2008-10-28 02:07:16

El peatón bumangués está desprotegido

Esquivar los huecos de los andenes, evitar pisar las famosas ‘minas quema patas’, como popularmente se conoce el estiércol de perros y demás mascotas, y hasta evadir una que otra motocicleta cuyo conductor prefiere circular por las aceras para acortar camino o escaparse de un ‘trancón’, son algunas de las maromas que deben realizar los transeúntes de la Ciudad Bonita. Así lo pudo constatar Vanguardia Liberal durante un recorrido por las principales calles de la capital santandereana.

Comparta este artículo ›

El peatón bumangués está desprotegido

Si bien se acostumbra a hablar de las imprudencias cometidas en todo lugar y a toda hora por los mismos peatones, existen otras circunstancias que no sólo incomodan a los ciudadanos, sino que incluso ponen en peligro sus vidas cuando recorren la vía pública.

Estos fueron los casos más destacados encontrados por esta Redacción.  

paso a paso...
Las campañas con peatones

  1.  En 2006 la Fundación Terpel creó una campaña para promover el uso de los puentes peatonales, las cebras y los cruces en Bucaramanga: Las Zonas de Valientes.
  2. Después esta misma Fundación creó el proyecto Valientes que Enseñan Ciudad. Un grupo de jóvenes que promueve de manera permanente la regulación social, con el fin de mejorar las actitudes y comportamientos en la movilidad y el espacio público.
  3. En el primer semestre de 2007 los valientes enfocaron parte de su trabajo en el espacio público a la promoción del uso de los paraderos autorizados.
  4. A partir del segundo semestre de 2007 y hasta la fecha, los valientes han promovido el uso de la tarjeta BUENA ESA-MALA ESA, como un mecanismo para aprobar y desaprobar los comportamientos en las calles de Bucaramanga.

LA VOZ DEL EXPERTO
Antonio José Díaz / Arquitecto urbanista.

 
“Los problemas que enfrenta la ciudad pueden resumirse en dos. Uno es el tema de la disciplina de cada ciudadano y la falta de autoridad de las entidades locales, por eso es fácil encontrar los carros que parquean en andenes, locales comerciales que se toman las calles como parte del negocio y una que otra persona que acumula basura en lugares que no debería.

El otro problema, que me parece más grave, se relaciona con la parte arquitectónica de la ciudad. La mayoría de las construcciones ignora las normas o reglamentaciones sobre las barreras arquitectónicas, y sin problema alguno dejan trabas o irregularidades físicas que limitan la libertad de desplazamiento; a esto incluso se le denomina la Ley Clopatofsky. Sin embargo, en Bucaramanga creo que esa Ley no la conoce ni el Alcalde.

El que no se tengan en cuenta esas reglas, para mí es un atentado contra la ciudadanía.

La Secretaría de Planeación no necesita contratar a expertos de otros países, sólo debería salir a la calle con algunas personas minusválidas, con discapacidad visual, embarazadas o madres cuyos hijos son todavía pequeños, para evidenciar el sinnúmero de inconvenientes que enfrentan al transitar por las calles de Bucaramanga, no sólo ellos, sino en general todos los ciudadanos.

síntesis
¿Qué pasa con la señalización?

• En la ciudad, parece que la señalización es tenida poco en cuenta, tanto por las autoridades viales como por los peatones y conductores.
• Sin embargo, para Hernán Darío Alzate, coordinador Regional del Fondo de Prevención Vial, el problema con los peatones va más allá de la falta de señalización.
• “Las personas deben ser responsables y concientizarse del peligro que corren al transitar sin precaución. Creo que el tema es independiente de que esté pintada o no la cebra”, concluyó.
• Sobre la desaparición de las Zonas de Valientes ubicadas en la carrera 33, Carlos Alberto Zapata, coordinador nacional de proyectos de la Fundación Terpel, expresó que: “estamos trabajando muy fuerte para que la ciudadanía esté más capacitada en su seguridad vial, lo que sucede es que las campañas no se pueden mantener por varios años, lo máximo son cuatro meses”.
• “Las cebras de ese sector desaparecieron por disposición de un concejal, sin embargo, el argumento técnico que utilizaron nunca lo entendí”, afirmó.

Peatones en las vías

Se calcula que sólo cerca del 3% de los peatones cruza la calle en la esquina, mientras menos de la mitad mira a ambos lados antes de pasar la calle, y en el 90%  de los casos las campañas de prevención y educación son pasadas por alto.

Además, de las 68 víctimas fatales registradas en accidentes de tránsito en la ciudad de enero hasta agosto de este año, el 33% son peatones. Es más, en todo el país se calcula que la cuarta parte de los accidentes están relacionados con peatones.

Según Hernán Darío Alzate, coordinador Regional del Fondo de Prevención Vial, la ciudad aún carece de una cultura ciudadana frente a la movilidad. “Un alto porcentaje de accidentes con peatones se da porque por naturaleza los peatones tendemos a ser irresponsables, no cruzamos las calles por donde debemos ni utilizamos los puentes y hasta ignoramos los semáforos peatonales. Lo importante es que tanto conductores como transeúntes entiendan que la prioridad en la vía, es la vida”.

“En la ciudad, la infraestructura peatonal es insuficiente. Por ejemplo, en las zonas de mayor volumen vehicular no hay suficientes puentes ni semáforos peatonales. Lo otro está relacionado con la ausencia de la penalización al peatón”.

Publicidad
Publicada por: jmartinez@vanguardia.comErika Juliana Martínez