2008-11-01 05:00:00

Dos Moisés llenos de gloria

Al igual que aquel mítico personaje bíblico, al que sus padres salvaron de los egipcios lanzándolo a las aguas del río Nilo, dos santandereanos que tienen en común su nombre, Moisés, han dado de qué hablar en los II Juegos Paralímpicos Nacionales Cali 2008, pues cada uno acumuló seis oros en la justas.

Comparta este artículo ›

Dos Moisés llenos de gloria

Sí, se trata de Moisés Fuentes García y Sairo Moisés Fernández López, dos deportistas que encontraron en las aguas a su mejor aliado.

Fuentes García es uno de los nadadores más reconocidos de Colombia, pues en Beijing logró la primera medalla paralímpica en la historia de nuestro país, un bronce en los 100 metros pecho, su especialidad.

En la capital vallecaucana revalidó su condición y en siete pruebas logró seis oros y además obtuvo una plata.

Pero ‘moiso’, como lo llaman de cariño, tiene un tocayo y amigo que también se mueve como pez en el agua. Se trata de Sairo Moisés, un joven de 21 años que cada vez muestra mayores adelantos en técnica y los logros son evidentes.

Al igual que su paisano, Sairo Moisés logró seis oros en Cali.

Los dos santandereanos se la llevan muy bien y como ellos dicen, cada uno aprende del otro. “Moisés nos enseña de sus experiencias y eso nos ha servido”, dijo Sairo. “Me da mucha alegría ver cómo progresan cada día estos jóvenes, pues esto le aporta al equipo y les ayuda a conseguir mejores cosas para ellos, para sus amigos y para sus familias”, concluyó Fuentes García.

La ‘gacela’ de los Juegos

Redonda resultó la actuación de la atleta santandereana Érika Poche, quien además de colgarse la medalla de oro en las pruebas de los 100 y 200 metros, categoría F15 auditivo, en la mañana de ayer logró vencer en los 400 metros planos, consagrándose como la ‘gacela’ de los II Juegos Paralímpicos Nacionales, lo que le significó ser preseleccionada para el combinado patrio de atletismo auditivo.

La crono brilló

La dupla santandereana conformada por Jorge Arciniegas y Javier Anaya ganó la contrarreloj individual tamden, que se disputó ayer por las calles de Cali.

Los santandereanos estuvieron concentrados y derrotaron a las otras parejas. En la categoría LC1, el también santandereano Edinson Rodríguez se llevó el bronce y desde ya piensan en la prueba de ruta, que se disputará hoy, en el mismo circuito callejero.

Se nos fue el oro

El quinteto masculino de baloncesto auditivo se quedó con la plata paralímpica tras caer 74-83 ante Bogotá en un intenso duelo. Los santandereanos se desconcentraron en los dos primeros cuartos y los capitalinos aprovecharon para sacar una ventaja que les alcanzó para colgarse el oro. Pese a la derrota, los jugadores se mostraron satisfechos, pues siempre se mostraron como favoritos.

Publicidad
Publicada por: Julián Patiño Monsalve / ENVIADO ESPECIAL