2008-11-02 05:00:00

Sin vía y sin agua

Ya ha pasado un mes desde que ‘la capital cacaotera de Colombia’, se quedó sin vía que la comunicara a la troncal del Magdalena Medio.Pero ahora la situación es aún más delicada, porque sus habitantes no cuentan con agua potable debido al mal estado del acueducto proveniente del Pichudo, que se ha afectado en gran medida por la ola invernal.

Comparta este artículo ›

Sin vía y sin agua

De igual forma, según lo expresó el alcalde del municipio Mario Suárez Polo, “los barrios se están cayendo poco a poco, y ya se han caído como tres incluyendo el Morro ubicado cerca de la vía más afectada en el kilómetro 17”.

Según lo explicó el mandatario local, “no sabemos por qué no nos trasladan los recursos si éstos son prioritarios debido a la ola invernal, ya hemos radicado los proyectos que le urgen a la comunidad en la Gobernación de Santander, y que deben ser tramitados ante el Gobierno Nacional, pero hasta el momento no nos ha llegado nada”.

Debido a esta situación, el municipio está dejando de comercializar cerca de 30 toneladas de cacao y 40 toneladas de mandarina y aguacate, diariamente. De igual forma, los ganaderos del municipio están estancados por el estado de las vías.

Publicidad
Publicada por: dleon@vanguardia.comDIANA C. LEÓN