2008-11-01 05:00:00

Comunidad impidió que la Policía resguardara a su hija

Un gran alboroto se presentó en los alrededores del C.P.C, en el sector comercial de Barrancabermeja, cuando unidades de la Policía retiraron a una vendedora ambulante, quien tenía a su pequeña hija, de aproximadamente 5 años de edad, en la acera acompañándola en su labor.

Comparta este artículo ›

Comunidad impidió que la Policía resguardara a su hija

Las unidades de la institución, quienes dentro de sus labores de recuperación del espacio público en el sector comercial, retiran a los vendedores ilegales que se estacionan sobre las aceras, pretendieron incautar la mercancía de la mujer, quien ha utilizado en varias ocasiones el recurso de poner a su hija sobre las sandalias que vende, para impedir el procedimiento.

Sin embargo, esta vez se hizo presente la patrulla de infancia y adolescencia, con el objeto de llevar a la niña hasta las instalaciones de bienestar familiar.

“El procedimiento fue de recuperación del espacio público, pero como sabemos que esta vendedora siempre utiliza la niña para proteger su mercancía, pretendíamos llevarla hasta bienestar familiar para hacer la verificación de su identidad y su parentesco”, expresó el Capitán Córdoba, Comandante Operativo de la Estación Barrancabermeja.

Sin embargo, después de correr por esta zona comercial con su hija abrazada y gritando que la Policía le quería quitar a su hija, la comunidad presente y propietarios de los establecimientos del C.P.C. intervinieron, logrando impedir que las unidades policiales cumplieran su objetivo.

Publicidad
Publicada por: cduran@vanguardia.comCARLOS ALBERTO DURÁN S