2008-11-04 02:49:15

Obama y McCain protagonizaron frenético cierre de campaña

Los candidatos a la presidencia de E.U., el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain protagonizan ayer un maratón de mítines en los estados indecisos que hoy pueden colocar a uno de los dos en la Casa Blanca.

Comparta este artículo ›

Obama y McCain protagonizaron frenético cierre de campaña

McCain amaneció en Florida y se embarcó en una odisea de 20 horas de campaña a través de siete estados del país que culminó anoche en Arizona, después de haber pasado por Pensilvania, Indiana, Tennessee, Nuevo México y Nevada.

"Con este entusiasmo, esta intensidad, ganaremos Florida", dijo el senador por Arizona ante varios cientos de seguidores en Tampa, con una voz somnolienta tras haber plegado velas el domingo bien pasada la madrugada.

Obama estrenó también la jornada en Florida, el estado que dio la victoria al actual inquilino de la Casa Blanca, George W. Bush, en el 2000 y donde los dos candidatos están ahora empatados.

"Tras ocho años de las políticas fallidas de George Bush y 21 meses de una campaña que nos ha llevado desde la costa rocosa de Maine a la soleada California, estamos a solo un día del cambio en América", afirmó el demócrata en Jacksonville (Florida).

El senador por Illinois, que aspira a convertirse hoy en el primer presidente negro de E.U., visitó también Carolina del Norte y cerró su campaña con un mitin en Virginia.

Primeros resultados

Washington, AFP

Millones de estadounidenses ya sufragaron por adelantado en la elección presidencial, pero el día clave sigue siendo hoy martes 4 de noviembre, cuando los centros de votación deben recibir a una oleada de electores en una maratónica jornada, de New Hampshire hasta Alaska.

Cerca de 20% de los 153 millones de estadounidenses inscritos en las listas electorales ya votaron, ya fuera por correo o en las oficinas que estuvieron abiertas por adelantado, como una medida para reducir la afluencia el martes, en estos comicios en los que se espera una participación récord.

La mayoría de los analistas no espera conocer el resultado final, cuando alguno de los dos candidatos, Barack Obama o John McCain, sobrepase la cifra de 270 grandes electores del colegio electoral (de 538) y consiga la presidencia.

Obama, discípulo de Luther King y Kennedy

WASHINGTON, AFP

Primer negro con posibilidades de llegar a la Casa Blanca, Barack Obama, 47 años, candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos es comparado por algunos con John Kennedy por su carisma y el espíritu de cambio que dice encarnar.

Obama, preferido por los sondeos, buscó convencer al país profundo, preocupado por la crisis económica y el papel a jugar por Estados Unidos en el mundo, de que es la persona correcta para el momento.

El candidato demócrata ha caminado mucho para llegar a este punto. Cuando nació el 4 de agosto de 1961 en Hawai, de un padre negro de Kenia y una madre blanca de Kansas, los casamientos interraciales estaban prohibidos en numerosos estados del Sur de la Unión (fueron legalizados por la Corte Suprema en 1967).

“¿Quién iba a creer que un negro de poco más de 40 años, llamado Barack Obama, resultaría el candidato del Partido Demócrata?”, se preguntó él mismo este verano luego de ganar las primarias ante la por mucho tiempo favorita Hillary Clinton tras unas elecciones primarias intensamente disputadas.

Barack saltó de la sombras una tarde de julio de 2004. Entonces era un casi desconocido legislador estatal de Chicago (Illinois, norte) cuando dio un discurso en la convención demócrata.

Millones de estadounidenses se vieron reflejados en este hombre delgado, que pidió el voto por el entonces candidato John Kerry y, sobre todo, para promover la reconciliación de los estadounidenses dejando de lado las diferencias partidarias, raciales, de edad y de sexo.

Si resulta elegido, Obama pretende ser el presidente de esta reconciliación. Reivindica el legado de dos héroes, el de Martin Luther King, emblema de la lucha por los derechos civiles, y de John Kennedy, paradigma de la juventud y la seducción.

John McCain, experiencia y heroísmo

WASHINGTON, AFP

John McCain, héroe de la guerra de Vietnam, pondrá una vez más su destino en manos de los estadounidenses cuando hoy se enfrente tal vez a su batalla más difícil: la conquista de la Casa Blanca.

Con 72 años, el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, que padeció torturas y aislamiento durante los cinco años que fue prisionero en las celdas del “Hanoi Hilton”, ya no combate en el frente militar, sino en pos de cautivar los corazones de sus compatriotas.

Senador desde hace 21 años por Arizona (suroeste), John Sidney McCain nació el 29 de agosto de 1936 y es el heredero de una dinastía militar al servicio de Estados Unidos desde su independencia, en el siglo XVIII.

En caso de triunfar en la carrera por la Casa Blanca, este viejo zorro de la política de cabellos blancos y pálida piel se convertirá en el jefe de Estado de mayor edad al momento de asumir un primer mandato en Estados Unidos, en contraste con su contrincante demócrata, Barack Obama, de 47 años.

Publicidad
Publicada por: Washington, EFE