2008-11-02 05:00:00

Mensajes equívocos

Hace medio siglo se propuso una teoría psicosocial de la esquizofrenia. La formularon Gregory Bateson, Don D. Jackson, Jay Haley y John Weakland.

Comparta este artículo ‚Äļ

Mensajes equívocos

La teoría dice que en el pensamiento del esquizofrénico subyace un defecto de comunicación, un doble vínculo contradictorio, una falta de articulación entre dos tipos distintos de pensamiento lógico. El doble vínculo se establece entre los mensajes verbales y no verbales que se cruzan entre la madre y los miembros de la familia, y el hijo (futuro paciente esquizofrénico).

Quien recibe el doble mensaje se desconcierta al recibir simult√°neamente una comunicaci√≥n verbal con un significado y una no verbal (gestos y ademanes) con significado opuesto. A prop√≥sito, se me ocurre una idea disparatada. Ahora que los mensajes son tan confusos y ambiguos en nuestro pa√≠s, ¬Ņpor qu√© no le aplicamos la teor√≠a del doble v√≠nculo a la situaci√≥n pol√≠tica actual? Voy a intentarlo a sabiendas de que corro el riesgo de ser calificado de terrorista, subversivo, o de loco incurable.

En vez de una Madre que nos envía mensajes equívocos tenemos un Padre Benefactor en los realities de TV, (un Big Brother, omnipresente). Sus hijos somos los ciudadanos, civiles y militares, de esta democracia unanimista. Día y noche recibimos del Padre, por radio, prensa y televisión, mensajes contradictorios que nos dejan perplejos.

Dicen: el presupuesto nacional favorece al gasto social, no se dilapida en gastos militares ni en favorecer a los empresarios, ni en pagar la impagable deuda exterior; hay guerra y no hay guerra, hay conflicto y no lo hay; los subversivos terroristas de las Farc est√°n derrotados aunque siguen siendo una amenaza y para derrotarlos hay que reelegir indefinidamente al se√Īor Presidente; los paramilitares fueron aniquilados, pero ahora han resurgido y cometen los mismos cr√≠menes; se les extradit√≥ a los EE.UU para que se les juzgue por narcotr√°fico y para evadir la reparaci√≥n que deben a sus v√≠ctimas; no hay asesinatos extrajudiciales, pero las denuncias y las condenas que la Human Rights Watch hace al Gobierno colombiano ¬ďson calumniosas¬Ē; la Corte Suprema debe ser respetada, mas sus magistrados en sus sentencias prevarican porque sometieron a investigaci√≥n y encarcelaron a miembros del Congreso partidarios del Gobierno, por sus v√≠nculos con los paramilitares; el derecho a discrepar del gobierno y oponerse sus pol√≠ticas debe respetarse, pero los servicios secretos del Estado esp√≠an a los congresistas de la oposici√≥n porque pueden ser terroristas; los derechos humanos deben ser respetados en los combates contra la subversi√≥n, pero los militares deben mostrar en ellos resultados tangibles (bajas = muertes) para no ser dados de baja (retirados) del ej√©rcito.

Si se comprueban actos de los militares contra los derechos humanos se califican como un diab√≥lico plan contra el Gobierno. La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Mrs. Navy Pillay, entreg√≥ en estos d√≠as un informe al Gobierno Nacional: ¬ďLas ejecuciones extrajudiciales, una realidad inocultable¬Ē. El se√Īor Presidente y su Ministro de Defensa, pillados por Mrs. Pillay, dieron de baja del ej√©rcito a tres generales y a 17 altos oficiales como chivos expiatorios de sus culpas.

Publicidad
Publicada por: ROBERTO SERPA FL√ďREZ