2008-11-04 05:00:00

“El municipio tiene una responsabilidad gigante en controlar las IPS”

Carmen Oquendo es una de las líderes de la iniciativa de Hogares Fami en Barrancabermeja, organizaciones que han luchado incansablemente en el municipio porque las mujeres conozcan sus derechos sexuales y reproductivos y dejen de padecer los maltratos e inclemencias que sufren aparte del machismo, por los puestos de salud del municipio, que no prestan servicios adecuados.

Comparta este artículo ›

“El municipio tiene una responsabilidad gigante en controlar las IPS”

Ella afirma que, “los puestos de salud como en el del Campín, les falta de todo, para atendender a las madres embarazadas, no hay implementos, el servicio es muy malo y aparte de todo se tienen que ver enfrentadas a pérdidas de documentos como la historia clínica, ¿qué garantía podemos tener como mujeres?, afirmó la líder comunitaria. Según la doctora, Ingrid García, consultora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, “el municipio tiene una responsabilidad gigante en vigilar y controlar las IPS”.

La consultora del PNUD constató que   en el municipio las mujeres en estado de embarazo padecen gran vulnerabilidad en los servicios de salud, ya que “de los municipios de Santander, Barranca junto a San Vicente del Chucurí son los que presentan mayor mortalidad materna”. Sin embargo hay que anotar que del país, Santander es uno de los departamentos que registra uno de los menores índices. De igual forma, la doctora argumentó que la calidad en la prestación de los servicios influye determinantemente en la salud de las madres y sus hijos.

“Demoras desde lo institucional y en el servicio oportuno se suman a una cantidad de cosas que entorpecen enormemente la salud de las madres, sobretodo si no se lleva un control de los riesgos y enfermedades que padecen”, expresó García.

Publicidad
Publicada por: dleon@vanguardia.comDIANA C. LEÓN