2008-11-05 16:32:58

Presuntos sobrecostos en alcantarillado de Piedecuesta

Las cuentas por el cambio de la tubería de alcantarillado y acueducto de Piedecuesta, que suman $6.499 millones, registran, en su letra menuda, presuntos sobrecostos, inexactitudes y falta de documentación.

Comparta este artículo ›

Presuntos sobrecostos en alcantarillado de Piedecuesta

Catorce contratos (todos adjudicados el 16 de febrero de 2007), por la Empresa Piedecuestana de Servicios Públicos, dejan dudas sobre el precio real de los tubos utilizados para reponer las redes de alcantarillado y acueducto, en uso desde hace ya más de 50 años.

Para la reposición de las redes, la entonces administración del alcalde Raúl Cardozo armó un presupuesto a partir del valor de un metro lineal de un tubo, al que le sumó la mano de obra (instalación), el uso de herramientas y el transporte de materiales, entre otros gastos.

Al contratar con los ingenieros que realizaron el cambio de la tubería, la Empresa Piedecuestana de Servicios Públicos consolidó en un único valor las labores de instalación y el costo de la tubería. Es decir, no discriminó precios individuales sino que estableció una cifra general, y por eso los valores unitarios de los conductos pasaron en principio inadvertidos.

Esta cifra general (mano de obra y valor del tubo) está en el rango de las utilizadas por empresas como la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB, o el Acueducto Metropolitano, que bajo criterios propios determinan sus valores. Sin embargo, una investigación periodística de Vanguardia Liberal encontró que separando los precios de la instalación y costos del tubo (sólo el conducto), se registran presuntos sobrecostos que oscilarían entre el 45% y el 421% del precio con que se conseguía en el mercado la tubería para la fecha de los contratos.

Por citar un ejemplo, en la carrera 10 de Piedecuesta se enterró una tubería de alcantarillado de 400 milímetros. En el contrato de la Empresa Piedecuestana de Servicios Públicos se consignó que la instalación y suministro de materiales costó por metro lineal $192.000. Al separar los valores, la ‘Piedecuestana’ pagó por un metro lineal de tubo $179.082, mientras que la instalación llegó a $12.918.

Cabe advertir que todas las marcas de tubos que se comercializan en la ciudad están certificadas para ser instaladas en redes de alcantarillado, porque cumplen con las normas técnicas de Icontec.

Aún así, dependiendo de la firma que fabrique los conductos, el precio aumenta o disminuye.

La fábrica de tubos con precio más económico cotizaba (en febrero de 2007) este conducto en $68.640 el metro lineal (sin descuento), es decir, $110.442 menos del precio que estipuló la Empresa Piedecuestana de Servicios Públicos. El sobrecosto en este material alcanzaría el 161%. Con el descuento (50%) que suelen otorgar las fábricas por compras de volúmenes altos, el metro lineal de tubo se conseguiría en $34.320, es decir, se pagaron $144.762 más del valor del mercado, lo que configuraría un sobrecosto de 421% en la ‘Piedecuestana’.    

A su turno, el metro lineal de un tubo de la marca más costosa del mercado valía (sin descuento) $171.939, es decir, $7.143 menos que el valor que registró la Administración de Piedecuesta. En este caso el sobrecosto de la tubería alcanzó el 4%.

No obstante, con el descuento que por regla se aplicaba, este tubo valía $85.969, es decir, se pagaron de más por este conducto $93.113, lo que representaría un sobrecosto del 108%.

Estos sobrecostos en la tubería se registran en conductos con otros diámetros.

Un caso de acueducto

Ese 16 de febrero de 2007, la Empresa Piedecuestana de Servicios Públicos Domiciliarios contrató la instalación y suministro de una red de tubos de PVC para acueducto tipo presión (UM rde21) de 8 pulgadas, para la calle séptima, por $154.276 el metro lineal.

Al separar el costo del trabajo de instalación y el valor de la tubería de acueducto, según documentos de la ‘Piedecuestana’, el metro lineal costó, con descuento, $133.731 (sin instalación y transporte).

El conducto de la marca más costosa, para la fecha, tenía un valor comercial de $80.161, es decir, $53.570 menos del valor definido por la Empresa Piedecuestana de Servicios Públicos. En este caso el sobrecosto sería del 66%.

El actual gerente de la Empresa Piedecuestana de Servicios Públicos, Gabriel Abril Rojas, aseguró que llama la atención la diferencia de precios.

“Es necesario hacer un análisis de los precios que se registraron. Si hay un sobrecosto, pienso que las autoridades respectivas son las encargadas de determinar qué pasó. No serían la ‘Piedecuestana’ o su Gerente los llamados a calificar esta situación. Para eso están los organismos de control y esperamos que hagan claridad sobre el tema”, indicó Abril Rojas.

Otros contratos

Las cuentas de 14 contratos de la Empresa Piedecuestana de Servicios Públicos para la reposición de las redes de acueducto y alcantarillado, además de dejar dudas por los presuntos sobrecostos, generan inquietud por la falta de documentos en los archivos de la ‘Piedecuestana’.

En seis de las carpetas de igual número de contratos donde reposan todos los documentos que acreditarían la legalidad y transparencia de lo actuado, se detectó ausencia de la lista de los precios unitarios de los tubos (sin el valor de la instalación).

“Revisando los archivos nos encontramos con que en las carpetas de los contratos aparece el valor general (suministro e instalación), pero no hallamos el documento (obligatorio) que relaciona el costo de los tubos. Ese papel no apareció...”, aseguró el ingeniero Abelardo Sarmiento Valero, director de Planeación de la ‘Piedecuestana’.

“Manejos irresponsables”

Rodolfo Hernández, ex miembro de la Junta Directiva de la ‘Piedecuestana’ durante la pasada administración municipal y además reconocido constructor del ámbito nacional, hizo un análisis de los precios de la tubería para acueducto y alcantarillado asignados ese año.

“Estoy sorprendido que en la Empresa Piedecuestana de Servicios Públicos se manejara con tanta irresponsabilidad el dinero público. Revisada la información que suministró la misma empresa, se encontraron sobrecostos específicos en el valor de los tubos por metro lineal. Todos estos desafueros lesionan a los piedecuestanos. Estas irregularidades deben ser investigadas por los organismos de control”, precisó.

Cabe advertir que Hernández denunció meses atrás un presunto sobrecosto de $950 millones en la construcción del edificio de la Piedecuestana, el cual es investigado por las autoridades.

¿Qué dice el ex gerente?

Humberto Prada González, ex gerente de la Piedecuestana, le dijo a Vanguardia Liberal que los precios para la reposición de las redes de acueducto y alcantarillado se establecieron mediante un estudio que comprende el suministro del material y la instalación de la tubería.

“Dentro de ese estudio de mercado nos comparamos con entidades como la CDMB, el Acueducto de Bucaramanga y el SICE (sistema de información que integra todos los datos relevantes del proceso de contratación estatal). Los precios que se establecieron son similares a los que ellos manejan. Estos precios son manejados en el mercado, pero no se incluye solamente el suministro sino la instalación”, advirtió Prada González.

El ex Gerente de la ‘Piedecuestana’ explicó que en el caso de la tubería de alcantarillado PVC de 400 milímetros, la instalación y suministro por metro lineal tuvo un costo directo de $192.000, valor que “se manejaba por otras entidades”.

No obstante, Vanguardia Liberal le preguntó por el sólo precio de un metro lineal de tubo, sin los trabajos de instalación, eje central de la denuncia por supuestos sobrecostos.

“Ese precio no lo sé. No tengo el dato. Nosotros escogimos los precios del mercado. Es el criterio para determinar el valor del tubo. Por lo general, siempre se manejan los valores de suministro de materiales e instalación”, afirmó Humberto Prada González.

Sin embargo, los precios del mercado de tubos que encontró Vanguardia Liberal están por debajo de los estipulados el año pasado por la ‘Piedecuestana’.
“Nosotros tomamos los precios de lista de los tubos. Se escogieron los valores del mercado. Considero que no hay sobrecosto en estos contratos y que mi gerencia fue transparente...”, puntualizó.

A su turno, el ex alcalde de Piedecuesta, Raúl Cardozo, señaló que “las aseveraciones de sobrecostos no corresponden a la verdad. Creo que son análisis apresurados y espero que las autoridades respectivas se pronuncien”.

Publicidad
Publicada por: Unidad Investigativa