2008-11-02 05:00:00

La Fonda Paisa / Una antioqueña creada por manos santandereanas

Desde hace varios años se escucha hablar de la incomparable bandeja paisa que se prepara en la Fonda Paisa en Bucaramanga, sin embargo, lo que muy pocos saben, es que detrás de todas esas recetas antioqueñas hay una familia santandereana que desde 1975 se dedica a la creación de estos platos que no tienen nada que envidiarle a los preparados por los nacidos en Antioquia.

Comparta este artículo ›

La Fonda Paisa / Una antioqueña creada por manos santandereanas

El chicharrón, los fríjoles y la mazamorra se han convertido en la especialidad de este restaurante que tuvo sus inicios en el municipio de Lebrija y que gracias a su éxito y reconocimiento ha logrado llegar a Bucaramanga y su área metropolitana.

Sus inicios fueron bajo el nombre del Parador Paisa, sin embargo, para la época Orlando Parra, y su esposa Flor María, tomaron en arriendo el restaurante que hasta 1979 le había pertenecido a uno de sus hermanos.

Desde entonces Orlando y Flor María se convirtieron en el alma de la empresa. Este cambio de administración, le dio el nombre que les ofrecería el reconocimiento en el mundo de la gastronomía santandereana.

Así, la Fonda Paisa de Lebrija comenzó a convertirse en un sitio de visita obligatoria. La réplica del pueblito paisa, creado en el restaurante y el buen sabor de sus platos fueron marcando la diferencia en materia de comidas en el departamento.

En 1997, luego de casi 25 años de estar en ese sector, sus propietarios decidieron ampliar sus restaurantes, y se realizo la inauguración de la Fonda Paisa Floridablanca.
 
Superando la crisis

En 1999, cuando la economía del país sufrió una de sus peores crisis, decidieron incursionar en la atención de eventos especiales, que les permitían atender un mayor volumen de clientes y mantenerse en el mercado.

Sin embargo, estar tan lejos de la capital santandereana complicaba un poco las cuestiones logísticas, por lo que tuvieron que abrir un nuevo punto, un pequeño local en lo que para entonces era la Plaza Buffet de las Palmas en Cabecera.

La Fonda Paisa pasó de ofrecer 94 platos típicos de la cocina antioqueña y santandereana, a ofrecer 120 platos de comida internacional, carnes, pastas, pescados, mariscos y comidas rápidas.

Una nueva generación

Viendo su empresa ya fortalecida y posicionada en el mercado, Orlando y Flor María, dieron paso a una nueva generación. Sus hijos Diego y Carolina estaban terminando sus carreras como administradores de empresas y estaban listos para tomar las riendas del negocio familiar.

El éxito de esta iniciativa fue tal, que luego de dos años, el pequeño local, terminó por convertirse en toda la Plaza Buffet.

En mayo de 2005, este punto se traslado al sitio en donde hoy funciona la Fonda Paisa de Cabecera.

“Aquí comenzamos a tener una nueva visión del negocio, a pesar de que seguimos trabajando muy de la mano de mis padres, Carolina y yo quisimos que se sintiera el cambio de una generación a la otra. Esa es una manera de demostrarle a mis padres que su empresa quedo en buenas manos”, dice Diego Parra, quien actualmente administra uno de los restaurantes.

Por su parte, Carolina se dedicó al fortalecimiento de los procesos de organización y atención de eventos especiales.

“Actualmente Alquileres y Eventos la Fonda Paisa, cuenta con la posibilidad de atender reuniones desde 10 hasta 8 mil personas, y hemos logrado posicionarnos como un punto de apoyo de las demás empresas que también tienen este servicio, lo que hace que más que una competencia seamos un producto complementario en el mercado “, señaló Diego.

La empresa cuenta con 40 empleados de planta y en cada uno de los eventos, dependiendo de la magnitud se generan cerca de 20 ó 30 nuevos empleos temporales.
Diego recalca que “este es un negocio muy exigente pues uno puede demorar 10 años en conquistar un cliente, pero sólo con un día que las cosas salgan mal, ese cliente se pierde y detrás de él, pueden ir muchos más”, concluyó Diego.

Publicidad
Publicada por: SONIA ISABEL ROJAS DIAZ