2008-10-31 05:00:00

El rey de las contradicciones

Definitivamente, comprender al presidente ecuatoriano Rafael Correa, no es asunto sencillo. Son tantas sus contradicciones y tan evidentes sus verdades a medias, que tratar de hacer una predicción de qué es lo que desea, más allá de salvaguardar su poder en el país vecino, es asunto imposible incluso para sus más allegados.

Comparta este artículo ‚Äļ

El rey de las contradicciones

Que se trata de una persona con un ego inversamente proporcional al tama√Īo de la naci√≥n que administra, es tal vez lo √ļnico con lo que se puede contar sin asomo de dudas. Sin embargo, de all√≠ en adelante s√≥lo se pueden esperar declaraciones salidas de tono y decisiones tomadas a la li-gera, sobre todo en lo que tiene que ver con Colombia.

Es que sus más recientes declaraciones, en las cuales fustiga al gobierno nacional y más concretamente a la Policía por no haber, en teoría, colaborado en el rescate de un secuestrado ecuatoriano en poder de una facción desertora de las Farc, constituye una paradoja que raya en la inverosimilitud.

Y constituye una paradoja que raya en la inverosimilitud, no solo porque as√≠ no lo quiera, los hechos parecen estar cobr√°ndole sus alianzas subterr√°neas con esas agrupaciones criminales, sino tambi√©n porque con tan solo siete meses de diferencia, decidi√≥ pedirle ayuda a un Ej√©rcito y una Polic√≠a que en marzo de este mismo a√Īo no eran para √©l m√°s que grupos de asesinos que entraron a su territorio a atacar a Ra√ļl Reyes, jefe de las Farc que permanec√≠a all√≠ con su anuencia.

En este mismo espacio editorial, se ha enfatizado sobre la necesidad que tiene el Gobierno Nacional de hacerse respetar frente a los ataques e insultos constantes de Correa, los cuales se han contestado con tímidos ofrecimientos para reestablecer las relaciones diplomáticas rotas por el mandatario ecuatoriano.

Pues bien, una posición un poco más digna se requiere con urgencia en este caso, sobre todo ahora que Correa, que muy posiblemente dejará de recibir los menguados petrodólares del presidente Hugo Chávez, necesitará más de los colombianos para sobrevivir una recesión mundial que todavía no se sabe hasta cuándo durará.

Publicidad

Publicada por: REDACCION EDITORIAL